Cine y Televisión

El cine y el glamour de antaño

El cine y el glamour de antaño - Cine y Televisión

¿Qué diferencia realmente el cine actual al de los clásicos en blanco y negro de mitad de siglo? Sin duda la originalidad, porque las historias estaban visualmente por contar.

Hay un antes y un después tras «El cantante de jazz» (primera película sonora de la historia). Atrás habían quedado Charles Chaplin («Luces de la ciudad) y Buster Keaton («El maquinista de la general), con sus pintorescas historias gesticulares repletas de humor y ternura, y una variedad de films venidos de Europa, en especial de Alemania, como «Metrópolis», «El acorazado Potemkin» o «Nosferatu», que serán recordados por siempre como las joyas del cine mudo.

Pero la implantación del sonido dio origen a un nuevo cine, mucho más técnico y profesional, en el que unos guiones mucho más reales y explícitos, la diversidad de planos fotográficos junto a la utilización del travelling, una cuidadosa descripción de los personajes que resultaban más creíbles, o la incursión de magníficas bandas sonoras, formarían lo que hoy en día conocemos como clásicos del cine en blanco y negro.

Géneros como la comedia romántica o el cine negro, lograron acaparar la atención del espectador que llenó las salas y, a la vez, enriqueció a la Metro, Paramunt, Fox y Warner, los grandes estudios cinematográficos del momento. Los mejores directores (Hitchcock, Wilder, Welles, Curtiz), los actores (James Steward, Gary Grant, Bogart, Marlon Brandon), y las actrices (Marilyn Monroe, Hepburn, Bette Davis), entre otros, fichan por las grandes productoras con contratos millonarios y en exclusividad, estrenando películas de gran calidad como «Ciudadano Kane», «Eva al desnudo», «Laura», «Casablanca» o «Psicosis». Era la década de los años 40 y 50, y Hollywood, se había convertido en la capital mundial del celuloide y del gramour.

También es justo incluir en este breve repaso al cine en blanco y negro, nombres de tan ilustres directores y actores como John Ford, Howard Hawks, John Wayne, Los hermanos Marx, Fred Astaire, Ginger Rogers o Gene Kelly, que también lograron un rotundo éxito en géneros tan populares en la época como el musical, el humor y el western.

Y para terminar, haciendo un símil pugilístico y desacreditando un tanto la pregunta inicial, planteo tres combates entre el ayer y el hoy de difícil evaluación: «Casablanca» versus «Los puentes de Mádison», «Doce hombres sin piedad» versus «Cadena perpetua», «Psicosis» versus «El resplandor».

Para mí ninguna gana por KO, aunque quizás sí a los puntos… Nada, los declaro combates nulos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.60 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

noloro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.