Literatura

Crónica De Un Amor En Tiempos Difíciles Parte Ii

Crónica De Un Amor En Tiempos Difíciles Parte Ii - Literatura

Después de lo expresado en la entrega anterior, hoy les contaré sobre unos personajes que para muchos resultarán irreales pero a su vez representan el sentir y las verdades que es imperativo sacar a la luz pública en estos tiempos difíciles y de cambios tan abrumadores como desafiantes, en una reunión primaveral __Como estamos seguros muchos de ustedes han organizado__ Y en la cual estuvo invitada la crema y nata de la sociedad actual, se presentó casi por casualidad un hombre que se dedica a la profesión que es tal vez la menos tomada en cuenta y la menos valorada en el mundo actual, es decir; el es poeta, su nombre es Antonio, un bohemio, un soñador, y como en la actualidad esto no da para vivir se dedica también al periodismo.

Este astuto joven andaba en búsqueda de alguna exclusiva, esa gran noticia que le de luz verde y le conduzca a grandes y mejores historias, de una relevancia tal que le encaminen al estrellato, así podría lograr la completa confianza de su editor Don Pepe Sindergaard Director y Editor del Diario La Voz, persona exageradamente estricta y a su vez no daba pie a errores de sus subalternos, siguiendo con la reunión, esa fiesta estaba llena de colorido, elegancia y mucha opulencia, había mujeres por doquier princesas de la alta sociedad las cuales sienten y padecen, algunas veces no lo demuestran pero también tienen alma y corazón, y ese padecer aunque ligado a otros motivos llegan a padecer incluso más que los olvidados de este mundo.

Antonio, conocido como el bohemio, es un hombre de bien, educado en valores con su familia y un sentido del honor y la lealtad muy arraigados. De porte esbelto y tonificado, musculatura no de fisicoculturista pero si robustecida por tantas luchas del barrio cuyo gimnasio siempre fue el trabajo duro para pagar sus estudios en universidades nocturnas y de paga, con trabajo, inteligencia, dignidad, disposición y mucho tesón, allí al ingresar y tratando de disimular  su carencia de alcurnia, no porque le avergüence, al contrario sino que ese sería su pase al mimetizarse entre esas personas, su objetivo repetimos esa gran historia dentro de la sociedad que a veces se alberga en espacios de esa índole, y al intentar pasar desapercibido pues no le resultó así ya que por allí estaba una mujer llamativa y aunque distante al ver aquellos valles y abismos que marcan las clases y los tiempos de la estructura social de ayer, hoy y siempre, se dirige hacia Antonio, y le dijo soy Vanessa, ¿Tú quien eres, nunca te había visto por aquí? A lo cual rápida y sagazmente El respondió:

__Soy Antonio, y literalmente tengo la mala costumbre de no destacar.

Ella mostrándose incisiva le manifestó: Estoy sola aquí, y no me gustan ciertas personas, desde luego no es una alusión personal__ Le acotó sagazmente.

__ ¿Espero que no estés con alguien?

__ Antonio le ripostó, no ando acompañado de nadie en estos momentos.

La dama siguió con ganas y la necesidad de seguir conociendo al misterioso muchacho, y le dijo con especial soltura; me gustaría hablar un poco más pero aquí no me siento cómoda a lo cual él le expresa: Créeme me  encantaría salir ahora mismo de aquí contigo, pero lamentablemente tengo una misión que cumplir ahora mismo en estos espacios…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Wilmer Antonio Velásquez Peraza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información