Salud

Canalizando el enfado

Canalizando el enfado - Salud

Los nubarrones a veces no traen tormenta

Lo ves todo negro. La tormenta amenaza con truenos y relampagos y esas nubes que crees que traerán  la lluvia del siglo. Pero no, a las nubes se las lleva el viento y la tormenta no llega a formarse. No llovió ni una gota. Así que  dejas la ropa en el tendedero y abres la ventana para que entre el sol…¡que paz!

Asi es un enfado canalizado. Un proverbio bíblico dice: «Un corazón calmado es la vida del organismo de carne.»

¡Que ciertas son estas palabras!

Todos por experiencia propia y sin necesidad de medicos o científicos que nos lo digan, sabemos lo que significa estar estresados por un enfado. No importa con quién, siempre acabamos muy saturados de estres que se convierte en urticaria, palpitaciones,  ansiedad,  y cosas mas graves.

Y claro, el proverbio es cierto pero ¿cómo calmarse? O mejor,  ¿como NO llegar al enfado?

Es difícil pero no imposible. Se trata de algo tan simple como,  antes de decir algo feo o indeseable a quien queremos y respetamos o a cualquier otra persona que nos provoque, retirarnos. Es decir no echar leña al fuego. Si es necesario nos vamos hasta que se apacigüe la situación y la sensación de ira. Puede tardar en desaparecer de 20 a 30 minutos mas o menos pero desaparece. Entonces es cuando con calma podremos solucionar el asunto con la otra persona. Os garantizo que esto funciona.  Y sobre todo con la persona a la que amas de verdad que puede ser el esposo o la esposa. Les amamos,  y no queremos hacerles daño.  Aunque nos lo hayan hecho ellos a nosotros.

Luchar por canalizar el enfado o la ira es una batalla de la que se puede salir vencedor. A lo mejor al principio puede resultar difícil pero los resultados son magníficos.

No nos consideremos  tan importantes como para ofendernos por cualquier cosa,  o aún si no es cualquier cosa,  pensando que es mejor el perdón que la venganza y que la venganza en sí no trae buenas consecuencias como vemos a diario .

Y recordemos que SIEMPRE habrá una situación posterior en la que nosotros seamos los que hemos ofendido y tengamos que buscar el perdón.

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Anma

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.