Literatura

Como un domino

Como un domino - Literatura

Somos un juego…nos movemos después de sacudidas de dados, a través de espacios numerados. Con una lógica casi matemática sabiendo que nos están viendo, nos conocen…. siguen nuestros movimientos.

Nos sumergimos en la era tecnológica que guía y condiciona cada paso que damos.

De repente nuestra casa es un punto azul en algún mapa interactivo, con horarios de entradas y salidas. Y las calles, las que nos llevan a la tranquilidad del hogar, o a algun bar escondido, o a la miseria misma del hombre.

Mensajes furtivos que son de dos… y terminan siendo de tres, que se escapan y recorren un camino que no debían. Y por detrás vuelve a aparecer la miseria del hombre.

Y como en todo domino, caen todas las piezas, una tras otra….haciendo ruido, mucho ruido.

Un mensaje…..escabullido, escondido, asomando detrás de horas, días y largas noches de insomnio. Atravesando los laberintos de una mente retorcida. Un mensaje apuntando directamente al corazón. Calando en lo hondo. Destruyendo todo a su paso. Dejando un vació inmenso. Un grito callado pero desgarrador.

Para el hombre, masculino, macho es solo un mensaje. Uno de tantos, tan simple como respirar, como dormir o hacer el amor ( de manera sutil).

Para el hombre, femenino y etereo es el mensaje. Es el todo, es la ruina. Es la caida libre de todos los sueños y esperanzas, es el humo de cenizas que invanden el todo.

Es el instante tan temido pero posible.

Es el querer despertar de una pesadilla.

Es ver que las fotos se vuelven añejas.

Es seguir insistiendo en una verdad que no quiere hacerse ver.

Es rogar poder volver el tiempo atrás.

Es sentir que el perdon esta tan lejos y vacio en si mismo.

Es no poder contener las lagrimas y la furia.

Es difícil dilucidar la verdad del cuento.

Es lo que nunca se va a saber.

Es saltar el pozo o atravezarlo…..

Y lo que mas lastima al genero femenino, pero al mismo tiempo alivia, es saber que es un universal, tipico del hombre macho, incompleto, inseguro, inmaduro, inmoral. Tan pobre…..tan escindido en si mismo, que no logra verse.

Tan falto de amor propio, que cualquier mirada lo lleva a si mismo. Al instante en que se cree un cazador furtivo.

Tan vacio como se queda después del adios.

Y nos damos cuenta que somos el todo en nosotras mismas. Que nada es equiparable a la paz de cualquier verdad. Aunque duela.

Porque el mensaje atrapado solo es el que dispara la partida y la llegada de un juego que no quisimos jugar.

Nos creemos dueños del universo, seres libres. Sin embargo, atados de pies y manos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.40 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

donna

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información