Literatura

Carta A La Vida

Carta A La Vida - Literatura

Me secaré de tanto llorar. Me haré pequeño para que te sientas como un gigante.  Tiraré todas las puertas que sean necesarias, aún cuando solo estén en mí imaginación.

Te subiré al cielo, aún sabiendo que el lugar que me corresponde está en el infierno. Saldré volando, porque yo perdí todo, por el peso de mis emociones.

Me aprenderé tus canciones favoritas y haré que prohíban en todos los lugares mi voz. No me importa. Podrán amordazarme y obligarme a no hablar; pero hay silencios que jamás se podrán callar.

Nadaré a lo más profundo de ti, y te traeré tierra virgen de lo más escondido del mar. Todo, a pesar de que temo el agua y siento escalofríos por ahogarme en la oscuridad.

Madrugaré y afrontaré el frío invernal, para tus metas ayudarte a superar. Estaré detrás de ti siempre, por si desfalleces en la carrera. Eso sí, permíteme ser el primero en ver tu felicidad al cruzar  la meta.

Sufriré todo el dolor del mundo por los dos, si con eso me prometes que serás el doble de mi felicidad.

Me verás abrir mi mente y mi personalidad. Allanaré todos los terrrenos, porque sé que tu forma de vivir no conoce la palabra frontera.

Me quedaré ciego para que tu puedas maravillarte con la tierra. Y cuando tú estés ciega, abriré los ojos por los dos para que nada te pierdas.

Me pondré mi mejor traje y saldremos bajo la lluvia. Elegiré mi peor vestimenta para ir a una gran fiesta. Jamás te daré la razón cuando la tengas, pero perderé la mía cuando de ella carezcas.

Haré todo lo que se te prohibió y así sentirás la brisa de la rebeldía. Yo soy un hombre de normas y de leyes, pero tú eres la única que no cumpliría.

Abriré tus sendas más difíciles y las cuidaré con hermosas flores a cada lado. Anunciaré tu llegada por todos los rincones, porque sé que odias hacerte notar. Pero en hacer todo lo que odias, reposa la sonrisa de mi felicidad.

Incluso escribo estás líneas, cuando prometí que jamás lo haría. Dejo que leas lo que escribo, a pesar de que el libro de mi vida siempre está cerrado. Te enseñaré lo que nunca nadie vio; solo prométeme que no huirás, porque debajo de éstas líneas duerme el ser más irracional.

Nadie lo pudo jamás dominar, y tampoco se puede tocar. Solo responde a una hermosa frase que dice: «prométeme que serás tú de verdad».

Te escribiré cuando no quieras leerme. Haré que lo desees todo tanto, que no tengas más remedio que llegar al final.

Y como yo soy tu antídoto, y todo necesito hacerlo a tu contrario, cuando tú estés buscando tu final yo volveré a tu principio.

Todo esto lo sé, porque un día me hiciste llorar. Y cuando ya no pueda más, entonces me lograré secar y todo será un VUELTA A EMPEZAR.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.20 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Pablo Ramos Miranda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información