Sociedad

Como Caerle Bien A Las Personas

Como Caerle Bien A Las Personas - Sociedad

Hola ¿Cómo estas? Espero que muy bien. El día de hoy vengo a traerte algunos tips que seguramente te ayudaran a mejorar tu tacto social. Cabe destacar que no existe una formula secreta para agradarle a todo el mundo, siempre dependerá de cómo seas como persona, la relación que tengas con otros y lo que busques conseguir. Algunos de estos tips serán medio obvios, pero muchas veces pasamos por alto las cosas más simples las cuales resultan ser las más importantes al momento de entablar una amistad, relación o cordialidad.

El mito detrás de los malos modales

Nos hemos cansado de ver en películas, series e historias de ficción el típico cliché de que los malos modales pueden resultar atractivos. Hemos visto al típico personaje de la mujer frívola, sin aparentes sentimientos, que prefiere retraerse sin tener que demostrarle nada a nadie. Es muy común que en la adolescencia las chicas emulen esto, pensando que les da una imagen confiada y despreocupada. Lo mismo pasa en el caso de los varones, que se mimetizan con el personaje ordinario, «macho» que no tiene por qué tratar bien a nadie y hacer lo quiere, por ponerlo de alguna manera. La verdad es que no existe ningún tipo de atractivo en los malos modales, no importa nuestra edad ni la edad de la otra persona, un maleducado es un maleducado y más allá de generar «misterio» genera una mala imagen de sí mismo. Esto es confundido con una cualidad que si puede resultar atractiva para otras personas que veremos más adelante, pero que está muy alejada de ser malos modales. Hay que tener bien en claro que una persona educada, simpática, amable y carismática, se mete en el bolsillo a todos con los que se cruza. La imagen de una persona maleducada se borra rápidamente de la memoria de la gente, sin embargo, el recuerdo de un caballero o una dama, es algo que cala mucho más profundo y firme. Ahora bien, empezamos con lo más trivial, los saludos:

El apretón de manos

Vamos a ponernos en un lugar ficticio para arrancar. Si sos hombre y acabas a de conocer a otro hombre, es indispensable el apretón de manos. Esto puede decir mucho de nuestra persona y de la persona con la que estamos hablando. Por más que parezca una trivialidad, esconde toda una

 ciencia detrás de sí. Algunas personas señalan que al dar la mano, uno tiene que apretar mucho para demostrar confianza y masculinidad pero ¡Esto es un error! Apretar mucho la mano de alguien que acabamos de conocer resulta en un gesto pedante, de mal gusto y hasta puede resultar amenazante. Al decir que apretemos bien la mano de una persona, se refiere a hacerlo firmemente, es decir, cerrar bien nuestra mano y estrechar la de la otra persona. Dar la mano suavemente resulta incómodo para la otra persona, es un gesto de poca educación, indiferencia que no genera confianza. Por último en este punto, es infaltable el contacto visual, firme y seguro. Dar la mano sin mirar a la otra persona resulta, también, en un gesto de indiferencia y poca educación. Un apretón de manos acompañado de una sonrisa y un «Mucho gusto» no nos garantizará nada, pero será un buen inicio en toda relación.

 

El beso en la mejilla

Si sos mujer y sos de un país hispanohablante, lo más común será que acostumbres saludar a las otras personas, sean hombres o mujeres, con un beso en la mejilla. Detrás de esta simple cordialidad, se esconde al igual que el apretón de manos, toda una ciencia que te puede hacer parecer una persona cándida y amable, a una maleducada a secas. Tomando como ejemplo mi país natal, Argentina, partimos de que el beso de presentación de una mujer no es un beso en sí, sino chocar mejilla con mejilla y hacer un sonido de beso con la boca. Los dos puntos son cruciales para dar una determinada impresión. Si chocamos mejilla con mejilla con la otra persona, pero no hacemos el sonido del beso, daremos la impresión de que no tenemos interés de hablar con la otra persona y que la estamos saludando meramente por respeto. Si esto se repite en varias ocasiones, la otra persona puede dar por sentado que no tenes ningún interés en ella y hasta puede ser tomado como un gesto menospreciador. Ahora, más importante todavía esta en darse cuenta que la expresión «beso» no es literal, el saludo de presentación en sí es como lo describí antes. Algunas mujeres cuando intentan caerle bien a una persona, al presentarse, cometen el error de dar un beso literal en la mejilla de la otra persona. Esto, en un primer encuentro, puede resultar de muy mal gusto. Si no conocemos a la otra persona, resulta incómodo y pasado de confianza. Si tenemos una relación de mera amistad con alguien, un beso literal en cada saludo es también incómodo. Finalmente, si tenemos una relación de amistad que «puede dar para más» un beso literal en la mejilla para saludar o despedirse es todo lo contrario, puede ser una señal discreta pero clara de nuestras intenciones y si el sentimiento es compartido entre ambos, resulta en algo muy halagador.

La charla

Esta es quizás la parte más ambigua y difícil de tratar. Nadie puede decirte qué decir para caer bien, dependiendo de con quien estemos hablando y de cómo evolucionen las cosas en el momento, las palabras serán cruciales pero dependerán de nosotros mismos sí o sí. Por ponerlo de una manera más sencilla, hay personas con las que tendremos química y personas con las que no, y eso no puede arreglarse o cambiarse. Habran personas que les guste hablan muchos u otros que sean de pocas palabras, otros que sean muy políticos y otros que sean muy confianzudos, todo dependerá. Pero, si que existen algunos tips que son generales en toda charla. La confianza es la más importante sin lugar a dudas. Mostrarnos inseguros nos jugará en contra siempre, solemos ver en las series animes o demás que la «chica tímida» sin decisión resulta atractiva para los varones, o que el «chico misterioso» de pocas palabras es lo mismo para la mujeres. Esto no es así en la vida real, a medida que nos hacemos más adultos, el hablar con una persona que no sabe expresarse, que se no mira a los ojos, que habla despacio y no puede conjugar más de dos oraciones seguidas, es algo que más allá de ser atractivo, será aburrido, molesto y pero aún, haremos sentir a la otra persona que está por encima de nosotros. Simple y sencillo, hablar fuerte, no gritando, sino claramente. Mirar a los ojos, sonreír y no preguntar demasiado. Sumado al punto anterior, un buen saludo y una buena despedida, la charla es la mejor carta de presentación de una persona, así dure una hora o medio minuto.

 

Dejar «deseando más»

   Generosidad o sumisión

Este es el punto que remarqué en el inicio que se confunde con los malos modales, pero no los son ni de lejos. Existe una realidad que todos conocemos, la plasmamos en frases, memes, la vemos en películas y hasta la vivimos en carne propia. Esa realidad es que mientras más amable, sumiso, servicial, predispuesto y atento seas con alguien, lo más probable es que la otra persona te ignore cada vez más. Pero separemos el trigo de la paja, se puede ser amable con alguien y generar buena impresión, pero esto solo es así si la situación lo requiere. Por ejemplo, si una persona con la que recién nos conocemos no tiene dinero para pagar el taxi y nosotros le prestamos unos billetes, seguramente daremos una buena impresión. Por otro lado, si esta persona tiene para pagar el taxi y nosotros nos ofrecemos a pagarle porque si, demostrando una generosidad innecesaria, lo que vamos a conseguir es todo lo contrario, la otra persona captará rápidamente que estás forzando la situación para dar una buena imagen y eso no es para nada bueno. Al igual que con la charla, no existe una guía que nos dicte cuando es el momento y cuando no, dependerá de nosotros saber cuando estamos siendo amables y cuando estamos siendo invasivos o sumisos. Simplemente, no fuerces las cosas, no busques la situación para ser generoso, que la situación se presente y si no lo hace, no tienes por qué serlo.

 

Hablar lo justo y necesario

Las primeras impresiones son cruciales y son toda una cuestión. La timidez en extremo resulta de mal gusto, pero la confianza en extremo genera exactamente lo mismo. Vamos con los ejemplos para explicar este tópico. Supongamos que, siendo mujeres, acabamos de conocer a un chico que nos gusta en la universidad, nos presentamos, hablamos de un par de cosas y nos percatamos de que tenemos una clase en común en ese preciso momento ¿Qué hacemos entonces?

A_ Seguir hablando de cualquier cosa

B_ Ir juntos a clases, sentarse con él y aprovechar el momento para hablar y entablar una amistad

C_ Irse

¿Pensaste en una respuesta? Piénsala con tranquilidad, que la respuesta sea lo más natural posible ¿Qué es lo que harías? Bien, ahora que te distraje lo suficiente como para que me cerciore de que pensaste en una respuesta vamos con la correcta. Si elegiste la opción dejame recordarte un punto que señalé anteriormente, ese punto es no forzar las cosas. Cuando recién conocemos a una persona no sabemos si esta tiene interés en nosotros o no, el acompañarla y hablar mucho con ella puede resultar invasivo. Entonces ¿Qué tal la opción A? ¿No verdad? Lo vamos a estar retrasando y quizás por educación no se valla, pero sea extremadamente incómodo. Así que la respuesta correcta es la opción ¿Por qué? pues lee el subtitulo de esta sección. Ser retraído, frío e indiferente no es atractivo en una persona, pero el error que cometen muchos es irse al otro extremo y convertirse en personas invasivas que dan la impresión de dependientes. Eso es un gran NO, a la larga va a ocasionar que nos pierdan el respeto y la consideración. El punto medio es hacerle sentir al a otra persona que es bienvenida cuando quiera, pero que nosotros no tenemos un interés particular en ella. La idea es que cada vez que nos encontremos con esa persona, ella quiera entablar una charla con nosotros, porque sabe que puede hacerlo por nuestro modales y va a tener la intriga necesaria para querer cruzarse con nosotros. Por otro lado, si nos abrimos mucho con alguien de entrada, ese misterio se pierde y en vez de querer cruzarnos nuevamente, posiblemente quiera evadirnos.

Por último en este punto, tomemos como ejemplo una reunión. Supongamos que vamos a conocer a los padres de nuestra pareja. Si nos quedamos poco tiempo haremos sentir a nuestros anfitriones que estamos despreciando su hospitalidad o que estamos incómodos, pero si nos quedamos mucho tiempo podemos dar una sensación de mucha confianza, lo cual no siempre es bueno. Entonces ¿Qué es lo que hay que hacer? Comer, hablar, reír con normalidad, hacer sobremesa e irse a la hora justa, no muy tarde ni muy temprano. El dejar a alguien con las palabras en la boca no es siempre algo malo, al igual que con el anterior ejemplo, puede generar ganas de volver a encontrarse y para esto los buenos modales son indispensables.

Conclusión

Por último remarcar lo obvio, existen personas con las que no vamos a congeniar, no vamos a caerle bien a todo el mundo y no vamos a poder ser amigos, pareja ni nada por el estilo de cualquier persona simplemente con sonreír y hacer reír. Por más cosas que hagamos, hay personas a las que no les vamos a gustar y personas que no vamos a tener química, por ende, no van a desear volver a encontrarse con nosotros. Pero estos tips sirven para hallar a esas personas con las que si podemos tener una conexión, las cuales ¿Cuantas veces se habrán pasado de largo en nuestra vida por no haber sabio dar pie? Y finalmente, si ese no es el caso, al menos dejaremos una buena impresión y eso, a lo largo de la vida se aprende que es más importante de lo que parece.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

1.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Hugo Diego

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información