Salud

COMO LLEVAR UNA VIDA SANA



COMO LLEVAR UNA VIDA SANA - Salud

LA ALIMENTACION EN ADULTOS
La alimentación de la persona adulta mayor debe ser una alimentación: Equilibrada (acorde a las necesidades de energía, proteínas, grasas, vitaminas y minerales), de la persona adulta mayor.

La alimentación durante la etapa adulta (19 a 59 años) tiene el objetivo de promover un estado de bienestar, lo cual implica cubrir los requerimientos de energía y nutrimentos así como prevenir enfermedades. La ingesta diaria recomendada de 2000 calorías para un adulto es un promedio, ya que el requerimiento calórico va a depender del sexo, peso corporal, la cantidad de actividad física y si se padece alguna enfermedad.
QUÉ CARACTERÍSTICAS DEBE TENER UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE
La dieta correcta para los adultos es similar a los otros grupos de edad en cuanto a que debe ser suficiente en calorías, adecuada para la persona, variada y completa. De manera general debe basarse en el consumo de verduras y frutas, granos integrales, lácteos descremados (sin grasa), leguminosas (frijoles, lentejas, habas) y como fuente de proteína de preferencia seleccionar pescado, pollo o cortes de carne con poca grasa. En cuanto a las grasas preferir las que provienen del aceite de oliva, aguacate, aceitunas, cacahuates y nueces, principalmente.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES PARA PERSONAS MAYORES

La correcta alimentación de las personas mayores es una parte fundamental de una vida saludable. El impacto de la malnutrición en este grupo de población supone, tanto si se trata de personas sanas o con patologías establecidas,

Para ello, conviene seguir algunas recomendaciones básicas relativas a la nutrición:

  • La dieta debe ser variada para asegurar que contenga todos los nutrientes necesarios.
  • Hay que reducir el consumo de grasas saturadas (carne roja y embutidos) y aumentar las grasas con ácidos esenciales omega-3 y omega-6, contenidos en ciertos pescados (salmón, sardinas, etc.)
  • También hay que incrementar el consumo de grasas vegetales, preferiblemente mediante el consumo de aceite de oliva. Hay muchos alimentos envasados en cuya composición se mencionan los aceites vegetales, pero sin especificar su procedencia, ya que puede tratarse de aceites de coco, palma o palmiste, que tienen un alto contenido en grasas saturadas.
  • La leche y los derivados lácteos hay que tomarlos desnatados o, en todo caso, semidesnatados.
  • Es importante aumentar el consumo de frutas, legumbres, verduras y cereales, dado su elevado contenido en nutrientes importantes (vitaminas y minerales) y fibra, esencial para mantener la motilidad intestinal y evitar el estreñimiento.
  • Es necesario aumentar el consumo de calcio (lácteos) y vitamina D. Esta última es esencial para la correcta absorción del calcio y basta exponer la piel al sol unos 20 minutos diarios (paseos) para obtener la cantidad necesaria.
  • Se debe limitar el consumo de sal y azúcar (dulces).
  • Ingerir mucha agua a lo largo del día, preferiblemente fuera de las comidas y en pequeñas cantidades. Además de prevenir el estreñimiento, de esta manera se asegura una correcta hidratación del organismo.

El seguir una dieta correcta de acuerdo a los requerimientos de la persona, en conjunto con un estilo de vida activo, va a permitir una mejor calidad y esperanza de vida. Es recomendable acudir al médico mínimo una vez al año para una valoración del estado de salud. No espere a un diagnóstico de enfermedad como la diabetes o hipertensión para hacer cambios en su vida.

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Marie0104

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.