Sociedad

Crítica a la exposición de Joaquin Sorrolla realizada por mi

Patrocinado


Crítica a la exposición de Joaquin Sorrolla realizada por mi - Sociedad

Joaquín SOROLLA (1863-1923) “Jardines de luz”

 

Joaquín Sorolla, señalado al principio como pintor impresionista está más cercano a la corriente luminista; nació en Madrid y después de sus formación a partir de 1881 empezó a pintar obras relacionadas con el paisaje. En la propia exposición podemos apreciar, nada más entrar, una cartela con una línea de tiempo influenciada por los acontecimientos mas importantes de su vida incluyendo su primer viaje a Andalucía en 1908 y en el cual visita Granada entre el 24 y el 25 de marzo de ese mismo año aunque vuelve a la Alhambra en 1917.

 

Sorolla empieza a madurar mediante sus pinturas de jardines, uniendo el silencio y la intimidad con la sensibilidad simbolista tan característica de su tiempo. En esta exposición se representan 45 óleos que se completan con dibujos y documentos. Las obras las realiza a través de las vistas de la Alhambra y de Sierra Nevada y es ahí donde puede reflejar mejor el poder de la luz. Describe una gran sobriedad que se aprecia por ejemplo en el silencio que impera en los patios o en el agua de las fuentes.

 

La elección de los patios y de los jardines andaluces es importante para crear su “Jardín de artista”, que elabora en su propio hogar a partir de 1911, fue creado como espacio para la intimidad familiar y para que inspirase a su trabajo. En estas últimas obras no solo copia algunos rincones de los jardines de Sevilla o de Granada sino que traslada al centro de la meseta castellana las fuentes, columnas, los árboles frutales que trae desde Andalucía. Una de las características mas destacables de la exposición es que en las obras hay una nula presencia del ser humano y en cambio aparecen fuentes, predominio de luz y colores, mármoles y arquitecturas vegetales.

 

La exposición esta dividida en 4 salas en las que están situadas las obras según su temática; las salas tienen las paredes de color gris que coincide con el color del suelo y del techo junto con el de las cartelas explicativas de las obras y nos da una sensación de recogimiento para que nuestra vista se centre en el cuadro en sí; las salas son espaciosas para evitar la concentración masiva de visitantes. En las salas también se incluyen pequeñas frases o bien del autor o extractos de poemas de Juan Ramón Jiménez.

 

En la primera sala encontramos una pequeña frase del autor que nos introduce a la exposición; debajo de ella hay una vitrina donde se encuentra un documento que es el “Libro de registros de permisos para pintores y fotógrafos de la Alhambra” con su referencia que es “Archivos del patronato de la Alhambra y Generalife (1909-1912)”. Aparece también el número del inventario (INN:500).

 

Las obras se dividen según su temática. La primera que vemos es “Tierra” donde están expuestos cuadros sobre paisajes, vistas de la Alhambra o vistas de Sierra Nevada y hay un cuadro con una calle de Granada.

 

La segunda sala temática  se llama “Agua” y tiene representaciones de albercas que están tanto en Granada como en Sevilla; al entrar en esta sala tenemos un fragmento de un poema de Juan Ramón Jiménez de su obra “Olvidos de Granada”.

 

La tercera sala temática se llama “Patio” y en ella se alternan los cuadros de patios donde vemos esa relación de la luz, el silencio, el color y muy poca presencia del agua, con vitrinas en las que se encuentran documentos y bocetos de sus obras, correspondencia y fotografías. Las vitrinas están estratégicamente situadas en el centro de la sala para que los visitantes las rodeen y vean los distintos documentos y alrededor de ellas se sitúan las obras.

 

La cuarta sala temática llamada “Jardín” tiene como peculiaridad que es más espaciosa y tiene una mayor cantidad de luz. En esta sala aparece un extracto de una carta que Sorolla escribió a su mujer Clotilde y un poema de Juan Ramón Jiménez relacionado con los jardines.

 

En esta sala en el centro aparecen unas vitrinas con fotografías, libros y documentos de distintos autores como Georges Gromot y correspondencia del propio Sorolla; en estas vitrinas destacamos la conservación de los libros. Los libros están abiertos por una página con tres acetatos para que no se estropeen o se cierren y para evitar arrugas de las paginas o un desgaste del lomo del libro. Se ve que están apoyados en unos soportes que son las camas para mantenerlos abiertos. Las vitrinas tiene en su interior unos deshumidificadores para poder mantener la misma temperatura y humedad y así evitar un posible deterioro de los documentos.

 

En esta sala vemos unos ventanales en la parte superior de forma circular llamados óculos para recoger también una mayor cantidad de luz y no aparece iluminación artificial solo natural.

 

La quinta y ultima sala temática corresponde a “El jardín de la casa de Sorolla” en el que vuelve a incluir vitrinas en el centro con bocetos de sus cuadros que son de su casa en Madrid. También aparece otro poema de Juan Ramón Jiménez de su obra “Piedra y cielo”.

 

La exposición aunque lleva mucho tiempo, pues empezó el 29 de junio del 2012 y concluye el domingo 14 de octubre de 2012, se ve que sigue atrayendo a muchos visitantes debido a las apreciables colas que hay en la segunda planta del Palacio de Carlos V que es el lugar donde se localiza esta exposición temporal. También se sabe que esta exposición es totalmente gratuita y está abierta todos los días de lunes a domingo desde las 10 de la mañana a las 8 de la tarde.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

jesuslopez88

Soy licenciado en historia del arte me gusta mucho leer y debatir sobre distintos temas

Deja un comentario