Medio Ambiente

Cambio Climático 2019: La nueva normalidad



Cambio Climático 2019: La nueva normalidad - Medio Ambiente

Este año 2019, y en especial las últimas semanas, se está convirtiendo en un continuo llegar de noticias relacionadas con el cambio climático, debido en gran parte a las olas de calor en Europa, Alaska y Siberia, y la extrema situación de las regiones del Círculo Polar Ártico.

Fuertes olas de calor en Europa y Alaska

En varios países de Europa se han alcanzado temperaturas extremas y que han batido los récords de esos países. Francia ha alcanzado por primera vez en sus registros los 46ºC y Holanda ha superado por primera vez los 40ºC. Luxemburgo, Bélgica, Alemania y Gran Bretaña han batido también sus respectivos récords de temperatura máxima absoluto durante este verano de 2019.

En Alaska, varias poblaciones también han superado su récord máximo de temperatura durante este verano, incluida la capital, Anchorage. Y zonas de Siberia Oriental han sufrido también intensas olas de calor.

Mientras, en Groenlandia los termómetros también han alcanzado valores inusualmente altos, provocando el segundo mayor deshielo en un día que se recuerda en la capa de hielo de la isla. También este año, Groenlandia está sufriendo uno de los veranos en que se ha derretido una mayor cantidad de hielo. Y este verano se ha conocido que en Islandia colocarán una placa en conmemoración al primer glaciar islandés que desaparece por el cambio climático. Además, el mar alrededor de Alaska se ha quedado sin hielo en sus costas y la zona más cercana con capa de hielo en el mar se encuentra a 240 kilómetros de esta región americana.

El casquete polar ártico, por su parte, se encuentra en sus registros más bajos para esta época del año, superando incluso al registro de 2012, el año que se produjo el récord de extensión mínima de hielo marino en el Ártico. Sin embargo, este año no se espera que se vaya a superar ese récord, aunque se quedará en uno de los registros más bajos que se recuerdan.

Intensos incendios forestales en Rusia y Alaska en verano de 2019

Con todo esto, la temporada de incendios dentro del Círculo Polar y en sus inmediaciones ha sido intensa. En julio, los incendios forestales obligaron a declarar el estado de emergencia en varias regiones rusas debido a que el humo estaba afectando a multitud de poblaciones, especialmente en Siberia. Algo que lleva pasando varios años, pero en este 2019 parece que de forma más notable.

El humo de esos incendios de regiones remotas de Rusia llegó hasta Estados Unidos y Canadá. Y aunque inicialmente se habló sobre un origen natural de esos fuegos, a comienzos de agosto las autoridades rusas confirmaron que varios de ellos estaban relacionados con la actividad maderera ilegal y habían sido provocados. Los extensos bosques de taiga rusos perdieron en unos 2 meses hasta 7 millones de hectáreas, según ha publicado Bloomberg, y en lo que va de año, hasta comienzos de agosto, Rusia ha visto como más de 13 millones de hectáreas han ardido.

Estados Unidos y Canadá también han visto arder sus bosques, en especial el estado de Alaska en el que los incendios forestales fueron también muy numerosos durante el mes de julio, debido en parte a las altas temperaturas. Hasta principios del mes de agosto habían ardido en Alaska unas 970.000 hectáreas. Además, en este estado se han producido muertes masivas de animales debido al calor.

En cuanto a Canadá, depende del estado en el que nos fijemos. Así, mientras Alberta está sufriendo este año uno de los peores que se recuerdan, el estado de British Columbia lleva una superficie quemada 6-7 veces menor que en el año 2018, a día 5 de agosto. En Alberta se han quemado casi 900.000 hectáreas, con datos de finales de julio, donde destaca el incendio de Chukegg Creek que ha estado activo durante más de dos meses y ha arrasado unas 350.000 hectáreas.

Muchos de estos incendios en estos tres países han tenido, y tienen, lugar dentro del Círculo Polar Ártico, donde parece que este año están ardiendo bastantes más hectáreas de lo habitual.

2019: La nueva normalidad con el cambio climático

Todos estos datos a lo que apuntan es a que esto se puede convertir en la nueva normalidad. De hecho, es lo que ya está sucediendo. La ola de calor que tuvo lugar en Europa en el mes de julio y que llevó a batir varios récords de temperaturas máximas en varios países es ahora entre 10 y 100 veces más probable que ocurra (según las zonas) respecto a hace unos 50 años, según un estudio preliminar.

En cuanto a los incendios, se viene observando durante los últimos años un aumento de los mismos en las zonas cercanas al Ártico. Los incendios forestales en Siberia, por ejemplo, no suponen un récord de zonas quemadas en Rusia pero pueden apuntar a que lo que sucede este año puede convertirse en la norma durante años venideros. Según datos recopilados por Bloomberg en 2003, 2008 y 2012 hubo meses peores en cuanto a terreno quemado en Rusia, aunque el total anual va camino de situarse entre los años con más hectáreas arrasadas por los incendios.

En definitiva, los sucesos relacionados con el clima de este 2019 reflejan a lo que tendremos que acostumbrarnos en los próximos años y décadas. Esta será, con gran probabilidad, la nueva “normalidad”.

Créditos imagen: Earth Observatory, NASA

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Dani Ramos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información