Literatura

Carta a Julia.

Patrocinado


Carta a Julia. - Literatura

Carta a Julia:

“Porque estoy seguro que todo hombre ha conocido alguna vez a alguna Julia, y se ha visto naturalmente cautivado con tan ensordecedora belleza y perturbador dolor.”

Estoy sentado aquí en la calma del mismo sitio donde pensé en ti la primera vez. El aire huele a rosas frescas en primavera como cuando tú estabas, solo que te has marchado, junto con las rosas y la primavera.

Entiendo que hay una línea infinita entre las razones por las cuáles debo dejarte ir, pero no las voy a mencionar porque no tengo tantas hojas en el cuaderno. De ahí que todas las noches sin tardes de mi vida yo te haya adorado, me es suficiente razón para esperarte.

Como la primera hoja que se pierde en los suelos del otoño y el primer copo de nieve que emerge en invierno eres la primera. Mi recuerdo imborrable, y aquello para lo que aún volviéndome loco, siempre tendré una gota de cordura en mi manantial de distorsiones mentales.

Aún perdido en un mundo de placeres, debes saber Julia, que no duermo en las noches por culpa tuya, y que las tardes de dormir, también las paso en vela, volviendo siempre al mismo sitio donde puedo imaginar que se avecina su futuro regreso.

Te he seguido a ciegas sin ir detrás del paso tuyo, queriéndote cada kilómetro que más te alejas, cada respiro que das, siendo mi suspiro más y más tuyo. Reciclando la fuerza del amor que te tengo a cada latido que a mí se me acaba, a cambio de un último beso tuyo, yo podría morir mañana, y si me pides que viva, digo que ya no quiero si esperarte es seguir viviendo preso.
Casi estoy a medio morir desde hace meses, mas no temo. Dicen los escritores que existe vida después de la muerte, mi plan es probar suerte en ella para ver si ahí también existes, (malditos escritores).

En medio de esta carencia de cordura, entiendo que sí eres real, porque dueles. Dueles mucho mi querida Julia, y sé que en todo caso la verdad siempre va a doler más que la mentira, por eso estoy seguro que existes, de otra forma no dolerías tanto.
Y perdona si te suena a reclamo, pero no podía dejar de reprocharte un poco el haberte ido. Pero aún te espero, como hoy en la mañana y como ayer en la tarde. Mas no sé si para la siguiente noche siga vivo, así que si la fortuna me acompaña, esperaré una vez más por tus besos.

Que no suene a tragedia mi adorada Julia, lucho aún por la vida que me has regalado, pero sin ti las fuerzas no me bastan ni a migajas. Y con toda la sequía de sueños al dormir, te doy las gracias por enseñarme a soñar despierto. Porque entre senderos de “por siempres” que no duran toda una vida, mi amor por ti esperaría una eternidad. Y hay muchas eternidades en una vida, y existen muchas vidas en una eternidad. Y yo te quiero en todas las vidas y te espero una eternidad más.

-Gael Chávez.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.78 - 9 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gael Chavez Cervantes

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información