Viajes y ocio

Contenido emocional

Contenido emocional - Viajes y ocio

He dejado de escribir durante un tiempo, no porque no tenga nada que decir, sino porque estoy abrumada. Soy un ser muy sensible y me afecta hoy la situación que atraviesa mi país, Argentina. Trabajo con niños, tengo conciencia social, mi corazón se estruja, cuando quiero salvar a todos, ayudarlos, hago y no es suficiente.

Veía que Notre Dame recibió en menos de 48h ayuda para su reconstrucción, entonces me doy cuenta que la pobreza es una decisión política. Y pensar en eso, me desequilibra, no encuentro refugio frente a tanto abandono humano.

Estuve triste con lo sucedido en París, no soy católica, soy artista y valoro el trabajo, la cultura, duele saber que no se puede reconstruir el pasado arquitectónico y su maravillosa construcción en piedra. El fuego se llevo parte del patrimonio cultural. Obra, arquitectura, años de historia.

Este templo como la mayoría de las construcciones religiosas, es historia de destrucciones, en el terreno que ocupa Notre Dame, existió un templo celta, después uno romano, mas tarde se construye una basílica merovingia y por ultimo una iglesia románica, aquí hay 2000 años de historia.

Las estructuras que contiene una sociedad, nos explica que fuimos dominados por una grupo que nos hace creer, parte de un bien común. Es el guardián del tiempo colectivo, que el beneficio es para todos los creyentes, que la construcción edilicia debe valer millones, y uno debe aportar a que ese edificio se mantenga de pie, con aportes y con Fe.

Mientras se caía la Aguja de la catedral que apunta el cielo, pensé: estos cultos enterrados entre capas de conquista y cultura estarán liberándose del yugo de 2000 años de historia.

La vida se desmorona, la verdad reside en lo profundo, habrá que dejar de maquillar la realidad y comenzar a tirar los muros que no nos permiten ver más allá, repensarnos, realmente que se cree el bien para todos. Cree de crear, de creernos que podemos hacerlo.

Me duele saber que hay niños sin comer y que esos millones que se reunieron en 48h para salvar un símbolo religioso, también se podría hacer para salvar vidas humanas, si tan solo miramos un poquito mas allá de ese velo de fe y culto que se rinde a esos Dioses, para comenzar hacer por quien respira, por quien sueña, por quien vive.

Son tiempos de reconstrucción, aquí un símbolo sincronizando en los tiempos que corren.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

andreludics

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.