Anuncios
Negocios

Consejos. La Realidad De Ser Freelancer Ii

Consejos. La Realidad De Ser Freelancer Ii - Negocios

En la entrada anterior platicamos sobre algunas de las plataformas que existen en el mundo del Freelance, ahora hablaremos de consejos útiles a la hora de ofertar en proyectos. Siendo tanta la gente que aplica (he visto proyectos que en pocas horas tienen más de 480 ofertas), es preferible asumir que los empleadores no revisan todas las aplicaciones, sino únicamente aquellas que destacan. También debemos recordar que –a menos que seamos usuarios de paga- tenemos un número limitado de ofertas y desperdiciarlas puede quitarnos excelentes oportunidades.

  1. Ten un CV armado con anticipación.

Es normal que en cualquier trabajo nos soliciten un curriculum vitae, esto les da una idea de nuestros estudios, preparación y antecedentes laborales. En el caso del trabajo freelance, no siempre se solicita, pero cuando llega a ocurrir y no lo tenemos preparado, desperdiciamos tiempo valioso en estarlo preparando. Por favor no pongas a donde fuiste a estimulación temprana ni si saliste de pasto en la obra escolar, recuerda mencionar todo aquello que consideres te vuelve el indicado para tu giro como freelancer. Incluso si los clientes no lo solicitan, envía tu CV y algunos archivos de tu portafolio, esto resalta tu propuesta y te da seriedad. Siempre, por seguridad, recuerda enviar tus documentos en formato PDF.

  1. Ve juntando un portafolio, es tu carta de presentación.

Ser freelancer es como ser modelo o actriz, necesitas venderte visualmente. No importa si eres escritor, diseñador, traductor, etc. El amor entra por los ojos. Conforme pase el tiempo (o incluso antes de empezar a ofertar) ve armando un portafolio con tus mejores trabajos, trata de que este sea lo más variado posible y que realmente sean trabajos MUY BIEN HECHOS, estos servirán para darte a conocer y que el cliente vea tu estilo y calidad. Nuevamente SIEMPRE ENVÍA PDF y selecciona qué trabajos se ajustan al proyecto en el que ofertas.

  1. Valora tu trabajo.

Malbaratar tu trabajo para ganar proyectos es lo peor que puedes hacer, por ti y por todos los demás que trabajamos (o pretendemos trabajar) en esto. Es una práctica común ofertar precios excesivamente bajos con tal de ser el proyecto ganador, esto demerita a todo el gremio y nos obliga a todos los demás a recurrir a prácticas similares, así que POR FAVOR NO LO HAGAN

  1. A la hora de escribir propuestas 1.

Cuando escribas tu propuesta no vuelvas a poner tu CV ese ya está en tu perfil y en tu PDF, aquí es donde (como entrevista de trabajo) le explicas al cliente porqué eres la persona perfecta para el trabajo. Evita utilizar los típicos adjetivos que todos, recuerda que estamos compitiendo con demasiada gente, aquí sí aplica ser “ÚNICO Y DETERGENTE” pero recuerda, NUNCA MIENTAS sobre tus habilidades.

No te olvides del aspecto profesional, justifica tus costos (si cobras por palabra, cuartilla, por volumen, etc.), desglosa el total, pon tiempos de entrega y atente a ellos. Considera que un porcentaje de dinero se lo quedará la plataforma y esto no tiene que absorberlo el cliente necesariamente.

  1. A la hora de escribir propuestas 2.

Una vez que has atraído la atención del cliente, demuestra interés, pregunta todas tus dudas e inquietudes, pero asegúrate de leer bien el proyecto antes de preguntar, nada más molesto que te pregunten algo que ya está especificado.

  1. Fíjate cuanta gente ya ha ofertado.

Presta atención al contador de ofertas realizadas y el promedio de costo ofertado, esto te da pauta para decidir cuánto ofertar o si realmente vale la pena ofertar si ya hay 400 ofertas antes de la tuya, porque debemos recordar que tenemos un número limitado de ofertas, en casos como el anterior, sugiero mejor guardar esa oferta para otro proyecto.

  1. Revisa al cliente.

La confianza tiene que ir en ambos sentidos, revisa si el cliente tiene una buena reputación, qué comentarios recibe de proyectos anteriores, si paga puntualmente, etc. Basta con visitar su perfil para darte cuenta. Muy importante, cuando se conectó por última vez, no es raro encontrar proyectos en el abandono total, con 500 ofertas y el cliente se conectó por última vez hace 27 días… Pero la gente sigue ofertando. Nuevamente, no desperdicies tus ofertas.

  1. Analiza todas tus opciones.

A la hora de buscar proyectos puede ser abrumador la cantidad de trabajo disponible y solo tenemos entre 6 y 12 ofertas por semana (en algunas plataformas menos). Lo que yo hago en poner todos los filtros posibles y luego, abrir en pestañas separadas todos y cada uno de los proyectos que me interesaron, luego voy revisando uno por uno y cierro todos los que no se ven viables, ya sea por los requisitos, las características antes mencionadas o que simplemente no tiene más información que el título (siempre desconfía de proyectos así). Cuando ya ha quedado todo filtrado, si el número excede mi número de ofertar elijo los que tengan menos tiempo abiertos o los que me despiertan más interés.

  1. Siempre juega siguiendo las reglas.

Todas las plataformas tienen sus reglas bien establecidas, algunas hasta te obligan a tomar un examen sobre las mismas para dejarte participar. Las más comunes son: No envíes información personal, no correo electrónico, no números celulares. No es tan mala idea seguirlas, hay formas relativamente sencillas de brincarse estos filtros pero no es aconsejable… Recuerda que si juegas con fuego te puedes quemar. Y la quemada leve sería que te sancione la plataforma, una grave sería que no te paguen nada por tu trabajo (pasa) y no tienes forma de argumentar nada. Así que, si deciden solo utilizar las plataformas como “un medio para”, juegan bajo su propio riesgo.

  1. Pide referencias cuando termines un proyecto.

Al terminar un proyecto el cliente tendrá la opción de ponerte una calificación y dejar un comentario en tu perfil, siempre pide al cliente que deje un comentario positivo sobre tu trabajo, esto ayuda mucho a que potenciales clientes confíen en ti y sobresalgas del promedio. Obviamente, hay que ganar esas puntuaciones y buenos comentarios.

  1. No te rindas

Bien dice que el que persevera alcanza, no te desanimes, la estadística dice que tardarás un año (aproximadamente) en obtener tu primer trabajo, pero una vez que lo logras, solo es cuestión de avanzar. Incluso considera el “trabajar sin paga” para proyectos que vayan empezando, esto a largo plazo puede resultar redituable y si no, al menos estarás trabajando en el ya mencionado portafolio.

 

 

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Tienes algún otro? Por favor compártelo con la comunidad, la idea es apoyarnos. Próximamente estaré hablando sobre las plataformas de transcripción más comunes y cómo funcionan, además de empleabilidad y ganancias. ¿De qué otros temas de gustaría que hablara? No olvides seguirme, y por favor, si te ha gustado: Comparte, regálame un Me Gusta y 5 estrellas.

Muchas gracias.

https://www.nocreasnada.com/la-realidad-de-ser-freelancer-i/ (parte 1)

Belmash

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Belmash

2 comentarios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información