Anuncios
Literatura

¿como Dios Puede Ser Bueno Si Deja Que Pasen Cosas Malas?

¿como Dios Puede Ser Bueno Si Deja Que Pasen Cosas Malas? - Literatura

¡Sufriendo para nuestro bien! 

El sufrimiento es algo real, que no podemos evitar, todos pasamos por momentos difíciles; algunos de los cuales no queremos recordar ni se lo deseamos a nuestro mayor enemigo.

Muchas veces todas estas situaciones pueden llevarnos a dudar de Dios, no podemos negar que un cierto porcentaje de personas que pertenece al ateísmo se han unido a él, no por falta de pruebas de la existencia de Dios; sino porque durante el transcurso de sus vidas sufrieron y tuvieron grandes dificultades o situaciones injustas, ellos o personas cercanas dentro de su círculo de seres queridos.

Estas personas si no son alcanzadas por el evangelio a tiempo, terminan distorsionando la imagen o el concepto que tienen de Dios, y siempre llegan a dos posibles conclusiones:

Estas situaciones lo llevaron a pensar que ¡Dios no puede existir ya que (según ellos) Dios no tiene razones para que esas cosas sucedan!

O como mínimo algunos llegan a la conclusión de que, si Dios existe, es malo ya que el no hace nada para evitar todas estas cosas

Incluso existen muchos “creyentes” que tienen esta visión de Dios (con creyentes me refiero a simplemente “teístas” en su gran mayoría y otro sector más pequeño que dice ser cristiano, pero también piensa así)
         
¡La verdad es que Dios si existe y está lleno de bondad!
Con esto no negamos el hecho de que muchas personas hayan perdido a sus seres queridos, o que estén pasando por momentos difíciles por causa de una enfermedad que podría ser incluso terminal, no negamos que muchos pueden estar en el borde de un divorcio y a un paso de destruir por completo su familia, con un hijo en las drogas, una hija en la prostitución, un padre pasando por un tiempo de desempleo, deudas que parecen no tener fin, y la lista sigue…
 

¿Pero si todo esto pasa entonces como Dios puede ser bueno si permite que muchos sufran?

Si aceptamos la existencia y bondad de Dios y al mismo tiempo aceptamos la realidad de que hay mucho dolor y sufrimiento y que aparentemente Dios no está haciendo nada al respecto, es decir que está dejando que todo eso pase. Entonces esto nos lleva inevitablemente a un callejón donde nos encontramos con la pregunta de ¿Como Dios puede ser bueno si deja que cosas malas pasen?

Si él fuera bueno nada de esto estaría pasando, no tendría por qué haber guerras, desastres naturales, enfermedades mortales, hambrunas, sequias, etc. Todo esto es señal de la maldad de Dios.                                                                                (Esto es lo que diría un corazón herido)

Aunque parece ser un callejón sin salida, hay una respuesta para esta pregunta, no es una respuesta específica de porque estas pasando lo que estas pasando. ¡Pero es algo que te invitará a reconsiderar tu postura!

 Pensemos un tiempo en los profetas, apóstoles y en los mártires

Ellos eran los máximos representantes de Dios, y cuando miramos sus vidas nos damos cuenta de que en su gran mayoría (por no decir todos) sufrieron en sus vidas en gran manera por causa de servir a Dios; en su mayoría todos murieron por causa de él.

Estas personas fueron los que más sufrieron, vieron a sus seres queridos y familiares siendo quemados, crucificados, degollados, siendo espectáculo en el coliseo romano, y todo delante de sus propios ojos.

En base a esto muchos podrían decir que nadie quería volverse al cristianismo ya que este era sinónimo de muerte segura, sin embargo, a medida que mas eran perseguidos y asesinados más crecían y se multiplicaban (lo cual no es lógico a menos que el cristianismo fuese verdad)

¡Dios tenía un propósito con toda esa tribulación y persecución y era que por medio de su muerte ellos dieran testimonio de su fe!   

Es decir que el hecho de que ellos prefirieran negar su vida antes que negar su fe, tenia peso delante de los incrédulos e inconversos, y de esta manera ellos al morir no solo partían a la presencia de su Señor, sino que eran un instrumento para que muchos otros pudieran creer y salvarse también.
El sufrimiento de ellos (muerte, enfermedad, dolor) tenía un propósito mayor (salvar almas de la muerte eterna).  De ahí la frase:
                           “La muerte de los mártires, semilla del cristianismo”
¡En señal de que su muerte no fue en vano y tuvo el propósito más elevado posible!
Pensemos en Jesús

¡Él decía ser el Hijo de Dios y de ser así realmente, que Dios lo haya dejado morir de la forma en que lo hizo demostraría definitivamente que él es malo en esencia!

Que Dios lo haya abandonado en el momento donde su hijo más lo necesitaba, dejándolo morir de la manera más dolorosa y humillante posible, teniendo todo el poder de evitarlo y detenerlo al instante.

¡Después de que Jesús había vivido toda su vida haciendo su voluntad, esta era la paga que su padre le daba!

Lo que no entendemos es que la muerte de Jesús así tal cual como sucedió dolorosa, cruel, injusta y sangrienta también era parte de la voluntad de Dios.

¿Por qué?

Porque de esa manera Jesús estaba salvándonos pagando la cuenta que era nuestra, cuenta que solo se pagaba con la vida.

¡El sufrimiento y muerte de Jesús tenía el propósito de reconciliarnos con el Padre otra vez!  

Conclusión

A lo que quiero llegar es que Dios tiene una visión mucho mas amplia de la que nosotros tenemos (Is.55:8-9) y que él sabe porque pasan las cosas malas en nuestras vidas. Podemos estar seguros en base a esto, que cada uno de nuestros sufrimientos tiene propósito y no pasa por pasar (Ro8:28).

¿Sigues pensando en verdad que Dios no puede tener razones válidas para permitir que el sufrimiento llegue a tu vida?

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

@isaacbonet_

1 comentario

  • Si encontrásemos una respuesta a esto, sería el triunfo definitivo de la razón humana, estaríamos a la altura de Dios. Creo que somos demasiado insignificantes para entender razones tan elevadas.
    No obstante, hemos de pensar que todo esto responde a algún propósito o plan justificado, pese a no entenderlo. La auto-conciencia individual de cada uno de nosotros, seres corrientes o arquetipos como Jesús, Buda o Mahoma, no puede ser un detalle trivial, no somos un subproducto menor de fuerzas carentes de propósito o casuales; creo y espero que nuestra existencia responda a algún tipo de plan superior. Y que nuestro destino sea formar parte de él en algún momento de nuestra evolución.
    Muy buen artículo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información