Salud

Conociendo La Autolesión



Conociendo La Autolesión - Salud

¿Qué es la autolesión?

Es el acto de lastimarte a propósito la superficie del propio cuerpo, como cortarse o quemarse. Generalmente, no se trata de un intento de suicidio. Más bien, este tipo de autolesiones es una manera no saludable de enfrentar el dolor emocional, el enojo intenso y la frustración.

Aunque las autolesiones pueden ocasionar una sensación momentánea de tranquilidad y liberación de tensión, generalmente están acompañadas de culpa, vergüenza y el regreso de emociones dolorosas.

¿Qué tan frecuente es?

Cerca de un 10% de las hospitalizaciones son el resultado de autolesiones. Las mujeres tienen un mayor riesgo de dañarse a sí mismas entre entre los 15 y 19 años; los hombres, entre los 20 y 24 años, siendo más frecuente en mujeres. Los métodos que utilizan pueden variar, pero la mayoría de casos admitidos en hospitales están relacionados con sobredosis de drogas. Del 5 al 15% de los ingresos en hospitales son causados por cortes.

Signos y síntomas

Algunos de ellos son:

  • Cicatrices
  • Cortes recientes, rasguños, hematomas u otras heridas
  • Mantener objetos afilados a mano
  • Usar mangas largas o pantalones largos, incluso cuando hace calor
  • Dificultades para mantener relaciones interpersonales
  • Imprevisibilidad, impulsividad e inestabilidad en lo que respecta a la conducta y a las emociones
  • Impotencia, desesperanza o desprecio por sí mismo

La lesión suele practicarse en un lugar privado, de forma controlada o como una especie de ritual, la cual deja un patrón en el cuerpo.

Algunos ejemplos de autolesiones son:

  • Cortes (cortes o rasguños profundos con un objeto afilado)
  • Rascado excesivo
  • Quemaduras (con fósforos o cigarrillos encendidos, o con objetos afilados, como cuchillos, calientes)
  • Grabarse palabras o símbolos en la piel
  • Golpes o puñetazos
  • Perforarse la piel con objetos afilados
  • Arrancarse el cabello
  • Tocarse constantemente las heridas o impedir que cicatricen

Las autolesiones suelen hacerse con mayor frecuencia en los brazos, las piernas y la parte frontal del torso, pero cualquier lugar del cuerpo puede ser objeto de autolesiones. Las personas que se lastiman pueden emplear más de un método para hacerse daño.

El enojo puede provocar el impulso de hacerse daño. Muchas personas se lastiman unas pocas veces y luego se detienen. Aunque para otras, las autolesiones pueden volverse un comportamiento repetitivo a largo plazo.

Aunque no es común, muchos jóvenes se lastiman en público o en grupos para establecer vínculos o para mostrar a otras personas que sienten dolor.

Causas

Aunque no existe una causa específica para determinar el porque una persona puede llegar a autolesionarse, pero hay factores que pueden detonar dicha conducta. Algunos son:

  • Incapacidad para enfrentar el sufrimiento psicológico de manera sana.
  • Difícultad para regular, expresar o entender las emociones. La combinación de emociones que desencadena episodios de autolesiones es compleja. Por ejemplo, es posible que existan sentimientos de inutilidad, soledad, pánico, ira, culpa, rechazo, odio a uno mismo o confusión en cuanto a la sexualidad.

La persona suele causarse daño con la finalidad de lograr algún objetivo, como por ejemplo:

  • Controlar o disminuir la angustia profunda o la ansiedad grave, y lograr una sensación de alivio
  • Generar una distracción frente a las emociones dolorosas a través del dolor físico
  • Tener una sensación de control sobre el propio cuerpo, los sentimientos o las situaciones de vida
  • Disfrazar la sensación de vacío emocional con el dolor físico
  • Exteriorizar los sentimientos internos
  • Comunicar sentimientos de depresión o angustia al mundo exterior
  • Castigarse por errores percibidos

Factores de riesgo

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de las autolesiones. Los siguientes son:

  • Edad: la mayoría de las personas que se autolesionan son adolescentes y adultos jóvenes. Las autolesiones a menudo comienzan en la adolescencia temprana cuando las emociones son más imprevisibles.
  • Tener amigos que se autolesionan: las personas que tienen amigos que se autolesionan a propósito, tienen más probabilidades de comenzar a autolesionarse.
  • Problemas en la vida: algunas personas que se autolesionan sufrieron descuidos o maltrato (sexual, físico o emocional) o vivieron otros eventos traumáticos. Crecer en un ambiente familiar inestable o pueden ser jóvenes que se cuestionan su identidad personal o sexualidad. Algunas personas que se autolesionan están aisladas socialmente.
  • Problemas de salud mental: las personas que se autolesionan tienen más probabilidades de ser altamente autocríticos y no poder resolver problemas. Además, comúnmente se relacionan con determinados trastornos mentales como el trastorno límite de la personalidad, la depresión, los trastornos de ansiedad, el trastorno por estrés postraumático y los trastornos de alimentación.
  • Consumo de alcohol o drogas en exceso: las personas que se autolesionan a menudo lo hacen bajo la influencia del alcohol o de drogas recreativas.

Complicaciones

Las autolesiones pueden provocar las siguientes complicaciones:

  • Empeoramiento en los sentimientos de vergüenza, culpa y autoestima baja
  • Infección, ya sea en heridas o por compartir herramientas
  • Cicatrices permanentes o desfiguración
  • Lesión grave posiblemente mortal
  • Empeoramiento de problemas y trastornos no diagnosticados, si no se tratan de la manera correcta

Diagnóstico y tratamiento

No existe un método específico para diagnosticar la conducta autolesiva. Un profesional de la salud mental con experiencia en la autolesión, realizará evaluaciones físicas y psíquicas.

El tratamiento se basa en los problemas específicos y en los trastornos de salud mental que la persona padezca, tales como depresión.

Tratar el comportamiento autolesivo puede requerir tiempo, mucho trabajo y el deseo de recuperarse. Si el comportamiento autolesivo se relaciona con un trastorno de la salud mental, como la depresión o el trastorno límite de la personalidad, el plan de tratamiento se centra en ese trastorno, además del comportamiento autolesivo.

La psicoterapia y la administración de medicamentos, son parte importante en el tratamiento de la conducta autolesiva y los trastornos mentales.

La combinación de ambos puede disminuir los síntomas, e incluso, erradicar la conducta autolesiva.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.94 - 71 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Chica gris

3 comentarios

  • Admiro a la gente valiente como tú, a aquellos que dicen y cuentan lo que piensan o lo que sienten, que abordan temas complejos sin temor. Porque si no lo hicieran los demás no podríamos aprender cosas desde otras perspectivas. Escribir sin tabúes sobre estos temas, comentar tu opinión, dar tus ideas, es demostrarnos a todos tu asertividad, es afirmarte como una audaz redactora.
    Espero seguir leyendo nuevos artículos.
    Decía García Márquez: “Siempre di lo que sientes y haz lo que piensas”

  • La primera pregunta que nos viene a la mente cuando oímos un caso así es ¿por qué? La respuesta a esta pregunta es compleja, tal vez como una estrategia donde el dolor sirve como catarsis para aliviar las emociones negativas, la sensación de soledad, el vacío, el aislamiento, e incluso para distraer la atención de otros problemas, para disminuir los sentimientos de rabia o para liberar la tensión. Cada caso es único, lógicamente, cada persona presenta unas características propias y excepcionales. Yo creo que las autolesiones son sólo la la punta del iceberg, son lo que se ve de un fenómeno social soterrado mayor y más serio y a la vez más intenso ante el cual todos deberíamos ser más sensibles.
    Fantástica retribución la que estás haciendo con este cuadernillo de artículos sobre un tema tan difícil y delicado de tratar.

    • Gracias por darte tiempo de leer mis publicaciones. Quise publicar sobre este tema, ya que es uno de los que aún causan mucha polémica, hay mucha información para compartir respecto a este tema que es tan complejo y difícil de abordar, pero por algo se empieza. Si aquí puedo aportar algo bueno para crear conciencia, pues seguiré hablando de temas de salud mental que necesitan ser compartidos sin temor, al contrario, tener miedo de hablar de ellos es crear más estigmas, y deberíamos romper con ellos.
      Agradezco tus comentarios. Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información