Anuncios
Literatura

Contradicción

Contradicción - Literatura

Aprendo de cada cosa que hago, de cada sentimiento perdido entre tu piel. Tu herida aun no ha cicatrizado y ya vas cargada con besos entre esos labios. Quien te dijo que eres fácil no supo como besar.

Un beso no bastará, ni tampoco tu mirada castaña.

Eres una experta en robar suspiros profundos con tu boca deliciosa que come en silencio y devora tan salvajemente. Te confieso que estoy sufriendo, pero me excita pensar en eso. Salvar mi vida no vale de nada si tu no estas en ella.

Intenté ganar una guerra que no era la mía, la perdí. Pero mereció tanto la pena como cuando me salvaste entre besos solo para decirme: te amo.

Sentí mi corazón explotar, como una bomba en un campo de batalla.

Tus ojos son deseo, fuego y desgracia. ¡Oh! Mi profunda desgracia de haberte tenido y ahora olvidarte. No puedo con esto. Pero no ayudas en nada, dejas que me consuma en ese fuego no apagado que tu prendiste.

Tus mentiras aun resuenan en mis oídos y pasan los años y mi corazón te sigue amando. Esto no va bien, sabes jugar y en el ring siempre me ganas. Las palabras se pierden entre tu voz desgarrada de una cama solitaria.

No me digas que esto es amor porque pasan los años y no entiendo tu compasión hacia mí. Sigues dando golpes bajos para según tú, salvar lo nuestro. Esto no es así.

Juegas conmigo y yo no puedo parar. Tenemos nuestras condenas pactadas y quiero ayudarte a pagarlas, no aceptas a otro contrincante que no sea yo. Pero no puedo ni quiero parar. No quiero ni puedo separarme de ti. Tu no deseas alejarte y yo me ciego con cada pasa que das hacia mí.

Sigue roto mi corazón. Todo el mundo sabe tus idas y venidas y me preguntan qué porque sigo a tu lado. Y yo siempre les respondo lo mismo. No soy capad de darte la espalda. No puedo. Y eso me cuesta la vida cada vez que me dices que no sabes donde vas.

Me cuesta encontrarte entre los surcos de las calles, me cuesta entender tus pensamientos de loca, me cuesta horrores no ver la verdad. Y es que, aunque no me quieras…no puedo evitar dejarte, eres un preciado tesoro para mí.

Pero esa no es la verdad, la verdad es que estoy totalmente ciego. Que la venda de mis ojos aun sigue tan bien pega que no se cae tan fácilmente.

Siempre que me miras tengo una sonrisa tan grande como el sueño de no verte en cada día de mi vida. Tengo tiempo de sobra para retratarte con cada uno de tus defectos, no hay más adicción que tenerte entre mis brazos. Eres un universo en un pequeño mundo lleno de mentiras y reproches.

Me gustaría ofrecerte mucho más de lo esperado, pero no, no puedo.

Mis alas ya se alzan al vuelo. Y te dicen adiós desde una altura mas grande que tu orgullo. Mi mundo, mi vida ya no te pertenece. Soy invencible. A tu lado solo existe un mundo lleno de traiciones y misterios que no son nada buenas.

Así que chica, te he intentado definir con bonitas palabras, pero eres todo lo contrario.

Y ahora que me ves partir, que ves que tu chollo se acabó me pides, me suplicas que me quede a tu lado, ya has llegado tarde. No quiero no puedo seguir a tu lado.

Mi destino ya me espera. Mi nueva vida me espera. Mi nuevo rumbo vuela.

Y tu ya no formas parte de nada de eso. Tu ya no existes. Tu ya no vas a ningún lado. Tu no.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Una vida en letras

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información