Viajes y ocio

Camboya: la asiática desconocida



Camboya: la asiática desconocida - Viajes y ocio

¿Estás pensando en un viaje a Asia? Esto te interesa.

Cuando uno piensa en viajar a Asia (en concreto al sudeste asiático) seguramente lo primero que se le viene a la cabeza sea Tailandia: playas paradisíacas, selvas y monumentos. Pero hoy te voy a recomendar otro destino que, personalmente, me parece mucho más interesante: Camboya.

Tailandia es un destino espectacular, sin duda alguna, pero hay otros países asiáticos tanto o más espectaculares y notablemente menos masificados, como su vecina Camboya. Una de las mejores cosas de viajar a Asia es adentrarse de lleno en su cultura, sentir que uno se encuentra en otro mundo, y gracias a la cada vez mayor masificación de Tailandia, ese choque cultural es cada vez menos sorprendente en ese país. Por el contrario, llegar a Camboya es realmente como llegar a otro mundo. Es algo que se siente apenas uno se baja del avión.

Si piensas en Camboya, probablemente pienses en los templos de Angkor. Se trata de un grandísimo complejo de templos que se remontan a la época dorada del imperio Khmer, allá por el siglo IX y X. Uno no puede irse de Camboya y, en general, del sudeste asiático, sin conocer este lugar, ya que se trata de uno de los lugares más espectaculares del planeta. Los templos se encuentran muy cerca de la ciudad de Siem Reap y la forma más común y sencilla de recorrerlos es contratar a un conductor de tuk tuk durante los días que dure la visita.  Existen pases de uno, tres y siete días. Yo recomiendo  el de tres días, ya que en un día no da tiempo a empaparse de tanta belleza y siete pueden resultar excesivos. También recomiendo empezar el primer día por los templos más alejados, como el de Beng Mealea (a unos 60 km de Siem Reap), el segundo día para el circuito largo (Banteay Srei, Pre Rup, Neak Pean o Preah Khan, entre otros) y el tercer día para el circuito corto. Se llama corto porque incluye templos cercanos entre sí, pero a la vez los más grandes: principalmente Ta Prohm, Bayon y la gran joya Angkor Wat.

Pero esas maravillas no son los únicos atractivos turísticos que el país tiene para ofrecer. A unos 300 km al sur de Siem Reap se encuentra la capital del país, Phnom Penh, con numerosos lugares que visitar. También podéis conocer Kampot y Kep, dos pueblos costeros cercanos a la frontera con Vietnam e ideales para adentraros más todavía en el espíritu camboyano. Y si os apetece algo de playa, tenéis numerosas opciones como la turística Sihanoukville o la no tan turística isla de Koh Tonsay. En cualquier caso, recordad que a pesar de hablar de lugares «turísticos» en Camboya, no existe ni de lejos esa masificación, en ocasiones asfixiante, que sí se encuentra en Tailandia.

No solo vale la pena visitar Camboya por sus atractivos turísticos, sino por su gastronomía y por su gente. He tenido la suerte de conocer bastantes países y Camboya es uno de aquellos donde mejor he comido y, sin duda alguna, donde mejor me han tratado. La inmensa simpatía de los camboyanos es totalmente auténtica y nunca tienen la intención de agobiar o acosar a los turistas, como sucede en Vietnam (no siempre) y en otros tantos países.

En definitiva, monumentos y paisajes espectaculares, un pueblo maravilloso, una gastronomía deliciosa y escasa masificación hacen que Camboya sea uno de los mejores destinos para adentrarse profundamente en la cultura asiática.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Dylan27

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.