Literatura

¿cómo Se Cambia La Forma De Pensar?

¿cómo Se Cambia La Forma De Pensar? - Literatura

Cómo contar una historia que sea diferente de las demás, sino desde la experiencia. Ahí la singularidad, he pasado la mayor parte de mi vida, imaginando cosas que me gustaría que fueran de una forma, lograr metas en menos tiempo, y con un elevado deseo de ayudar a los demás, tal vez un imposible ayudar, con poco o con mucho y no saber como aplicar o distribuir lo que tenemos. El tiempo fue pasando, pero nunca la sed de conocimiento, de encuentro, de avance a una etapa o fase superior en mi persona.

 

¿Cómo se cambia la forma de pensar? 

 

Con los años me he dado cuenta que los conceptos o paradigmas que aprendí no siempre funcionan o se aplican para resolver los problemas para los cuales los necesitaba. Cada sociedad enseña su punto de vista, como se quiere que sean las personas, tomamos elementos de nuestros familiares y amigos, pero casi siempre elementos heredados, de una generación a otra. Pero realmente lo que había aprendido era la verdad, o simplemente estaba en un error. Aunque había estudiado un poco sobre muchas cosas de las que tenía dudas, materia, ser, espiritualidad, religión, todavía existe un vacío, que trato de compartir y reparar.

Me era difícil creer en lo inmaterial, o en la materia como lo inamovible de todo el universo, con pocos años de vida, comencé a escribir cuentos, y después de alejarme un poco de ellos, los volvía a releer y me quedaba asombrado de las cosas escritas, ¿Cómo es posible escribir cosas de las cuales nunca has visto? ¿Cómo recreo situaciones que parecen vividas en otro tiempo? El hecho de crear algo: música, pintura, escritura, etc. Es un misterio innegable y entonces me empezaron a suceder pequeñas comunicaciones extrasensoriales, como que presientes que algo va a salir mal y a veces realmente sucede, pero la mayoría de las veces las obviaba y seguía adelante, en realidad me alejaba más de ese ser interior que nos habita, ganaba un poco de experiencia por el momento que vivía, pero una parte importante de mí, se iba sedimentando, oscureciendo y en resultado me era cada vez más difícil escribir, rescatar esa parte que pide con menos fuerza salir a la superficie.

Creo que nadie es totalmente ateo, en el fondo quedan las preguntas y se van acumulando. Como un animal que rasga la superficie de un cristal con desesperación, como las palabras que hieren… por qué echar culpas a los demás de las situaciones que nos afectan, por qué no buscar las respuestas en nuestro interior y retomar el camino que una vez abandonamos. ¿Por qué una vez las cosas marchaban bien? ¿Ahora qué ha sucedido? Lo más fácil es echarles la culpa a los demás, al ambiente, al sistema, cuando lo ideal es volver al pasado, ese bloque de experiencia a nuestro alcance  y buscar el momento en que las cosas se torcieron.

Lo único que podía hacer era pensar y me enfoque en el pensamiento y encontré dos tipos de pensamientos, los que me hacían sentir bien y los opuestos y como cosa del azar o el destino (pensé en ese momento) me encontré un día con un volumen de información relacionada con los pensamientos, los pensamientos que me ennoblecían como persona, eran positivos y estaban en una frecuencia superior. ¿Pero cómo mantenerme siempre en esa frecuencia positiva? En la vida real es muy difícil mantener esa actitud, tan difícil como controlar la cantidad de pensamientos que manejamos en cinco minutos, pero como no tenía más opciones, me centré en ver lo positivo de cualquier situación y como un ente pasivo observar, en cada persona el tiempo y la frecuencia no es el mismo, algunas logran en un año lo que otros no logran en cincuenta. Es sumamente difícil para el ser humano cambiar, la personalidad, el carácter, los procesos fisiológicos y el pensamiento, por regla general cuando encuentras una persona, que tiene cierto éxito, siempre está enfocada en esas ideas, el cerebro procesa la información que le interesa, y las demás informaciones que van llegando son apartadas, en ese proceso de desarrollo, las ideas tienen un orden jerárquico, a mi modo de ver, las cosas no me suceden con la celeridad con que desearía, pero en lo personal, cuando tienes una serie de proyectos en la cabeza y no te enfocas en uno en concreto, sientes que es una completa perdida de tiempo, hay que crear metas primero alcanzables y después, más atrevidas, el mejor ejemplo que pudiera recordar es de la obra El Secreto, donde se pone como ejemplo que un carro va de un lugar a otro en la oscuridad y para ello solo necesita ver los primeros diez metros, alguien me dijo un día concéntrate solo en la luz, como pretendes que te ayuden, si ni siquiera tú sabes lo que quieres. Lo que si entendí que centrándome en lo positivo las cosas comenzaban a mejorar, al principio poco, casi imperceptible y si me enfocaba en cosas negativas, me sucedían una cadena de cosas malas. Corrigiendo en lo posible mis pensamientos me empezó a llegar más información como por arte de magia, cambio de paradigma, nivel de pensamiento, tensión emocional, lugar de control, frecuencia de pensamiento, control mental y espiritualidad.

 

¿Cómo aplico todo esto en la vida?

 

Muy pocas personas analizan el ciclo cerrado que es su vida, todos los días repiten los mismo hasta el infinito, y según ellos solo les queda trabajar y trabajar y enfrentar la serie de situaciones que se les presente en lo restante del día, pero ha esto se le llama lugar de control o zona de control y es el espacio conocible de cada persona, y aún cuando enfrentamos situaciones que nos estresan, como todos los días discutir con tu pareja, o no tener dinero o no llegar temprano al trabajo y enfrentar los incumplimientos que esto requiere, son cosas en las que de alguna manera te sientes cómodo y es por que son situaciones que has enfrentado y tienes o no soluciones, el ser humano siempre le ha tenido miedo al cambio, sentimos estar desnudos cuando vamos a crear o cambiar algo en cual quier área de nuestra vida. Estando concientes de esto, es posible pensar en mejoras, lo que vamos aprendiendo en el desarrollo de nuestro ser, solo nos enriquece en el futuro, cada nueva acción nos salga bien o mal es información positiva para el futuro, nunca se pierde aquello que ya conocemos, hay que eliminar nuestros miedos interiores.

Lo importante es encontrar equilibrio interior, dedicar unos minutos cada día a pensar en lo que estamos haciendo y si nos sentimos bien, ese es el primer paso, la regla de oro, no dejar que las cosas que están sucediendo y que no dependen de nosotros nos afecten, ninguna persona o situación puede hacerte sentir algo; solo la forma de pensar sobre una persona o situación es la que te atormenta o te saca de tu estado de equilibrio.

En mi búsqueda también encontré información de la influencia que tiene la mente sobre la regeneración o curación de nuestro cuerpo, las cualidades y la paz que imprime incluso el control de la respiración, y el control de lo que pensamos, tratar de fijar un pensamiento, sin que se disgregue o se fusione con otros, y la forma en que percibimos el presente y lo que esperamos en el futuro, es importante tener referencias, cuando nos pasan cosas malas, casi siempre anulamos esos sentimientos y recuerdos, pero la verdadera experiencia es lo que obtenemos de los fracasos, y de esos fracasos, sacar los puntos de referencia, para no repetirlos.

Está claro (al menos para mí) que si los pensamientos positivos trabajan en una frecuencia determinada y que en consonancia se recibe o se atrae aquello en lo que estás enfocado, el efecto es mayor si tienes una mente en control, puesto que el cerebro en su fase superior genera ondas ALFA, que funcionarían como un amplificador de esos pensamientos y que el proceso se acelera, asimismo hay que explicar que esta es la teoría, es complejo aplicar esto, a mi no me funciona todo el tiempo, pero si voy obteniendo resultados, lo digo desde la práctica, no desde la fe ciega o la creencia de saltar al vacío o caminar sobre el agua.

 

Mundo Etéreo

 

Cada persona tiene un ser superior que lo guía, es parte de ti, pero no eres tú, es espíritu, es conocimiento y es sabiduría, la comunicación interior, es exclusiva de cada persona, no existen dos iguales, ni se repiten las cosas que se han de aprender u obtener en un momento determinado, pueden ser forzadas o pueden detenerse, pueden ser beneficiosas o perjudiciales, son como un río fluyendo fluyendo fluyendo… y del que ahora las aguas que se ven son otras.

Entender esas fuerzas de la naturaleza, buscar la sabiduría, la claridad, el entendimiento es único en cada persona, es un camino que se ha de transitar en soledad, cuantas veces se nos acercan (creemos que pensamientos) ideas y no les damos importancia, y luego es más difícil cada vez, sentirnos iluminados (algunos le dicen suerte) y es que ese ser interior se disgrega de nosotros, esa energía superior puede cambiar la forma o sentido de fluir, ocasionando problemas de salud, trastornos en la psiquis, el entendimiento, la percepción, esta energía puede dejar de fluir libremente, o por la acción de otras personas o por la interacción con otras energías.

La falta de armonía con esta energía provoca en gran medida que el ser humano, se estanque, deja de obtener cosas o las mismas vienen mucho más lentas, son etapas que se van acumulando. La manipulación de energía negativa por personas, es bastante usual, esta es lo bastante fuerte como para bloquear la energía espiritual y puede provocar la muerte, en el mundo nuestro, el desconocimiento de las cosas no significa que no puedan afectarte.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

leonardoalma

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información