Ciencia

¿Cómo se originó la vida?

¿Cómo se originó la vida? - Ciencia

En la antigüedad los griegos  hasta de la mitad del siglo XIX, era un “conocimiento común” el saber que la vida siempre había surgido de la materia no viviente. Por ejemplo muchos creían que las moscas provenían de la carne descompuesta, los peces del fango de los océanos, las y los ratones del suelo húmedo y los microorganismos del caldo.                                        En 1862, el científico francés Louis Pasteur, confirmó lo que ya muchos otros sospechaban: toda la vida de hoy en día, incluyendo los microbios, surge únicamente por la reproducción de vida preexistente.

El cómo surgió la vida es una duda que aún sigue vigente, aún cuando ya se ha recorrido un largo camino. Los seres vivos, incluso los organismos antiguos como las bacterias, son enormemente complejos. Sin embargo, toda esta complejidad no surgió perfectamente formada del caldo primordial sino que, casi con total seguridad, la vida se originó en una serie de pequeños pasos, cada uno de los cuales se iba sumando a la complejidad que había evolucionado previamente. La falta de evidencia geoquímica o fósil de organismos anteriores, o pruebas contundentes de su aparición a partir de protobiontes, ha dejado un amplio campo libre para las hipótesis, que se dividen en dos ideas principales: 1) Que la vida surgió espontáneamente en la Tierra. 2) Que esta fue “sembrada” de otras partes del universo. Pero en esta ocasión solo hablaremos de la primera.

Podemos estar casi seguros de que los primeros organismos surgieron hace casi 4000 millones de años, cuando la corteza terrestre comenzó a solidificarse, y hace 3500 millones de años, cuando el planeta estaba habitado por procariotes lo suficientemente complejos como para formar los estromatolitos. Las primeras células se originaron en ambientes con concentraciones químicas similares a las halladas en los citoplasmas.

Las entidades primitivas lo más parecido a la vida pudo haber sido agregados de moléculas con arreglos específicos que hizo posible el metabolismo simple y la autorreplicación.  Por lo tanto, la capacidad para copiar las moléculas que codifican la información genética es un paso clave en el origen de la vida: sin él, la vida no existiría. Probablemente, esta capacidad apareció primero en forma de un autorreplicador de ARN (una molécula de ARN que se copiaba a sí misma).

La vida primitiva fue mucho más simple que cualquier cosa viva en nuestros días, y esta se desarrolló por primera vez a partir de materiales no vivientes.

La formación de los polímeros, incluyendo las proteínas y los ácidos nucleicos a partir de monómeros orgánicos habría sido una segunda etapa que antecedió al origen de la vida.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

DelRey

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.