Historia

“Caracterización De La Psicología En América Actualmente”

“Caracterización De La Psicología En América Actualmente” - Historia

La psicología en  América se creó con  un clima excepcional de opinión respecto a la naturaleza de la mente, las relaciones entre la mente y el cuerpo; los estados mentales excepcionales, la salud y la enfermedad mental,  gracias a  William James quien llegó a la madurez intelectual, aportó evidencias  sobre la magnitud psicológica que  habían invadido la cultura americana en 1878.

De igual manera Upham extrajo la principal inspiración con tratamiento de la voluntad, reflejando un intento de llegar al compromiso de pensamiento y de la conciencia en lo que se refiere a la libertad mental como fuente de la comprensión psicológica. Por esta razón se pondrán en manifiesto las diversas características que complementan la psicología en América actualmente.

Al respecto “La preocupación por el problema peculiar de las relaciones entre la mente y la función del sistema nervioso no estaba restringida a los filósofos y científicos. La neurastenia había reunido los fenómenos de trance hipnótico, el espiritualismo de los médiums, las alucinaciones, la locura, la salud mental, los fenómenos psíquicos, la cura mental y la naturaleza de la mente y la libertad como una moneda corriente entre los americanos cultos” (Cruz, 2000) fue  el seno de contexto cultural que detectó  William James para guiarse y escribir, dejando material de sobra, presentando contextos, relaciones y contradicciones en el curso de esos conocimientos.

En relación con las implicaciones, la Revista Psicología para América define que la psicología estudiaba lo relacionado con el comportamiento y la mente de las personas” (Rocha, 2013). Esto no quiere decir que no atendiera dimensiones importantes como lo social, lo económico o  lo educativo, pero lo hacía sólo desde su propia óptica, con su propio lenguaje, conceptos y métodos, estableciendo relaciones con otras disciplinas, construyendo puentes epistemológicos entre los distintos saberes disciplinarios con la visión de contribuir con el desarrollo de la misma.

Según (Alarcón, 1988) una caracterización sobre la psicología en nuestro continente ha afirmado que  “es ciertamente una psicología que se funda en hallazgos obtenidos  en Europa y Angloamérica, como ejes de influencia cultural. Esto ha dado lugar a una psicología típicamente etnocentrista. Sus generalizaciones y principios se basan en el modo de reaccionar y comportarse de sujetos de culturas distintas a la cultura latinoamericana y técnicas importadas del extranjero. Todo ello contribuye a que nuestra psicología sea dependiente, de esta dependencia cultural debemos  salir” (pp. 56) lo que le atribuye una  características dominantes difícil de erradicar porque afecta a muchas personas de diferentes países, quizás con costumbres similares pero no imposible como para lograr cierta independencia.

 

 

No obstante;  la psicología en América ayuda en muchas cosas y en distintos aspectos, principalmente  a conocerse a sí mismos, a comprender y resolver problemas cotidianos, a expresar lo que sentimos libremente y reconocer la necesidad de buscar apoyo y ayuda.  Aunque también es verdad que en situaciones conflictivas y de crisis, a veces hay más demanda recurriendo a especialistas.

Otra de las características principales la determina (Watson, 1958), ya que él consideraba que las teorías de Freud eran muy vagas y debía implantarse el conductismo, pues el concepto de conciencia no era útil ni necesario en la descripción, explicación, predicción y control de la conducta, puesto que  la finalidad de la ciencia psicológica era poder predecir la respuesta de un organismo frente a un estímulo en concreto, a raya de los pensamientos y sentimientos. Su prestigio dio un gran empuje al estudio del aprendizaje.

En este sentido, (Burton, 2004) afirma que “los psicólogos con una orientación derivada de la psicología  social de la liberación, combinan las técnicas tradicionales (las encuestas, el uso de métodos estadísticos, entre otros) con el enfoque del nuevo paradigma (las representaciones sociales, investigación cualitativa, la fotografía cooperativa y el drama)  o diversas concepciones relacionadas” (pp.110) lo que demuestra que las investigaciones realizadas son claras y contundentes en lo que quieren señalar, defender y mantener como teoría o posibles hipótesis al realizar estudios a la conducta humana.

 

 

 

 

Siendo de esta manera, estos aportes de la Psicología, como ciencia y como praxis a la historia de los pueblos figuran una dependencia servil a la hora de plantearse problemas y de buscar soluciones trabajando  al margen de los grandes movimientos e inquietudes.

Por ende la psicología en América en la actualidad es una ciencia que pretende reconocer y solventar los problemas conductuales y cognitivos que se presentan en los individuos que afectan su día a día, teniendo como fin mejorar su calidad de vida.

Así mismo, empleando métodos de intervención, hacer del psicoanálisis una corriente humanista  más fuerte donde el psicólogo debe tener  cualidades tales como el ser empático de manera que comprenda y se ponga en el lugar del paciente;  poseer la habilidad de escuchar con atención y  ser objetivo, sin  juzgar ni criticar.

Esto evidencia la necesidad de reexaminar los canales y las  formas de participación que existen en cada  país, con el fin de hacer  una vuelta sobre los pasos a las épocas anteriores, en las cuales las alternativas de participación estén  ligadas a un proyecto político del gobierno (por ejemplo la Unidad Popular), y luego, en los ochenta, mediante la actividad de las diversas organizaciones no gubernamentales. Dada esta situación, es relevante examinar, de una parte, cuáles son las orientaciones de la psicología comunitaria histórica, para hacernos una idea de lo que, en términos de contenido, propone como participación; y, de otra, opinar sobre los tipos de participación actual impulsadas por las políticas del actual gobierno.

 

 

Debido a la dependencia que la psicología comunitaria tenía en esos años con las orientaciones estadounidenses, las propuestas de intervención oscilaron y continúan haciéndolo entre la alternativa de proveer servicios en torno a la salud mental, concebida dentro del contexto sociocultural, otorgando importancia a los factores ambientales, y la alternativa de una psicología orientada al cambio social buscando la justicia social, por medio de la participación de la comunidad. La disciplina definió como sus principales propósitos el quiebre de la condición de dependencia de las comunidades, y la estimulación de sus capacidades de autogobierno (Krause, 1998).

Desde otro punto de vista, la psicología en América se encontraba más direccionada al campo de la teoría basándose en principios y fundamentos instaurados por sus propias escuelas de pensamiento, siendo incluso cuestionadas por la falta del método científico en sus investigaciones en el cual el uso práctico de los conocimientos permitieran instaurar un nuevo interés en su estudiantes.

Por otro lado, garantizar  relaciones  de  intercambio  caracterizadas  por el respeto,  cooperación  y  reconocimiento  mutuo  entre  los psicólogos  y las entidades  de  Psicología. Garantizando además  un espíritu democrático para su funcionamiento  y promover estructuras  organizativas  horizontales  en  las organizaciones que se lleguen a conformar.

Lo  mismo  sucede  con  la Asociación  Americana  para  la formación y   enseñanza de la Psicología con la finalidad de  “contribuir  a  la formación de psicólogas y psicólogos sensibles a la historia y a las culturas de  los pueblos  de América  Latina que  realicen  producción  científica  y desarrollen  prácticas profesionales  que  promuevan  la  independencia,  la libertad, el florecimiento y el bienestar de las personas,  las familias,  los grupos, las comunidades, las instituciones y las organizaciones, dentro de un clima de diálogo, equidad, justicia y paz ”.

También existe el movimiento latinoamericano de Psicología de la Liberación, siendo el psicólogo social salvadoreño Ignacio Martín-Baró su inspirador teórico y su ejemplo práctico. Desde 2003 se vienen realizando congresos en distintos países de  la América Latina: México,  Guatemala, Brasil, Venezuela, Costa Rica, Perú y Colombia.

 

 

En los actuales momentos el movimiento de psicología  de  la liberación   tiene presencia  en todo el territorio latinoamericano y del Caribe La  formación  en  psicología  requiere  conocer  la  historia  y  el desarrollo histórico de estos movimientos  de integración de la psicología en América  Latina;  lo  mismo  que  otras  iniciativas  de  acciones  políticas colectivas que permanecen invisibilidades por la psicología dominante, tales como las publicaciones colectivas, los seminarios y encuentros regionales y las declaraciones conjuntas de rechazo a la violación de derechos humanos dio y le dé el empujón necesario para sobresalir entre otras ciencias sociales.

En otras palabras, se puede decir que avanzar es elemental, en conjunto con  la sociedad de manera generalizada, donde los estudios  que se hagan sea expandidos  hasta las bases del conocimiento en la aplicación de diversas disciplinas acorde a las necesidades que se presenten en los individuos, tomando en cuenta las distintas especialidades de esta ciencia, concediéndole a la psicología actual nuevos enfoques y paradigmas.

 
Bibliografía:
 

Alarcón, R. (1988). Psicologia, pobreza y desarrollo. Consejo nacional de ciencia y tecnología, obtenido de https://bit.ly/2JafXQh.

Burton, M. (2004). La psicología de la liberación: aprendiendo de América Latina.POLIS 04.Volumen UNO. psicolatina, obtenido de https://bit.ly/2JafXQh.

Cruz, M. (2000). La psicología en América. platea.pntic, obtenido de https://bit.ly/2AmEJdo.

Krause, J. (1998). Orígenes y énfasis de la psicología comunitaria latinoamericana y su relación con la participación. open edition, obtenido de https://bit.ly/2ypKXb1.

Rocha, R. (2013). Importancia de la psicología . pepsic bv salud, obtenido de https://bit.ly/2JaSnTD.

Watson, J. (1958). Inicios de la Psicología Actual. psicopsi, obtenido de https://bit.ly/2CZb10C.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Adriana Betancourt

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información