Salud

CÓMO RECREAR TU CUERPO EN LA PAZ Y LA SALUD

CÓMO RECREAR TU CUERPO EN LA PAZ Y LA SALUD - Salud

Somos un microcosmos expresado dentro un macrocosmos. Todo lo externo es expresión de lo interno. Lo dinámico de tu ser es reflejo del dinamismo universal; cada célula de tu cuerpo es la manifestación de la vida que existe en los astros, las galaxias, las estrellas, los planetas y cuanta materia vive fuera de nuestra biosfera terrestre. Si tuvieras la oportunidad de mirar a través de un telescopio, te darías cuenta que todos esos componentes materiales conservan el orden, la armonía, el movimiento y la paz. Sólo si algún meteorito o algo más que esté viajando despedazado en el espacio y lleve una trayectoria para impactarse contra ellos, haría posible que esa realidad material cambie su estado. Mientras esto no pase, su naturaleza se mantiene intacta, inmutable y pacífica. Del mismo modo, en tanto que nos mantenemos pacíficos, armónicos, en movimiento y saludables, contribuimos en esa simbiosis material. En efecto, la material sideral como la terrenal, se necesitan para seguir existiendo; esto es lo que entendemos como Universo, es decir, como esa realidad que envuelve todo cuanto es y vive. En el Universo todos somos seres vivos. Y como la vida es energía universal, te diré cómo recrear tu cuerpo en la paz y la salud para que vivas en el continuo bienestar.

La palabra recrear proviene del Latín y significa «volver a crear». Algo que vuelve a ser creado es algo que vuelve a su origen pero sin provenir de la nada. En efecto, la materia de nuestro cuerpo esta siendo vivificada continuamente gracias a la energía y a los diferentes elementos químicos que compartimos con todos los seres del universo. Desde una roca posada en una montaña hasta un animal, una planta, un gas, un insecto, otro ser humano u otra entidad difícil de mirar con nuestra vista limitada, se está manifestando y activando la vida y la existencia de todas las formas de ser. Hay quienes piensan que la materia es lo único que manifiesta la vida. Sin embargo, también en lo inmaterial como la energía mental o la vida interna de tu ser conocida como espíritu, se manifiesta de manera constante. De aquí se sigue que la energía universal llama a la existencia material o inmaterial a todo el ser. Tú y Yo somos seres humanos y aunque nuestra naturaleza es muy diferente a la de las demás formas de ser, compartimos mucho de lo que hay en su propia esencia para continuar respirando. Pero eso no es todo porque además de la constitución material e inmaterial de cada unode los que formamos el Universo, hay otra dimensión que está directamente relacionada con la paz y la salud de todas las entidades universales. Me refiero a interconexión energética que existe entre nuestro cerebro y las diferentes combinaciones químicas y físicas de la realidad externa a nuestro cuerpo.

Voy a ser más claro contigo: la recreación de tu cuerpo en la paz y en la salud depende de la conservación equilibrada de la conexión energética entre la naturaleza cerebral y cuanto existe fuera de tí. En otras palabras, si tus pensamientos son todos los días negativos, provocarás la negatividad en los diferentes acontecimientos de tu entorno colectivo y crecerá hasta haber más desarmonía, más desorden y más desequilibrio; si por el contrario, lo que piensas lo conduces siempre por lo positivo, atraerás orden, paz y salud ya que la fuerza de los pensamientos como estos, origina un mejor ambiente. Sé que esto no es fácil de creer mas si te pones a observar tus propios pensamientos y los conduces de la mejor manera posible sin permitirles que hagan lo contrario contigo, verás que esto es cierto. Tanto la Neurociencia, la Física y la Química actuales siguen descubriendo que la atracción energética entre la actividad cerebral y la materia tienen mucho que ver con la armonía, el orden, el movimiento equilibrado de la naturaleza de todas las formas de ser.

Como te insisto en otros de mis artículos, tu paz y tu salud están vulnerables a tu manera de pensar. Por ello, para que tu cuerpo se pueda recrear, es decir, se vuelva a vivificar en ellas todos los días, te sugiero vigilar tus pensamientos, logrando cada vez más el poder de hacer de tu vida y de la de las demás formas de ser tanto aquí en la Tierra como allá arriba donde hay más galaxias, un lugar donde prospere el bienestar y con ello cortemos de raíz la negatividad, la enfermedad, la destrucción, la contaminación, la devastación y todo aquello y a todos aquellos que se le oponen. Nuestro Planeta nos necesita y podemos hacer mucho por él; sólo basta con saber pensar bien. Eso hará que atraigamos la energía que en su esencia viven el orden, la armonía, la paz y la salud. Ayúdame a echarle la mano para que si ya de por sí con o sin nuestra ayuda, nos favorece todos los días, juntos lo hagamos de una manera super extraordinaria, logrando que la vida universal conserve su propia esencia. ¿Cuento contigo?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ricardo Sosa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.