Sociedad

Caracas: la ciudad que se vuelve pueblo

Caracas: la ciudad que se vuelve pueblo - Sociedad

El proceso de modernización de la Caracas del siglo XX alcanzó, además del éxodo del campo a la ciudad, una transformación acelerada de las formas de vida. Es así como comienzan a cambiar rápidamente las maneras de trasladarse de un lugar a otro, pues en una ciudad que se abre paso ante la llegada del cemento y la carretera, obliga inexorablemente a dejar atrás las largas caminatas, los recorridos en bestias para abrirse paso ante el vehículo automotor, trasladarse no será  ahora una tarea que dependerá únicamente del hombre, sino que incluye a la máquina.

Pensar en el siglo XX es una reflexión que conduce a preguntarse ¿estamos ante una vuelta al pasado? Generalmente, el regreso a un tiempo pasado genera satisfacciones, no es casualidad que resulte reconfortante la frase “todo tiempo pasado fue mejor”, pues recordar lo que se ha vivido o experimentado es un ejercicio que ofrece frescura al presente. Sin embargo, el fenómeno de regreso de una ciudad a su pasado permite entender que el proceso de modernización del siglo XX, durante el siglo XXI implica una regresión.

El caso del transporte público es uno de los que Antonio Pasquali, filósofo e investigador de la UCAB  tituló como la  “devastación chavista”, pues se trata efectivamente de un proceso que tiene sus inicios con la presidencia de Hugo Chávez y continuó con Nicolás Maduro dejando como resultado el deterioro de las vías de comunicación, incluyendo carreteras, avenidas, iluminación, entre otras.

Este año 2018 el fenómeno ha conllevado al uso de medios de transporte improvisados, camiones que datan del año 1970 asumen el traslado colectivo por rutas urbanas, calles vacías, o mejor dicho, vaciadas por la huida de sus habitantes van devolviendo a Caracas al siglo XX, un pueblo gigante que comienza a parecer abandonado.

El pueblo de Caracas del 2018 es ahora el lugar para emprender largas caminatas, para sentarse en la plaza porque es el único entretenimiento gratuito, para regresar temprano a la casa porque la luz se agota, de buscar el agua en las faldas de El Ávila, en este nuevo pueblo es fácil recordar de memoria a los pocos vecinos que quedan, poco a poco van retornando las formas de vida del siglo XX cuando no existía la superpoblación y se podía saber fácilmente quien era el médico del pueblo, cuál era la botica para comprar la medicina. Hoy, para los jóvenes caraqueños existen dos o tres bares, un único lugar donde se consiguen los libros,  o un teléfono de alguien que consigue la medicina cual marchante.

Hoy, cuando el siglo XXI se alza universalmente con la bandera del desarrollo y la tecnología, de la robótica y la velocidad, Caracas retorna al letargo de un pasado sin máquinas. Un gran pueblo de 777 km² de superficie que va despoblándose diariamente.

Fotografía: ACN noticias

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Francis Lugorales

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información