Sociedad

Crónica: «Por los que no tienen voz»



Crónica: «Por los que no tienen voz» - Sociedad

Matanza de vacas. Caballos siendo decapitados. Pollitos machos en una trituradora, descartados por no ser los que ponen huevos. Laboratorios haciendo experimentos en animales. Los videos muestran el sufrimiento animal y la música se oye triste. Pasa un hombre caminando rápido. “Aguante la carne, aguante comer carne”, grita. Pero el “Cubo de la Verdad”, método de movilizarse por los derechos de los animales, no puede contestar.

Ya son las cuatro de la tarde. Activistas de “Anonymous for the Voiceless Buenos Aires” ya están en pleno centro de Recoleta, justo frente a un McDonald’s, atrás del cementerio. Todos vestidos de negro. Tienen una batería grande, un parlante y una zapatilla de enchufes, que apoyan en el medio de la vereda. Alrededor, ocho de ellos se ponen de espaldas, intentando formar un cuadrado. Algunos sostienen notebooks o monitores, y otros, carteles. “Verdad”, dicen. Los demás, los ayudan a ponerse sus máscaras.

La idea es intercambiarse. Aunque usan arneses, los que más se cansan son los que sostienen los monitores, porque son aparatos grandes y pesados. Levantan la mano para avisar y un compañero los reemplaza. A un costado hay una mesa. Sobre ella, más máscaras y algunos folletos. Debajo, sus mochilas y pertenencias, tapadas con una tela negra.

Pasa mucha gente. Es sábado y sobre Vicente López hay muchas opciones para comer o tomar algo. Algunas personas ignoran la situación por completo. Otros, miran poco tiempo, por curiosidad o para fotografiar o filmar la actividad. “Ah, estos son los veganos. No me gusta, me da pena”, le dice una mujer a otra, mientras siguen caminando. Los que se quedan más tiempo mirando las pantallas, son interrogados por la organización. “Disculpa, ¿vos estás viendo los videos?”, preguntan, para empezar la charla.

Un joven se acerca a debatir con una activista. “Me parece que a los veganos les faltan nutrientes”, dice él, con tono bajo. “No necesitamos comer carne por ningún nutriente. Yo soy profesional de la salud y tengo una beba, ¿vos crees que no le voy a dar a mi hija todo lo que necesita para estar sana? Además, Novak Djokovic es vegano, por ejemplo”, responde ella.

A los interesados en el tema, les dan un folleto informativo y los alientan a este estilo de vida. Y si justo se encuentran con algún vegano, le dan la idea de participar en el movimiento.
Quienes se indignan de la situación son los adultos mayores. Ponen cara de enojo, hacen comentarios de disgusto. “Hay que cambiar el método. Esto no me parece”, expresa un señor en voz alta, mientras pasa caminando.

Pasan muchos chicos, les llama la atención las máscaras. “¡Qué miedo!”, dice la mayoría cuando mira los videos. Una de las pantallas muestra a chanchos siendo asesinados a palazos en la cabeza. Muy cerca, hay cinco niños mirando. Tres son muy chiquitos, y ya están llorando. “¿Cómo permitís que comamos hamburguesas?”, le pregunta la más grande a la mamá. Una joven que participa de la actividad se acerca a consolarlos. “Yo también era muy chica cuando me enteré de esto”, cuenta, mientras los abraza.

“Anonymous for the Voiceless” es una organización por los derechos animales que realiza activismo callejero y busca crear conciencia sobre el veganismo. Se fundó en 2016, en Australia, y actualmente existe en otros países como Argentina, Chile, Perú, España y Francia.

Ya son las siete y media, y se suponía que la actividad terminaba a las siete. Empiezan a levantar todo. Pero volverán el próximo fin de semana, como lo hace siempre, para manifestar, como se hace la hacer llamar la organización, “por los que no tienen voz”.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Lucía

3 comentarios

  • Respeto el derecho que cada quien tiene a comer lo que considere adecuado para su salud. Desde siempre, los animales han formado parte del menú de la humanidad y no hay nada de malo en ello. Alimentarse de animales no se hace por simple regodeo sino por otras razones. La diferencia entre las plantas y los animales es la capacidad de expresión porque vivos están los dos, así que si se tratase de defender la vida, las plantas también tendrían algún derecho y si se los otorgamos entonces nos alimentaríamos del aire. Supongo que lo que hay que evitar y mejorar, son las prácticas que podrían catalogares como crueles para sacrificar animales dispuestos como alimento de la humanidad. Si el veganismo es defendido por otros motivos lo respeto, si es por el derecho de los animales me parece sin sentido. Y creanme, yo amo a los animales y a la naturaleza.

    • Gracias por dejar tu comentario con respeto. Claro que hace mucho que el ser humano come animales por supervivencia. Pero también es cierto que hemos evolucionado, y que actualmente, si tenemos la posibilidad de elegir qué comer, podemos intentar reducir su consumo. He hablado con muchas personas que dicen comer carne por simple gusto y no por salud. ¿Por qué comemos vacas, pollos y cerdos, pero no comemos perros y gatos? Todos son animales por igual, tienen sistema nervioso como nosotros, razonan, sienten, sufren. Las plantas, aunque también son seres vivos, no tienen sistema nervioso, sino que responden a estímulos. Más que defender la vida, diría respetar a otros seres que sienten. No necesitamos comer carne para estar saludables. Por supuesto que también hay otros motivos para ser vegano, como la salud y el medio ambiente. Pero principalmente por los animales.

      • Por convencionalismo en occidente no se comen perros y gatos no existe otra razón, tienen más valor para las personas como compañía que como alimento además de no ser prácticos para la crianza con fines alimentarios. Existen muchos más animales que no comemos de los que usamos para consumo humano. Insisto en que el problema está en el abuso que hacemos de la naturaleza toda sin embargo, otorgar derechos a los animales equiparables a los humanos es ir demasiado lejos. Una vez hayamos dejado de lastimar a otros seres humanos, les hayamos asegurado la subsistencia, la seguridad y la tranquilidad en sus vidas, entonces pensemos si es o no correcto elevar a los animales a otra categoría. Sé que mis palabras no le podrán convencer como las suyas a mi tampoco, nos encontramos en una situación ideológica. Simplemente, ambas posiciones merecen respeto. Los que quieren seguir comiendo carne y los que no, ninguno tiene derecho a imponer al otro su forma de pensar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información