Política

Crisis de confianza en Argentina tras el triunfo de la fórmula opositora en las elecciones primarias



Crisis de confianza en Argentina tras el triunfo de la fórmula opositora en las elecciones primarias - Política

Los mercados abren la jornada del lunes con fuertes caídas y la cotización del dólar se dispara un 30% en los bancos argentinos

Un incierto horizonte se vislumbra para la Argentina en los próximos meses. El aplastante triunfo de la fórmula kirchnerista de Fernandez-Fernandez en las primarias del día domingo sembraron el pánico en los mercados financieros, los cuales ven con malos ojos el retorno del “populismo” al país sudamericano.

La fórmula opositora obtuvo casi el 48% de los votos efectivos en el país en las primarias abiertas y obligatorias desarrolladas ayer, las cuales, pese a que no se ponía en juego ningún cargo puntual, sirven de sondeo certero de cara a las elecciones generales del próximo 27 de octubre. El oficialismo del presidente Mauricio Macri arañó un 32%, muy por debajo de la expectativa, quedando a 15 puntos de su rival, una diferencia que parece difícil de descontar en los próximos dos meses.

El cimbronazo electoral está generando este lunes una crisis de confianza y expectativas que se evidencia en el derrumbe de acciones argentina en Nueva York y de la bolsa de Buenos Aires en casi un 30%, además de una fuerte apreciación del dólar, refugio predilecto de los argentinos en momentos de crisis ante la inestabilidad de la moneda local. La consecuencia de este fenómeno en el mediano plazo es el traslado de esta devaluación a precios mayoristas y minoristas de una economía argentina fuertemente dolarizada, y la consecuente aceleración de la inflación, gran flagelo del país que el actual gobierno no logró casi nunca arrinconar por debajo del 2% mensual.

El panorama político parece negro para el gobierno que deberá asegurar la gobernabilidad por los próximos largos cuatro meses hasta el 10 de diciembre, fecha de asunción del hipotético (o no tanto) nuevo presidente.

En las elecciones generales del 27 de octubre dos escenarios evitarían un ballotage: que el ganador saque más del 45% de los votos, o que el ganador saque entre 40% y 45% y aventaje por al menos 10 puntos porcentuales al segundo. En ese contexto, la única esperanza del oficialismo debe radicar, más que en pensar en cosechar más votos, en lograr la pérdida de al menos 3 puntos por parte de la fórmula Fernandez-Fernandez para que quede por debajo del 45%. Eso parece, al menos hoy, misión imposible.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.33 - 12 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Julián Lambert

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información