Literatura

Como Ganar Una Discusión Según Schopenhauer

Como Ganar Una Discusión Según Schopenhauer - Literatura

Mucha gente, o incluso diría que todos nosotros en algún momento de nuestra vida, hemos querido ganar una discusión…aun a sabiendas de que no tenemos razón. Aun a sabiendas que no estamos diciendo la verdad. Todos hemos querido ganar una discusión a toda costa.
El famoso filósofo alemán Arthur Schopenhauer, quien falleció a mediados del S.XIX, creó un libro repleto de estratagemas para ello, para quedar como vencedor de una discusión, si bien no nos importa faltar a la verdad para hacerlo. Este libro, comercializado popularmente como ”El arte de tener razón”, fue publicado póstumamente, y recoge 38 estratagemas con el mencionado fin. A continuación realizo una síntesis de las, bajo mi punto de vista, más llamativas.
 
—–>Según la número 4, cuando queremos llegar a una conclusión, no podemos dejar que el interlocutor lo vea venir. Tenemos que despiezar nuestra idea final y exponerla poco a poco, dejando que el otro vaya aceptando individualmente las partes de la idea final, pero sin que se percate de a dónde queremos llegar, !si se da cuenta no lo va a aceptar! Si conseguimos que admita nuestro ”despiece”, el final de la conversación debe consistir en una recopilación de las mismas ideas ya aceptadas por el otro, que conforman una idea que el otro, sin saberlo habrá aceptado.
 
¿Sabéis esta típica madre que te ametralla a preguntas y te marea hasta el punto de que ya no sabes ni que respondes, y al final de la conversación te saca, seguramente ya enfadada y acusándote, eso que realmente quería saber? Te hacen un perfect y ni te enteras.

 
—–>En realidad la estratagema número 4 y la número 7, son a mi parecer, similares. La séptima expone que debemos realizar esa anteriormente mencionada ”metralleta de preguntas”, para ocultar, de inicio, lo que realmente queremos que se nos admita como válido, para aturullar al adversario o aprovecharnos de su ya, si fuese el caso, lentitud para comprender tantas cosas a la vez. Creo que este último punto consiste también en saber escoger el momento, ejemplo
 

Domingo de resaca y tu padres o por ejemplo, tu pareja, te cose a preguntas sobre cosas que ocurrieron en tu noche de fiesta que no tienes muy claras porque aun no te has sacado las legañas de los ojos y tu cerebro no funciona con la misma precisión. Acabas discutiendo y no sabes como. !Si tú solo querías seguir durmiendo!

—–>La número 8 es una de mis favoritas puesto que, a menudo, suele resultar de lo más sencillo. Consiste en provocar al adversario, conseguir crear en él una situación de frustración e irritación tal, que pierda los papeles y estalle de ira. La estratagema número 27 también viene a colación, si en algún momento percibes que tu adversario incómodo, esquivo o irritado con alguna argumentación que usamos, no dejemos de usarla. De este modo resultará más sencillo llegar al punto número 8, conseguir que nuestro adversario monte en cólera.
 
¿Recordais esa sensación de dejarlo con alguien, tener en algún momento que decírselo a tu familia, y estos se pasan lo que a ti te parecen años, hablando maravillas de esa persona y culpándote a ti de ser un desastre? (y tú, con la vena de la sien a punto de explotar pensando…!pero si era un/a cabrón/a!)

 
—–>La número 12 consiste en percatarnos de si la discusión habla de un tema con un nombre propio específico. Si la palabra que define nuestra posición hace muy evidente nuestro punto de vista, debemos buscar un símil para sustituirla. De este modo, sólo a través de la búsqueda de la palabra adecuada para definir nuestras propias ideas, podemos hacer que, la misma idea, sea más ventajosa para nosotros.
 

Ocurre con el supuesto posicionamiento de los partidos políticos. Muchos partidos se definían a sí mismos ”de derechas” o ”de izquierdas”, pero sobre todo últimamente algunos de ellos han decidido autobautizarse como ”partidos de centro”, puesto que el concepto derecha e izquierda estaba muy deteriorado en nuestro país, y tal definición traía consigo ventajas y desventajas. En realidad son los mismos partidos, con las mismas políticas pero con autodefiniciones distintas.

Otro ejemplo es la polémica discusión acerca del sí o el no al aborto. No es lo mismo ser antiabortista, puesto que a la mayoría no le gustan las prohibiciones, que provida. No suena igual, ¿verdad? En cambio es, porsupuesto, exactamente lo mismo.

 
—–>La número 14 expone una estrategia sólo apta para utilizar con personas tímidas, un poco atontadas o que les cuesta seguir una discusión porque se ponen nerviosos, etc. Consiste en, a pesar de no haber ganado la discusión tras un rato exponiendo tus ideas, fingir que el otro te ha dado la razón. De pronto, sacar tu idea final como si hubieras ganado la discusión, para esto hace falta obviamente, ser un poco sinvergüenza, tener suficiente descaro como para fingir que realmente hemos ganado aunque sepamos que realmente no es así. Es una estrategia arriesgada y no puedo opinar acerca de su porcentaje de acierto, pero al menos puede ser divertida.

—–>¿Y si no te dan la razón porque el adversario se ha dado cuenta perfectamente de lo que has hecho? Siempre podemos pasar a la estrategia final (número 38), das por hecho que no vas a ganar esa discusión porque tus argumentaciones no han surtido efecto y recurres a ponerte a la defensiva, ser grosero,insolente y, en resumen, atacar de cualquier manera al otro. A este técnica se le conoce como argumentum ad personam,ya que abandonas completamente el objetivo inicial de la discusión y pasas a atacar directamente y de manera personal al adversario. De este modo, no habrás ganado la discusión, pero tampoco la has perdido, puesto que has redirigido la conversación a otro tema, atacar al adversario en sí mismo.

 
Esta última estrategia final es de las mas utilizadas, ya os podéis imaginar el por qué. Porque cualquiera puede desarrollarla y nisiquiera parece una estrategia en sí misma.
 

—-> Por último, una de mis estrategias favoritas, puesto que a menudo la utilizo y casi siempre da buen resultado. Es la número 35, consiste en exponer un supuesto, mediante el cual el adversario vive determinada circunstancia dentro de su propia vida. En vez de actuar mediante razones en el intelecto, hacerlo a través de la voluntad, un ejemplo

 
 -Siento mucho lo que le ha pasado a esos padres con su hijo,pero estoy completamente en contra de la pena de muerte, no somos Dios como para ejecutar a nadie

+¿Y si alguien hiciese daño a tu propio hijo?

-¿Yo? Lo mataría.

 
Recurriendo al apego que sentimos la mayor parte de los seres humanos por otros que nos rodean, haciéndole percibir al adversario durante un momento la posibilidad de que algo x, le ocurra a él, conseguiremos que este se posicione de nuestra parte en cuestion de segundos. Pondré otro ejemplo menos extremo para tratar de hacerme entender.

 
-Considero que los bomberos están muy mal pagados para lo que hacen, sueldos bajos para las horas que trabajan y en las condiciones en las que se hace.

+Sí,la única forma en la que esto podría ocurrir sería incrementando x impuesto a todos los residentes en España.
En este punto, lo más probable es que el que  la idea de aumentar el sueldo a los bomberos, ya no esté de acuerdo en ello puesto que, en parte, saldría de sus propios bolsillos. Se olvida por completo de lo que está bien y es justo o lógico porque a él no le beneficia.

Schopenhauer tenía una visión bastante pesimista acerca de la naturaleza del ser humano, respecto a las discusiones decía que si los humanos fuésemos buenos por naturaleza, expondríamos la verdad de primeras en cualquier discusión. En cambio, él escribió un libro para ayudar a ganar una discusión incluso de maneras poco honradas, ¿respondía él por tanto a esa naturaleza?

Hay muchas más estratagemas que podréis leer en el libro mencionado, utilizadlas para el bien, !o al menos para que nadie os tome el pelo!

 

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.86 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

LemJay

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información