Sociedad

Como Aprender A Tomar Nuestra Decisiones

Como Aprender A Tomar Nuestra Decisiones - Sociedad

En la etapa de la adolescencia los jóvenes se enfrentan a diferentes situaciones que ponen a prueba su capacidad de decisión.
Ya sea decir no a las drogas, negarse a probar alcohol si se va a manejar, o estudiar para un examen antes que ir a una fiesta, se convierten en pel daños que forjan la personalidad del joven y lo preparan para una exitosa o penosa adultez.
Según la psicóloga Olga Susana Otero, “es necesario que los jóvenes visualicen la dimensión real de las decisiones que cada día toman sean grandes o no, pues en esa medida aprenderán a tomarlas adecuadamente y serán consecuentes con ellas”.
En este sentido, desde los hábitos alimentarios que asume, hasta el rendimiento académico que tiene, serán decisiones con importancia, una a largo plazo con la salud y la otra con resultados inmediatos en el colegio o la universidad.
Según estadísticas, casi el 30% de los jóvenes ad portas de salir del colegio aún no saben cuál carrera estudiarán, situación que preocupa a más de un sector pues el futuro de las industrias depende de los nuevos profesionales.
No obstante, la indecisión de los jóvenes no sólo se manifiesta así. Cuando hay que cambiar de colegio muchos adolescentes evitan decidir; cuando se trata de un trabajo grupal muchos relegan las decisiones o cuando se habla de una decisión familiar muchos prefieren no participar.
El psiquiatra Camilo Umaña explica que, “la capacidad de tomar decisiones se forja con el apoyo de los padres hacia los hijos. Es muy importante que en los núcleos familiares se involucre a los niños en la toma de decisiones y se explique el porqué se toma de esa manera”.
Este tipo de comportamiento familiar, agrega Umaña, hará que sea algo menos traumático y dispendioso el proceso de toma de decisiones y que se forje el “criterio de ir creciendo con responsabilidad ante la realidad”.
Si los padres se muestran en desacuerdo mutuo se genera una sensación en el joven de que el mundo tiene una incertidumbre inmanejable, lo que genera personas dudosas y que rechazan la toma de decisiones.
“La mejor manera que estas personas usan para superar su incertidumbre es depender de otros para que tomen sus propias decisiones”, concluyó Umaña.
También es de gran importancia el acompañamiento de los padres en el proceso de toma de decisiones.
La especialista Olga Susana Otero señala que existen varios factores que influyen en la capacidad de toma de decisiones de los jóvenes, “lo primero que se debe tener en cuenta es que todo se enseña con el ejemplo, que existen varias alternativas y que se necesita acompañamiento”.

El apoyo y la autoestima
La capacidad de tomar decisiones parte de la autoestima que tenga el joven y del apoyo que recibe de sus padres.
No sólo basta con desear determinación, el núcleo familiar y un adecuado desarrollo en la etapa de la niñez son fundamentales.
La psicóloga Otero explica que “el diálogo, el acompañamiento y comunicar lo que se percibe de los jóvenes es decisivo”.
Sin embargo, errar es de humanos, y aunque se tenga la mejor formación y disposición en la toma de decisiones, no se está exento de fallar.
El especialista Umaña sugiere que en estos casos lo que se debe hacer es “sentarse a analizar qué dejó de enseñanza el error, todas las consecuencias así sean malas dejan aprendizajes que ayudan a construir la personalidad y mejoran la fortaleza del carácter para no desfallecer ante las dificultades que trae la realidad todos los días”.
No obstante, hay que tener en cuenta que por miedo al error no se puede dejar de tomar decisiones.
El miedo a errar es natural y se supera en la medida en que se tomen decisiones constantemente.
“Delegar las decisiones en un gran error, pues provoca parálisis en la evolución de la personalidad y dependencia de las personas que le rodean. Aquellos que no toman decisiones se convierten en víctimas de las circunstancias y de las personas que tomaron la determinación por ellos”, concluyó Umaña.

Paso a paso…

Un proceso sencillo para tomar decisiones de forma lógica es:
1. Defina los objetivos: Decida el para qué de la decisión. ¿Dónde quiere estar? ¿A dónde quiero llegar?
2. Reúna información: Es muy importante que para que tome decisiones adecuadas observe, escuche, pregunte, comparta y busque distintos puntos de vista.
3. Determine las posibles alternativas: Enumere aquellas opciones que han aparecido después de evaluar la información
4. Considera ventajas e inconvenientes: Para cada una de las alternativas es necesario que haga una lista de pros y contras. En esta fase puede ayudarse a crear un sistema de puntos positivos y negativos para cada alternativa.
5. Seleccione la mejor alternativa: Si ha sido riguroso en los pasos anteriores, esta parte será muy rápida y sencilla. Si se producen empates entre diferentes alternativas, deberá reunir más información.
6. Implemente: Esta es la fase de actuar. Tendrá que crear un plan de acción, comunicar su decisión a las personas implicadas, planificar próximas acciones, plazos, secuencia en el tiempo, un sistema de seguimiento y de control.

Grandes decisiones de los jóvenes 
– Amigos: Tomar la decisión de escoger bien a los amigos, es de las más importantes de los jóvenes. Los amigos les pueden llevar al triunfo o al fracaso social, económico, religioso y académico.
– Amor: Aunque siempre parezca que la persona querida va a ser la adecuada, la decisión de comprometerse tiene que estar muy bien pensada ya que no se puede engañar y mucho menos mantener engañado a nadie. Ese no es un juego de niños, es una cosa muy seria.
– Dinero: Administrar bien los ingresos que tenga, aunque sean muy pequeños y el ahorro periódico que tenga algún objetivo es una de las grandes decisiones de los jóvenes.
– Estudiar: Tomar la decisión de estudiar y lograr buenos resultados será su patrimonio en el futuro. Tener un plan y medios de control para saber en cada momento cuáles son las desviaciones sobre los objetivos propuestos en los estudios, intentando cada vez hacerlo mejor, no dudando en insistir en las cosas que se haya fallado.
– Primeras adicciones: Cuando surge la posibilidad de probar sustancias psicoactivas, alcohol, la decisión de aceptarlas o rechazarlas es crucial. De muchas de esas adicciones es muy difícil salir.
– Ética: A lo largo de la vida se presentarán diferentes situaciones que serán muy tentadoras y que pondrán a prueba los principios éticos de las personas. Saber decir no y alejarse del riesgo es muy sabio.
 – Sexualidad: Asumir una vida sexual con responsabilidad, en la que prime el respeto por el otro y en la que exista protección es de vital importancia.  Una mala decisión puede cambiar por completo los planes que tenga.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

saguers

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información