Sociedad

¿cómo Empezar A Pensar En Otro Idioma?

¿cómo Empezar A Pensar En Otro Idioma? - Sociedad

¿Cómo empezar a pensar en otro idioma?

3 Tips fáciles y efectivos

Hoy en día, hay muchas personas muy interesadas en aprender un nuevo idioma. Cursos presenciales, cursos online, videos en Youtube, millones de apps, son algunas de las formas más comunes a las que acudimos para lograr nuestra meta.

Sin embargo, en un primer momento se hace casi imposible no utilizar la traducción como un primer mecanismo para aprender. Es muy sencillo, sobre todo a la hora de aprender vocabulario. Aprendo que libro es book o que lápiz es pencil. Este método es muy bueno al momento de aprender vocabulario, pero ¿qué pasa cuando quiero usar estructuras más complejas? Y en medio de una conversación, ¿tengo tiempo para traducir todo de un idioma al otro, no sólo para entender a mi interlocutor, sino también al momento de expresarme?

La respuesta es un rotundo ¡NO!

Es por eso que te ofrezco algunos tips que te ayudarán a empezar a pensar en otro idioma, de tal forma que ya no tengas que traducir todo en tu cabeza.

 

1 Asociar, no traducir

Para empezar, deshazte de tu diccionario bilingüe. En lugar de aprender nuevas palabras a través de la traducción, asocia el significado de cada objeto con su correspondiente palabra en el idioma deseado. En lugar de pensar: libro es book en inglés, empieza a pensar que esos objetos con muchas páginas en donde puedes leer muchas palabras escritas se llama book.

Una de las mejores formas para hacer esto es el uso de imágenes. En tu cuaderno, en lugar de hacer una laaaaaaarga lista de palabras en ambos idiomas (tu lengua madre y la que quieres aprender), empieza a dibujar cada nueva palabra y a escribir su nombre en el idioma que estás aprendiendo.

Tu cuaderno debería verse así:

No así:

Otra forma de asociación es a través del juego deMemoria. Haciendo tarjetas donde puedas emparejar el objeto con su nombre en el idioma que deseas aprender, puedes obligar a tu cerebro a que asocie estas dos cosas y así ya no recurrirás a la traducción para aprender nuevo vocabulario.

Otra forma de asociación es llenar tu casa de post-its. En estas notitas adhesivas, puedes escribir el nombre del objeto en el idioma que deseas aprender y al pegarlas en el objeto correcto tendrás una práctica diaria de vocabulario: sólo tienes que caminar por toda tu casa y observarás cada objeto con su respectivo nombre en el idioma que estás aprendiendo.

 

2 Poco a poco, incluye el otro idioma en tu día a día

Para la mayoría de nosotros es imposible mudarnos o tan siquiera visitar algún país en donde se hable el idioma que estamos aprendiendo. Sin embargo, la forma más efectiva de aprender otra lengua, es la inmersión en su cultura.

Empieza a incluir ese idioma en tu día a día, sin mudarte de tu casa.

Es muy sencillo, puedes empezar por configurar tu teléfono móvil en el idioma que estás aprendiendo. Una vez que te vayas acostumbrando a tratar con todo este vocabulario día a día, puedes hacer lo mismo con otras cosas: configura tu computadora en ese idioma, tu correo electrónico, tus redes sociales…

Poco a poco, y sin darte cuenta, estarás cada vez más acostumbrado a moverte a través de este idioma en tu día a día y sin pensar, cortando así con la necesidad de traducir.

 

3 Entretenimiento = Aprendizaje

Para nadie es un secreto que aprender mientras nos divertimos es la forma más efectiva para realmente integrar ese nuevo conocimiento en tu vida.

Toda la industria del entretenimiento está a tu disposición para aprender otro idioma. La forma más sencilla es escuchando canciones en ese otro idioma. ¡Pero olvídate de traducir! Basta con poner estas canciones como música de fondo mientras realizas todo tipo de actividades para que tu cerebro para acostumbrándose a escuchar todos estos nuevos sonidos y a asociarlos con su significado.

Otra forma de entretenerte y aprender al mismo tiempo es con las películas. Empieza a ver películas en ese idioma que tanto quieres aprender, pero nada de utilizar subtítulos en tu lengua natal. Empieza a desafiarte a ti mismo poco a poco, y utiliza subtítulos en el idioma original de la película. De esa forma, tu cerebro va a asociar la forma de escribir todas esas palabras con su pronunciación, además de que también se esforzará por entender el significado para poder seguir la trama de la película.

Este método también funciona con otras formas de entretenimiento: videos en Youtube, juegos de videos, aplicaciones divertidas en tu Smartphone… ¡El cielo es el límite!

 

Con estos consejos básicos vas a entrenar a tu cerebro para que piense en ese otro idioma que queremos aprender en lugar de traducir.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Norilys

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información