Salud

Cómo superar tus miedos



Cómo superar tus miedos - Salud

El miedo es algo natural, nos advierte de que algo va mal y nos pone en alerta, pero también puede bloquearnos o hacernos entrar en pánico. Sin llegar a tanto, el miedo puede hacernos titubear y estropear nuestra actuación, ya sea mientras damos una charla en público o mientras surfeamos oleas de 2 metros.

El miedo ha de tratarse como un problema más. En este artículo daremos cinco pasos sencillos para superar miedos sencillos.

1. Reconocer el miedo

El primer paso es reconocer que una situación nos asusta. A todo el mundo le da miedo algo, y algunas cosas asustan a todo el mundo, por tanto no hay que ver nada vergonzoso en ello.

Empezar admitiendo el problema nos permite adoptar las medidas necesarias para afrontarlo. Por contra, si no admitimos ni vemos el problema, no hay nada que hacer y volveremos a tropezar con lo mismo sin ni siquiera verlo venir y ahondando de esta forma en nuestros temores.

2. Estudiar el problema

Es importante pensar detenidamente en ello y hacer memoria de las veces que nos hemos encontrado con el objeto de nuestro miedo. Se trata de analizar la situación e intentar ser objetivo a la par que racionalizamos todo el asunto.

Recuerda cómo reaccionaste en el pasado y piensa en otras reacciones que podrías haber tenido. Visualiza muchos escenarios e intenta ser realista; tampoco te hace ningún bien pensar que el auditorio te va a llevar en volandas o que vas a ser el surfista del año. Pero tampoco te pongas en lo peor, concédete victorias y otras salidas dignas. Considera los escenarios LOA como aceptables.

Documéntate sobre cómo superar tus temores concretos, seguro que existe multitud de información  en línea al respecto. Habla con gente a la que le pueda pasar lo mismo, reúne datos y experiencias: muchas personas han superados tus mismos miedos antes que tú, utilízalo en tu favor.

3. Preparación física y mental

En esta fase hay que centrarse en ganar confianza, por definición lo opuesto al miedo. La confianza se gana con práctica y preparación, y es tu mejor aliada para superar tus miedos o cualquier desafío en la vida.

Todo cuenta, desde los pequeños detalles hasta los importantes; si tienes que dar una charla en público, mejorar tu imagen personal puede ayudar, como entrenar la apnea para poder pasar más rato bajo el agua sin entrar en pánico.

Pero también has de preparar el aspecto mental, estar preparado para mantener la calma cuando las cosas se tuerzan. En realidad, el aspecto mental es la clave de todo. No te preocupes si mentalmente no te ves fuerte, el valor es algo que también se aprende.

4. Afrontación

La única forma de quitarse un miedo es exponiéndose al mismo. Conviene que lo hagamos de forma controlada y progresiva, a base de pequeños retos (por ejemplo, dar una charla ante un auditorio pequeño y de confianza), aunque la vida puede ser inesperada y a veces la gran ola llega sin avisar. En el momento de recordar todo lo que aprendimos en las fases de estudio y preparación, de templar los nervios y lanzarse a por todas.

Hay una cosa que suele funcionar en los segundos o minutos previos, y es pensar en lo inevitable: sabes que tienes que pasar por ello y que el miedo sólo te va a retrasar y hacer que lo pases mal e incluso que fracases, por tanto no queda más remedio que decirnos que podemos hacerlo y apelar a nuestra parte más valiente.

Quizás con esta treta psicológica podríamos pensar que todo lo anterior no sirve de nada, y en ocasiones será así, pero no siempre. No es lo mismo echarle valor porque sí, que hacerlo porque tienes una base y sabes que puedes hacerlo. Recordad que nos movemos en el plano de lo realista, que sabemos que detrás de las grandes hazañas hay mucha preparación.

Como colofón, puedes utilizar tu miedo como tensor, como hacen algunos deportistas de élite cuando se enfrentan a olas de 30 metros (ver Nazaré, Portugal). En el mundo del surf de olas gigantes, algunos profesionales dirán que el miedo les sirve de estímulo, pues saben las consecuencias de que les tiemble el pulso en el último momento y de ser engullido por una ola de 30 metros de altura.

5. Repetición, si procede

Quizás tengas la suerte de controlar tus miedos a la primera, pero lo normal es que se vayan poco a poco, conforme pruebas y fracasas u obtienes tus primeros triunfos. Hay que estar dispuesto a intentarlo y fracasar.  Ahí es donde entra en juego nuestra tolerancia al fracaso, la clave que nos permitirá volver a intentarlo una y otra vez, hasta conseguir el éxito. Volvemos a insistir aquí en los escenarios LOA: si no te ha salido del todo bien a la primera pero tampoco ha sido un desastre total, ya has ganado mucho y tienes lo necesario para volver a intentarlo.

 

Con estas claves, deberías ser capaz de superar tus miedos, al menos aquellos que no tengan una raíz profunda y psicológica y precisen de un tratamiento profesional. También existen especialistas que pueden ayudarte en el camino, pero recuerda que al final quien tiene que cruzar esa puerta eres tú, y tuya es la responsabilidad y también el mérito de dar ese paso.

 

——————————————————————————————————————————————————–

Imagenes bajo licencia Creative Commons Attribution-No Derivative Works 3.0 License y Attribution-ShareAlike 3.0 Unported

Cabecera:  Por Hugo Grizzly,  https://www.deviantart.com/hugogrizzly/art/Miedo-757119129
Cañón de Nazaré:  por Threeohsix,  https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Nazare_canyon_1.jpg

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Borja.t

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.