Literatura

Con El Pie Izquierdo

Con El Pie Izquierdo - Literatura

Amanecí con el pie izquierdo, una bota blanca sofocaba mi carne extrema, haciéndome pensar que todo entorno pasado fue mejor. Era una mañana tenue, obcecada, incluso banal. Cual canguro logré levantarme y pisar un terreno blando y pantanoso, mientras mi pie izquierdo flotaba como en una especie de cápsula espacial, sin gravedad. Había que bajar una larga y extrema escalera, el vértigo no se hizo esperar ante el abismal horizonte que nublaba mi vista. Trémulo y perplejo con un pie atrapado, sosteniéndome en el otro insípido, logré bajar a duras penas debido al obstáculo inexplicable que ante mis estupefactos ojos aparecía. Después el ojo oteaba la salida del recinto, a saltitos llegué a la calle, sabiendo que me esperaban largos días con mi pie encapsulado en un postmoderno invento de plástico. Como decía mi abuelo, que había perdido su pie izquierdo en la guerra, hay días en que uno se levanta con el pie…  No hizo falta pensar en nada mientras esperaba que los días pasaran lentamente tratando de olvidar los recuerdos fragmentados de mi antigua libertad ahora tan añorada. Seguí mi camino esa mañana fría de enero, sabiendo que me levantaría durante un buen tiempo con aquel pie, envuelto en el aciago y misterioso destino que jamás pensé que llegaría.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

yogiqrosawa

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información