Viajes y ocio

¿cómo Funciona Un Piano?

¿cómo Funciona Un Piano? - Viajes y ocio

La explicación más simple, rápida y fácil para responder a esta pregunta es decir que el piano es un instrumento de cuerda percutida. Tan sencillo como eso. Un martillo golpea una cuerda, la hace vibrar y eso produce el sonido. Y que no se nos olvide comentar que el martillo se mueve gracias a un complejo mecanismo cuyo inicio es una tecla.

Y aquí es en donde la explicación se complica.

Empecemos por el principio.

Una guitarra, todos los sabemos, es un instrumento de cuerdas. Pero en este caso, la cuerda se rasga. La vibración de la cuerda produce un dado sonido (dependiendo la afinación y el traste que se esté pisando) y la caja de la guitarra sirve como amplificador de este sonido.

Pues, el piano tiene un fundamento similar. Solo que la cuerda es golpeada y la amplificación se da gracias a la caja de resonancia.

Como ya dijimos, la cuerda es golpeada por un martillo. El martillo tiene núcleo de madera, pero no es la madera lo que golpea la cuerda. Los pianos modernos están recubiertos de lana, la cual está prensada y encolada sobre el martillo de madera. La calidad de la lana, así como el prensado y encolado, es un factor que influye en el sonido que se produce por la cuerda. Entre mejor calidad tenga la lana y mejor sea el trabajo de construcción de los martillos, el sonido tendrá más luz y vida.

Pero ¿cómo llega el martillo a golpear la cuerda?

Pues gracias a la tecla.

Pero no es tan sencillo. Detrás de esto está un mecanismo muy complejo. En la imagen de abajo se muestra dicho mecanismo que causa la percusión en un piano de cola.

 

Para no explicar las funcionas de todas esas piezas, intentaré decirlo de la manera más sencilla posible.

La tecla sirve como una palanca. Al presionarla se empuja el pilotín que da inicio al movimiento de todo el mecanismo que termina en el golpe del martillo contra la cuerda.

La construcción de este mecanismo hace que el instrumento responda a la velocidad y la fuerza que usa el pianista. Por lo regular una palanca está diseñada para disminuir la fuerza necesaria para mover un objeto. Sin embargo, en el caso de los pianos el mecanismo está diseñado para aumentar la fuerza del martillo, aumentando la fuerza necesaria para moverlo. Esto hace que se pueda cambiar de volumen de una pulsación a la siguiente, logrando que el pianista pueda modular el volumen del instrumento.

Por otro lado, las teclas de sonidos graves golpean cuerdas más gruesas, mientras que las de sonidos agudos golpean cuerdas más delgadas. Si el mecanismo de cada tecla fuera el mismo para todas las cuerdas, la fuerza necesaria para hacer sonar una nota grave a una cierta cantidad de decibelios, sería diferente a la fuerza necesaria para hacer sonar a ese mismo volumen una nota aguda. Eso causaría problemas para el pianista, el cual tendría que acostumbrar a su cuerpo a responder a esta necesidad.

Por eso el problema es mejor resolverlo desde la construcción del piano. A los mecanismos que necesitan más fuerza para hacer sonar la cuerda se les añade peso, con el fin de que el martillo golpee más rápido y más fuerte la cuerda. Este peso se le agrega colocando balines de plomo en los mecanismos que lo necesiten. Además, en los sonidos más agudos se colocan dos o hasta tres cuerdas por nota, mientras que en los sonidos graves solo se tiene una. Esto hace que el volumen aumente debido a que las 3 cuerdas vibran con el mismo golpe de un solo martillo.

Ahora, si el sonido se da al golpear la cuerda ¿cómo se hace para que deje de sonar?

Si has tocado un piano, habrás notado que el sonido dura tanto como tiempo mantengas la tecla presionada (aunque con el tiempo se va apagando). En cuanto la tecla se suelta, el sonido desaparece.

Pues cada tecla también tiene un mecanismo que “apaga” el sonido. De hecho la parte principal de este mecanismo se llama apagador. Es un cojinete de tela que está presionando la cuerda. Cuando la tecla se presiona, el mismo mecanismo en los pianos de cola (o uno diferente en los verticales), hace que el apagador se levante y deje de presionar la cuerda. Al soltar la tecla, el mecanismo hace que el apagador baje y vuelva a presionar la cuerda, apagando instantáneamente el sonido.

En este enlace puedes ver en funcionamiento uno de estos mecanismos. http://gph.is/2jdg7bd

Y básicamente así es como se produce el sonido de un piano a partir de solo presionar una tecla.

Los pianos también tienen pedales. Tanto los verticales como los de cola, aunque no sirven para lo mismo.

Pero esa es otra historia.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.86 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Khanarual

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información