Sociedad

Cinco características de los países en decadencia



Cinco características de los países en decadencia - Sociedad

Vivimos en una sociedad hueca, en la era del consumismo, las redes sociales y la propaganda de adoctrinamiento. Muchas personas construyen una imagen socialmente aceptable de si mismas, apuñalando a su ¨yo¨interior. Las ciudades son foco de esto, siendo grandes áreas grises de brillantes luces.

Las ciudades están llenas de políticos inútiles, estafadores, hombres deprimidos y mujeres con el mayor consumo de medicamentos de la historia. La gente es falsa. Los intereses y los deseos excesivos se ocultan bajo un disfraz o se comunican abiertamente a través del cinismo y la hipocresía. Es normal el por qué las corrientes nihilistas y estoicas volvieron a ponerse de moda entre ciertos colectivos.

Cuando tu día está lleno de sonrisas hipócritas, es mejor que trabajes en ti mismo.

En un país falto de valores humanos, sus enemigos potenciarán estos comportamientos y acabarán con estas naciones.

1. Pérdida de soberanía:

Organizaciones como la ONU, controladas e influenciadas por países como China y élites globalistas, que quieren fomentar la destrucción de la soberanía, impidiendo el desarrollo de las áreas rurales, buscando concentrar a las personas en grandes metrópolis, bajo el concepto de ¨Smart Cities¨. Donde nada escapará al ojo escrupuloso del estado, en China ya se está viendo este modelo.

A estas naciones en decadencia, requerirán que las defiendas obligatoriamente, sacrificando tu vida por algo corrupto y en decadencia para que las élites tengan menos bocas que alimentar.

 «crees que morirás por tu país, pero por lo que realmente perderás la vida «.

2. Falta de bondad:

Ser amable significa tener una disposición incondicional, cordial y útil. En una sociedad normal, la bondad sería bandera nacional y se vería promovida. Estas naciones en cambio te dicen que la bondad hacia el otro te hará un perdedor o hipócrita. Actualmente se incita a los hombres a comenzar a servir a las mujeres a cambio de absolutamente nada, y que además, los tratan como una piltrafa, esta falta de autoestima se ha convertido en la bondad aceptada.

En estas sociedades, existen mujeres, que contactan diversos hombres en internet, diciéndoles que lo invitan a arreglar algo en su casa a cambio de ¨algo más¨y luego de hacerlo, los echan de esta y cortan cualquier contacto.

Recuerda que una sociedad transparente en intenciones y empática no interesa a las élites.

Mostrar bondad hacia los malos comportamientos femeninos es algo que alguien con la mente ordenada, jamás hará.

3. Eliminación de las buenas artes:


El arte es de lo mejor que define a una nación.

Es curioso que las más refinadas artes son asociadas con la cortesía, como el teatro o la música clásica, siendo que las élites son las que únicamente disfrutan de estas, mientras que las masas se alimentan con basura cultural.Interesa fomentar la inmadurez juvenil y el narcisismo en los individuos, siendo que el todopoderoso estado te adoctrinará en cosas inútiles para tu futuro, obligándote a ser un eterno niño dependiente de este, convirtiéndose en tu nuevo padre. Ya la propia Isabel Celaá confirma esto.


4. Sociedad revanchista

A los políticos les interesa que los ciudadanos sean separados en bandos y que entren en perpétua confrontación por cosas que no tienen culpa o escapan a su control: nos enfrentan entre progres-fachas, hombres-mujeres, liberal-conservador, católicos-ateos, siendo que el respeto mutuo y el perdón no tienen cabida en esta sociedad postmoderna.

Nos impondrán prohibiciones que en sus falsas democracias,  los ciudadanos jamás podrán opinar o tener influencia en estos estados ya que nunca han sido democracias reales.

Hay que saber a quien puedes perdonar, y de quien no debes y teniendo que cuidarte de este último.

5. La cultura a la gratificación instanstánea:

Como dice el refrán, quien madruga, dios le ayuda. Se ordenado, planificar y dosificar la gratificación es fundamental para lograr grandes cosas. La élite no quiere que hagas esto. Más bien, los que están arriba quieren que busques gratificación instantánea.

Las redes sociales, la comida chatarra, la pornografía y los videojuegos están diseñados para que tengas una avalancha masiva de dopamina desde el principio y vuelvas allí por más. Si sigues este camino, te volverás impaciente, adicto, incapaz de trabajar largas horas sin una gratificación artificial.

Por supuesto, esta mentalidad lo hace dependiente, frágil, incapaz de mantenerse a largo plazo. La impaciencia a menudo se asocia con neuroticismo, inmadurez y búsqueda de validación externa, cosas que te ponen de rodillas ante el estado.

Perseverancia y autocontrol son la clave.

En conclusión:

A las élites les interesa que seas un autómata que responda a órdenes y no tenga criterio ni opinión. Las naciones débiles suelen estár llenas de individuos corruptos mentalmente y con cultura de la vagancia, dejando el camino llano para una invasión extranjera o un sometimiento ante un ente supranacional.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Alex

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información