Literatura

Capitulo: Inframundo



Capitulo: Inframundo - Literatura

Capitulo: Inframundo

No sentía mi cuerpo… No sentía mi aliento, ni calor, ni frío. Abrí los ojos y solo vi oscuridad a mi alrededor, estaba completamente solo y no recordaba que había ocurrido o como llegue a esté vacío, sin fin.

Sentí que pasaron horas, días o incluso semanas en esa soledad infinita. A medida que pasaba el tiempo, enloquecía cada vez más, veía alucinaciones, oía voces y sentía que alguien me veía. Me dolía el cuerpo, mi estómago se retorcía, sentía que estaba ahí para ser torturado, hasta pedir clemencia

Cuando llegaba a la completa agonía, surgió una luz que me cegó, cuando logre abrir los ojos, estaba acostado sobre ceniza y sentía un calor enorme, que me quemaba, había árboles cerca, pero estaban secos y parecía que toda vida alrededor, simplemente se habría secado.

Con dolor, me levanté y miré al frente, a unos paso de mi, estaba parado (inserte decripción de Sankat aquí), me miraba fijamente.

-¿Donde estoy?¿Quién eres?- Pregunté con el poco aliento que me quedaba

– Estas en mis reinos, el mundo de la oscuridad o como ustedes los conocen, El Inframundo- Dijo sin desviar la vista o moverse, haciendo una sonrisa sarcástica- Y en cuando a mi, yo soy Sankat, conocido también como la Parca o La muerte- Se rió por un momento

Estaba paralizado, no sabía si era por la agonía que sentía o esta parado frente a la muerte misma… Tal vez era el hecho de que eso significaba que estaba muerto.

-Si esto es el inframundo, entonces significa que estoy muerto- Mi cabeza retumbaba de dolor- ¿Qué era aquel lugar, donde estaba… Donde me torturaba?-

-Se llama el Limbo, es un vacío de la existencia, en la que van todas las almas, que murieron repentinamente y todavía no pertenecen a alguno de los mundo astrales- Mientra hablaba, empezó a acercase. Intentaba alejarme, pero mi piernas no respondia- Pude haberte sacado antes de ahí, pero quería que vieras, lo que te pasará si no te comportas-

Intente dar un paso, pero me desplome al piso, ya para ese punto no sabía si arrastrarme por el suelo o escucharlo.

-Te recomiendo, que te quedes quieto, porque mi paciencia no es infinita y sé que no quieres volver al Limbo- estaba a dos paso de mi. Me tendió una mano, mientras realizaba una risa sarcástica.

No tome su mano, él se mantuvo de pie a mí lado y me miró fríamente

-¿Qué es lo que quiere de mi?¿Que quiere que haga?- Pregunté, mientras sentía que mi vida se iba con cada palabra.

-Quiero que seas mi siguiente Heraldo y que prepare mi llegada a la tierra, con el siguiente eclipse- Apunto hacia arriba- Después de lo que te diré, te ofrecere dos opciones, ser mi Heraldo o… Bueno, eso no importa- De la ceniza se formó una silla, en la cual se sentó.

Si no acepto ¿Qué hará?- dije temeroso, pero tratando de imponerme- Ninguna tortura que me haga, hará que acepte un trato con usted. Piensa que no he leído las leyendas sobre Sankat, el Ente de la oscuridad, que si toca tierra, traerá la muerte a todos.

Se rió con fuerza y luego me miró.

-Tonto mortal, las torturas que planeo, son peores, que una eternidad en el Limbo- Rió con sarcasmo- Por otro lado, esa simple leyendas, no relatan, ni la mitad de lo que pienso- Se quedo pensando un momento- Tengo una gran venganza que cobrar…

-No importa, jamás seré tu Heraldo y nunca dejare que llegue a la tierra- Dije, usando gran parte de la fuerza que me quedada.

– Y ¿Qué piensa hacer?¿Resistirte a las torturas, hasta morir otra vez? Mientras que desea que tu amigo Eliot (el que te dejo caer) te salve- Sonrió por un momento- El está por ahí con Sury, haciendo lo que le dice Hauka. Mientras te dejan a ti aquí, en el inframundo.

-¿A qué te refieres?- pregunté confundido.

– Jum… Eres más tonto de lo que pensé- uso las cenizas del suelo, para forma otra silla- Toma asiento, tienes mucho por saber.

Me senté poco a poco, en el fondo sabía que no debía, pero para ese punto, sentía que debía duda de hasta mí mismo.

¿Qué es lo que me ocultas?- Pregunté después de sentarme.

-Yo no te oculto nada, mortal, siempre seré directo contigo. Pero tus amigos… En cambio…- Dijo

– ¿Mis amigos?-Hubo un momento de silencio, como si él pensara que decir

-Track… Eliot te dejo caer… Para estar con Luisana- Dijo despacio, con una expresión de lástima.

-Eso es imposible- Dije impactado

-Eliot te solto, porque tenía miedo de que al ser Caballero, Sury se enamorara de ti- Se levantó (El trono de ceniza se deciso), miró a lo lejo- Él quería estar con ella, desde que eran niños y sabía que tú también la quería. Por eso tenía miedo de que se fuera contigo.

-No te creo, he conocido a Eliot toda mi vida, sé que no haría eso- En mi cabeza pasaban muchos pensamientos, hasta el punto en que no sentía la agonía de mi cuerpo- Me tratas de engañar para que te ayude en tu venganza sin sentido.

-No es una venganza sin sentido- Tenía un tono de irá en la voz- Ellos me quitaron mi derecho de pertenecer a los seis elementales y no querían que nadie usará mi atributo- Se empezó a levantar ceniza del piso- Y luego, cuando intenté imponerme, me encerraron en este lugar-

De pronto se calló y hubo silencio alrededor.

-Disculpa, es un mal recuerdo. Y hablando de recordar, si no crees lo que te dije, recuerda el momento en el que caiste. El momento en el que el templo se derrumbaba y tú caes al vacio- Se acercó a mí y puso su mano en mi cabeza- Recuerda…-

Por mi mente paso el momento desde que entramos al templo, hasta que caí. Recordé que le advertí a Eliot, que el templo estaba en mal estado y que tuviéramos cuidado. Pero el decía que todo iba a estar bien, que si hubiera un problema, estaría escrito en el diario de su madre.

También recuerdo, que Luisana lo apoyaba, y decía que me tranquilizara, porque Eliot tenía todo controlado. Exploramos, hasta llegar (a lo que el diario llamaba), el salón sagrado, donde podías comunicarte con lo Entes.

En ese salón había un cristal, que la madre de Eliot, describió como el único artefacto que te permitia hablar con Hauka, el Ente de la Luz. Le advertí a todos que parecía muy fácil, como estaba ubicado el cristal, pero no me es escucharon, al parecer solo hablaba entre ello dos.

Cuando Eliot agarro el cristal, esté se hizo polvo y fue cuando empezó a derrumbarse el templo. Empezamos a corre y de pronto nos encontramos en un pasillo, que daba hacia el risco. El suelo colapso a mis pie y empecé a caer.

Recuerdo que Eliot me sujeto y que yo le pedía a Sury que usará su magia de tinta para ayudarme a subir. Pero no recuerdo porque no lo hacía ¿Por qué no me ayudaba…? ¿Era por algo del templo…? No…

– Recuerdas por qué caiste- Dijo Sankat

…¿Era por qué Eliot no queria…? Si… Era por eso, Eliot le decía a Sury que no se acercara y ella le hacía caso. Ninguno de los dos quería salvarme realmente…

-Ellos me dejaron caer- No lo podría creer, pero… Fue asi- Eliot queria que yo muriera…

-Asi es, tu amigos te traicionaron, al igual que yo fui traicionado, por aquellos en quienes confiaba- Se acercó y se inclinó enfrente de mi- Es hora de que busques venganza, como yo.

-No, no te ayudaré- Dije ejerciendo resistencia.

-Ellos te traicionaron y ahora están ayudando a aquellos que me traicionaron- Tendió su mano derecha- Podemos ayudarnos mutuamente, en obtener la venganza que nos merecemos.

-Pero… Cómo sé que puedo confiar en ti-

-Solo acepta ser mi Heraldo y te daré el poder que mereces, con el cual podrás vengarte. A cambio, solo tienes que ayudarme a regresar a la tierra, para hacer pagar a aquellos que me quitaron lo mio-

-¿Y como te ayudaré a hacer eso?- Pregunté mientras pensaba en su oferta.

-Buscaras las cinco Artefactos de Sobra, armas creadas por mi nigromantes, con la finalidad de combatir la magia elementales- Hizo una pausa- Después de la guerra del Eclipse, cada aldea escondió las armas en distinto lugares alrededor de Siru. Si la consigues, tendrás mucho más poder de lo que yo te podría dar y así lograrás vencer a Eliot.

-¿Cuáles son las armas? ¿Y qué ganarás tu, si la consigo?-

-La Katana que corta el Sol, la Kama de los Sietes mares, El Shakra de los cuatro vientos, La Lanza de Odín y por último, El Espejo de sombra- De las cenizas salieron las figura de los cinco artefactos- Cada una hecha para repeler su elemento. Pero la última, El Espejo de Sombra, es la más importante, no combate la luz, está hecho para absorberla-

-Piensa usarlo, para absorber la magia de luz, del sello que te mantiene aqui- lo dije prediciendo su plan.

-Exacto, en un año habrá otro eclipse, ese día tendré suficiente poder, para manifestarme en la tierra. Pero primero tengo que rompe el sello, usando el espejo- Tendió se mano otra vez- Si aceptas ser mi Heraldo, te daré la lágrima de la oscuridad, con la cual te daré el poder que necesitas para volver. A cambio buscaras los Artefactos de los Nigromantes para mí… Y para ti. Pero principalmente, tienes que buscar el Espejo de Sombra, para que me liberes el día del eclipse- Hubo un momento de silencio- ¿Aceptas?-

En ese momento, no sabía que hacer, estaba abrumado por mi propios recuerdo y ahora, por todo lo que me dijo. Si aceptaba podría termina trayendo a apocalipsis a la tierra. Pero en el fondo quería venganza, al igual que él, si lo ayudaba, obtendría poder y las armas con la cual derrotar a Eliot, solo tenía que ayudarlo a escapar. Además, con todo ese poder, podría derrotar a Sankat, si era necesario…

-Acepto ¿A dónde tengo que ir primero?- Dije con completa seguridad y le di la mano

-A buscar la Katana del Sol, en Sura- Respondió con una sonrisa y creando una lágrima de color negro, con su propia magia.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Javier Díaz

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información