Cine y Televisión

Cancelan la tercera temporada de Velvet Colección y nosotros decimos gracias

Cancelan la tercera temporada de Velvet Colección y nosotros decimos gracias - Cine y Televisión

Velvet Colección es el spin-off más innecesario del mundo. Si bien se lo esperaba con mucha devoción después del éxito que significaron las temporadas de Velvet, la verdad es que después de la primera temporada bajó muchísimo la atención y aquí están los principales problemas.

Velvet Colección nació como un spin-off (una serie que nace a partir de otra, conservando algún punto en común con la original) de Velvet, la serie exitosa que reconcilió a muchos con el melodrama. En la primera temporada, puesta al aire por Movistar+, supimos que Ana y Alberto vivieron felices para siempre junto a su hijo, pero que varias cosas habían cambiado, como por ejemplo la locación. Velvet Colección empieza a relatar la apertura de la sucursal de Galerías Velvet en Barcelona con un elenco formado por varios personajes entrañables de la serie original. Pero, si hasta ahora todo marcha bien y hay buenos condimentos que parecen atrapar, ¿por qué no funcionó? Si no la viste aún, es hora de retirarte porque hay muchos spoilers.

Luego de dos temporadas, Velvet Colección fue cancelada a pocos días de comenzar el rodaje de su tercera temporada. Y la verdad, con mucho dolor de fanática, agradecí que no se dilate la historia más de lo que ya se había pisoteado.

Una tristeza inmensa.

La serie comienza enterándonos que nuestro personaje favorito, al menos el mío, murió dejando a Pedrito (Adrián Lastra) viudo y padre de dos mellizos saltarines. Rita (Cecilia Freire), nuestra amada Rita, no podemos empezar la serie sin vos. Bueno, tuvimos que adaptarnos al menos por los primeros capítulos. Además, si bien hay participación de Ana Ribera (Paula Echevarría), la historia cambia totalmente de protagonista. Es que la nueva sucursal necesita de una nueva cabeza: Clara Montesinos (Marta Hazas), y es ahora el triángulo amoroso central: Clara, Mateo y el guapo de turno.

También hay personajes entrañables como Don Emilio (José Sacristan) y Doña Blanca (Aitana Sánchez-Gijón), Enrique (Diego Martín), Raúl (Asier Etxeandía), Jonás (Llorenc González)… Y las generaciones que le siguen, como los ya adolescentes (medio adultos, a decir verdad) Manolito y Lourditas. No vamos a decir que no nos alegra ver cómo fueron avanzando en la vida, como es el caso de Jonás que se ha transformado en un gran diseñador en Francia y vuelve para ser profeta en su tierra con su ayudante Marie, con la que tiene tanta tensión sexual que pinta casorio.

Repetir no siempre es la solución.

Hay elementos que se repiten y que parecen efectivos. Los momentos de las chicas Velvet, que ahora son protagonizados por las Martas (Marta Hazas y Marta Torné) encarnando a Clara y Paloma; siguen siendo agradables para un público que creció de la mano de Clara, Rita y Ana como las amigas inseparables. Los triángulos amorosos, elementos reconocibles en las telenovelas; los regresos de personajes entrañables… Todo parece repetir la fórmula del éxito de Velvet original. Pero no alcanza. Luchan por mantener la esencia de la serie original, y lo intentan muy bien, pero nada parece funcionar.

Las tramas parecen no tener conexión entre ellas, la unión entre los personajes es casi nula. Las Galerías perdieron algo de su magia, magia que le daba la historia épica de amor de Ana y Alberto.

Mucho ritmo…pero del equivocado.

Los episodios duran menos que la entrega original y parecía ser una hermosa idea para los que nos cuesta la atención por un tiempo prolongado. Pero no hay mucho ritmo en las historias, falta banda sonora y hay muchos silencios. Como si esto fuera poco, hay intervenciones muy forzadas de repetidas escenas de flamenco y tablao de la mano de Mónica Cruz. Si bien tienen relación con la trama, por ahí no se comprende que de 50 minutos, haya más de 20 de tablao y flamencada.

La tela de araña que no sostiene.

Para ser sinceros, Velvet dejó la vara muy alta. Las tramas, las relaciones entre los personajes, el lugar central que ocupaba el amor por las tradiciones de las Galerías, la familia siempre unida y entrincada… Todos condimentos de una historia que fue un éxito. La fuerza de la historia de amor entre Clara y Mateo ya no alcanzaba, ni el humor de Raúl, ni el recuerdo de la hermosa historia original… No alcanzaba contar con talentos consagrados como Imanol Arias y Adriana Ozores en el elenco. No alcanzaba la frescura juvenil, ni el regreso de la mejor villana del mundo, Cristina Otegui (Manuela Velasco).

Hay que reconocer que los creadores se enfrentaban a un túnel peligroso que era sostener el éxito y dar al público un producto igual o mejor al original. Y no hay con qué darle: los intentos no resultaron y el túnel se derrumbó sobre la cabeza de los personajes más lindos y complejos del mundo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.86 - 81 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Mauge Sologuestúa

4 comentarios

  • Coincido en todo. Peor lo peor para mí es el desarrollo de clara. La han convertido en el peor personaje protagónico que he visto en una serie. Su desarrollo se ha resumido en liarla cada temporada con el guapo de turno.

    • Convirtieron a Clara en una tonta sin cabeza, mientras que siempre admiramos lo inteligente que era para ascender en su trabajo sin deberle nada a nadie.
      Y lo que más odié es que tardaron 4 temporadas en Velvet para consolidar a Clara y Mateo, para… echarlo a perder en Barcelona.

  • Y los personajes que aparecen están todos desvirtuados: el desarrollo de Clara en las dos temporadas de Velvet colección es liarla con el guapo de turno en vez de interiorizar en el devenir del personaje y darle más profundidad. ¿Qué fue de la Clara de antaño con inquietudes profesionales? Y la historia con Mateo de tanto alegarla perdieron hasta la magia de la pareja. Una de las gracias de la pareja es que no necesitaban a nadie que se interpusiera entre ellos: eran sus tiras y aflojas, sus dudas y sus ganas de estar juntos. y eso se ha transformado en que la mayor inquietud es saber con quién van a liar a Clara en cada temporada y en liarla y enamorarla de todos. Desarrollo de personaje protagónico pobrísimo.
    Y en el caso de Mateo sólo tuvo protagonismo en la 2, en la primera estuvo desaparecido por Fariña y no me gustó la forma de sacarlo ni la de volverlo a meter. ¿Tiene que renunciar Mateo a todo para qué Clara sea feliz? Para eso mejor que los separen definitivamente. Y encima le han quitado la gracia de meter a la familia de Mateo: sus madres, que aportaban más toque cómico.

    yo no veo química entre las nuevas chicas velvet. Intentan repetir el esquema de la serie original, pero Rita es mucha Rita y Ana mucha Ana. Ninguna de las nuevas llena la ausencia de las otras dos. Le falta alma a la relación de ellas.

    La forma de sacar a Asier de la 2 temporada ha sido vergonzosa. le han dado más importancia a Velencoso, por eso de ser el tío que vino para tirarse a Clara, que al mejor personaje de la serie. y claro eso se nota. Velencoso como actor no está a la altura. asier merecía haber sido el prota absoluto de la 2 temporada y despedirse por todo lo alto. pero se va por la puerta de atrás porque Velencoso y la boda de Pedro era más importante que la despedida de uno de los buques de la serie. Y encima se va habiendo destrozado la segunda mejor historia de Velvet- tras Ana y Alberto- que era la de él con Aitor Luna. Muy mal la forma de finiquitar la relación de estos dos en la primera temporada de Velvet colección.

    Y habría que añadir como problema meter actores por doquier y no saber cerrar sus tramas o desarrollar los romances a todo vapor sin dar profundidad a los personajes y sus historias. pasa con el pobre desarrollo de clara, y con el desarrollo de la historia de Pedro. los personajes son planos, sin matices ni colores.

  • Una pena pero coincido: no tendría que haberse hecho una secuela de esta gran serie. Al menos el capítulo final cierra la mayoría de las historias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.