Deporte

Chuck Wepner: El púgil que inspiró a “Rocky”.



Chuck Wepner: El púgil que inspiró a “Rocky”. - Deporte

El cine y el boxeo han resultado ser a lo largo de la historia unos socios bastante rentables y son míticas películas como “Toro Salvaje”, “Más dura será la caída” o “Alí”, que reflejan el mundo del boxeo. Sin embargo, la unión boxeo-cine no se entiende sin una película en concreto, saga más bien: “Rocky”.

“Rocky” narra la vida de un boxeador de los bajos fondos de Filadelfia sin demasiado futuro y al que un día le llega por casualidad la oportunidad de pelear contra el campeón del mundo de los pesos pesados. Es un combate en principio fácil para el campeón, sin embargo Rocky Balboa decide aprovechar al máximo su oportunidad… y el resto es historia viva del cine.

El protagonista y guionista Silvester Stallone no ideó esta historia de la nada sino que lellegó la inspiración cuando presenció un combate muy parecido al mantenido por Balboa y Apolo Creed en la película. Y sobre todo, Stallone se inspiraría para su personaje en uno de los púgiles: Chuck Wepner, apodado “El sangrador de Bayonne” debido a la facilidad con que le sangraban las cejas en cuanto eran golpeadas.

Durante su carrera, que duraría entre 1964 y 1978, Wepner obtuvo 35 victorias, 17 de ellas por K.O., y fue derrotado por las grandes figuras del boxeo de aquellos años como George Foreman o Sony Liston.

Pero en 1974 su carrera ya languidecía y, como Rocky al comienzo de la película, sus combates ya se resumían en clubes de segunda y tercera categoría. No obstante, le llegó una nueva oportunidad. Ni más ni menos que pelear contra Muhammad Alí, quien había recuperado el título mundial cuando derrotó a Foreman en la famosa pelea de Zaire.

El artífice de aquel combate fue el promotor Don King, quien había acordado con Wepner una pelea con Foreman por el título mundial. Sin embargo era ahora contra Alí, considerado por muchos el mejor boxeador de la historia, contra quien debería medirse. Además, se ponían en juego los títulos de la Asociación Mundial y el del Consejo Mundial.

El motivo de aquel combate era el de servir de preparación a Alí para futuros combates y dicho combate fue calificado como “una pelea entre un pintor de brocha gorda y un artista” por el periodista Larry Merchant en el “New York Post”.

La pelea comenzó como estaba previsto, es decir, con el campeón maltratando sobre el ring al pobre Wepner. Sin embargo, este encajaba los golpes sin caer. Y entonces llegó el noveno asalto, cuando Wepner sacó un certero golpe que mandó a la lona a todo un campeón del mundo.

Tras superar la cuenta, Alí retomó su castigo a Wepner y tan solo a 19 segundos del final del combate Wepner fue noqueado…

Sin embargo, alguien entre el público tomaba buena nota de lo que ocurría y convirtió a Chuck Wepner en toda una leyenda del boxeo…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Retro Reporter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información