Sin categorizar

Cómo Aumentar Tu Autoestima En 6 Pasos

1. Reconocer que tienes un problema:
Es un paso que a mucha gente le cuesta dar y tratan por todos los medios de echar la culpa a los demás de su inseguridad. Nadie es responsable de nuestros malestares, nosotros somos los dueños de nuestra vida y en nuestras manos está encaminarla por un lado o por otro.
Tú tienes el poder sobre ti mismo y aunque hayas pasado por situaciones negativas puedes volver a empezar. Hay personas que han pasado por malas experiencias, unas se estancaron en la inseguridad y otras traspasaron la barrera, la diferencia está en la actitud, las ganas de cambio, la fuerza de voluntad, no es lo que ocurre sino cómo uno se lo toma y se propone cambiar.
Es importante tomar responsabilidades, ser conscientes de que sólo nosotros podemos cambiar nuestra vida. Echar la culpa al exterior es una manera de negarse al cambio. Avanzarás cuando te des cuenta de que tu vida es responsabilidad tuya, tú la manejas y la puedes modificar, nadie hará ese trabajo por ti. Si esperas a que un milagro o alguien cambie tu vida te quedarás esperando, tú eres el creador de tu vida
2. Autoconocimiento:
Lo que marca la gran diferencia entre las personas que gozan de una autoestima saludable y las que no, es que las que tienen alta autoestima se centran y explotan sus virtudes, también tienen defectos y puntos débiles pero los aceptan y hacen que su vida gire en torno a lo positivo.
La gente que tiene la autoestima baja, se centra en sus puntos débiles, ni siquiera saben que tienen también puntos fuertes porque dan la espalda a lo positivo, no hay duda de que todo, absolutamente todo el mundo tiene virtudes y defectos, todos tenemos un potencial que si lo explotáramos nos daríamos cuenta de lo que valemos, igual ni siquiera conoces tu punto fuerte porque no te has parado a indagar o no lo has descubierto.
Las personas que ves con mucho éxito, puedes llegar a pensar que son mejores que tú, pero no lo son en absoluto, son buenos en lo suyo, en su ámbito especialmente, pero también habrán otras áreas en las que sean un desastre. Las estrellas de fútbol son brillantes, pero lo son en lo suyo que es el fútbol, quizás si los llevas a jugar al billar no sean tan buenos.
Lo que quiero decir con todo esto es que no mires a la gente por los éxitos que tengan, tú también eres bueno en otras cosas., puedes ser bueno para las matemáticas y ser peor en ciencias, que mas dá, otras personas serán brillantes en ciencias y no se les darán bien las matemáticas. Céntrate en lo que se te da bien, cambia el foco de tu concentración hacia las virtudes y encamina tu vida y acciones hacia ello.
3. Cambia tu forma de pensar:
aprende a no criticarte ni a decirte palabras negativas, tienes valor como todo ser humano único e irrepetible, trátate como te mereces, si cometes algún error o algo no te sale bien, míralo como una fuente de aprendizaje pero nunca como un autosaboteo para machacarte.
Todos hemos hecho alguna vez cosas mal, pero gracias a eso hemos mejorado para la próxima vez, si aprendes a utilizar mejores palabras para dirigirte a ti mismo, también cambiarán tus emociones. Háblate interiormente con palabras amables, cariñosas, con argumentos positivos de aprendizaje.
Vamos aprendiendo en la vida a base de errores y así vamos creciendo y nos vamos moldeando adquiriendo cada vez más sabiduría. Si dejas de hacer cosas para no cometer errores no crecerás ni aprenderás, todo aprendizaje y sabiduría se adquiere a base de fallos y errores, nadie puede hacer las cosas bien desde el principio.
Si te permites hacer cosas mal sin tomártelo de forma personal es cuando se podrá ir avanzando, en esa aceptación de no esconder sino de mostrar lo que hay, se empezará a sacar lo mejor de una manera automática, si no hay miedo a mostrar el lado imperfecto que todos tenemos, irá saliendo la parte de los potenciales.
4.No unir tu valía personal a lo material y externo:
Lo material y exterior se puede perder en cualquier momento, eso quiere decir que si basas tu autoestima en cosas materiales y físicas, corres el riesgo de perderla de un momento a otro, tu valía personal no depende de lo que tengas, está unida a tus valores interiores, a lo que eres como persona.
Una buena manera de tener una autoestima estable es basarla en cosas interiores, valores que son estables, como ser buena persona, cariñosa, fiel, con integridad, sincera, con buenos principios, etc….
De eso debes sentirte orgulloso/a, de lo que llevas por dentro, así por mucho que pierdas un trabajo o cosas materiales no sentirás que tu valía personal se tambalea, porque tú sigues siendo la misma persona, tu autoestima estará a salvo.
En este mundo de abundancia y estado de bienestar, muchas veces perdemos la verdadera esencia de lo que somos, lo que valemos no tiene nada que ver con las posesiones exteriores ni los títulos ni la ropa de marca ni el último modelo de móvil que tengamos, disfruta de ello si lo tienes pero teniendo en cuenta que no eres ni mejor ni peor por lo que tengas, son solo fachadas que un dia u otro se desmoronan, la columna estable de la autoestima son los valores personales internos.
5. No idealizar a los demás:
Puedes admirar a alguien por algo y está muy bien, pero no exageres, recuerda que todos tenemos virtudes y defectos y esa persona que tanto admiras también tiene su lado menos bueno como todos, la idealizas por algo en lo que brilla pero no la has visto en el día a dia ,puede ser un desastre en otras cosas en lo que tú eres bueno, somos poco perfectos lo que pasa que solemos mostrar lo mejor de cara a la sociedad, para lucirnos y que nos aprecien, pero la realidad es muy diferente y si no conoces a fondo a una persona mejor no la subas al pedestal porque te compararás y adivina quien saldrá perdiendo…..
Lo ideal es equilibrar, ni subir a los demás ni bajarte tú, equilibrarnos hacia lo humano, ni los buenos son tan buenos ni los malos tan malos, el equilibrio siempre trae bienestar a nuestra vida y emociones.
6. Quererte, cuidarte y halagarte más a menudo:
Conviértete en tu mejor amigo, valórate, quiérete, cuando cometas un error perdónate, trátate con respeto y amor, sobretodo cuando algo no te haya salido bien.
Trátate como tratarías a tu mejor amigo cuando necesita hablar porque algo no le ha salido bien, cuida tu cuerpo, come sano, haz deporte, no tomes cosas que te perjudiquen. Todo ese cuidado hacia ti mismo te hará sentir amor por ti, muchas veces las mujeres que tienen hijos aportan todos los cuidados hacia ellos y se olvidan un poco de sí mismas.
Es importante dedicar tiempo al cuidado de uno mismo y al disfrute de algún hobbie o alguna actividad que guste. Incluso no es necesario que algo te haya salido bien para dedicarte buenas palabras, practica el hábito de decirte cosas bonitas a menudo, “eres una persona encantadora, te quiero” .
Hay ambientes en los que nos sentimos genial, con gran bienestar, esos donde nos valoran, nos quieren, nos aceptan tal cual somos, rodeados de respeto, cariño, comprensión, positividad. Ese ambiente no está tan lejos como te piensas, a veces lo encontramos exteriormente y es una bendición, otras veces no lo encontramos, pero puedes crearlo en tu interior, tú te puedes tratar así de bien y recibirás el mismo bienestar que cuando lo recibes del exterior.
La diferencia es que cuando recibimos cosas buenas del exterior no tenemos el control y no sabemos lo que durará, por ello lo que nos brindan otros es muy vulnerable e inestable, en cambio tú si que tienes el control sobre ti mismo, sobre como te vas a tratar, cómo vas a pensar acerca de ti, puedes conseguir ese buen ambiente interiormente, eso si que será estable y duradero.
El éxito mas satisfactorio e importante de todos, es el éxito que se consigue con uno mismo.
¿Estás dispuesto/a a hacer todo ese trabajo por ti? Recuerda, si no lo haces tú, nadie lo hará por ti

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Cristina Pérez

Deja un comentario