Economía

¿Cuál es el rumbo del Neo Liberalismo?



¿Cuál es el rumbo del Neo Liberalismo? - Economía

                Luego de varias décadas de seguir el modelo económico del neo liberalismo, la academia comienza a cuestionar seriamente la continuidad del sistema.  Por primera vez se habla con el rigor debido, acerca de los daños que el individualismo a ultranza encierra y los peligros de la carrera por la tasa de ganancias desmedidas.  Los defensores del neo liberalismo y por su puesto del capitalismo, insisten en que nunca la humanidad generó tanta riqueza como en las últimas décadas y que la pobreza tiende a disminuir paulatinamente.

                Posiblemente en parte sea cierto si acaso entendemos la riqueza como la posesión de objetos útiles algunos y banales muchos más, que en teoría, deberían hacer más agradable nuestro paso por la vida y que sin embargo, la lucha permanente por más riqueza ha traído consigo una enorme cantidad de damnificados, inconformes y angustiados por el porvenir.  Además, la riqueza no es sino un parámetro de comparación; soy rico con respecto a que.  Llegado a este punto siempre pienso en las pocas tribus indígenas que todavía quedan dispersas por el mundo y me pregunto si en realidad son pobres.  Por supuesto tienen carencias pero seguramente no requieren ser satisfechas para su felicidad o de otro modo ya las habrían resuelto.

                La constante amenaza de perder el empleo en una sociedad en donde los hay cada vez menos, es una de las mayores fuentes de estrés de los individuos sometidos a una interminable presión por ser cada día más rentables para los patrones que sin consideración ninguna, prescindirán de sus servicios en cuanto la rentabilidad disminuya.  Por muchas décadas (posiblemente a través de los siglos), el ser humano ha venido perdiendo su valor como persona transmutándolo por el de mercancía.  Para el patrón vales por rentable, para el mercado vales como consumidor, para el político vales como votante y para prácticamente todo lo demás, vales sólo como cliente o como fuente de riqueza, para nadie vales casi nada como persona.

                El capitalismo y en especial el neo liberalismo, han sido los vehículos transportadores de los valores actuales sobre los que la sociedad gira y que privilegiaron lo material por sobre la materia viva, el ser humano incluido.  En tal orden de cosas, la materia viva se transforma en mercancía, mercancía que debe generar una taza de ganancia (cuanto más mejor) o bajo el criterio prevaleciente ser eliminada.  Así, la selva que no produce riqueza debe ser transformada al igual que los desiertos, los mares y todas las cosas terrenales, si no se pueden transformar en renta, serán olvidados o eliminados como ocurre con las especies animales que no aportan un provecho económico o peor aún, con las personas mismas.  Los pobres son el desecho humano de lo que no puede rentabilizarse y que sólo preocupan al sistema por dos motivos; porque no pueden ser convertidos en consumidores y por eso son inútiles al sistema mismo o bien, porque su existencia cuesta preciosos recursos económicos en forma de subvenciones y otros tipos de ayudas, pero jamás son tomados en cuenta por su humanidad.

                El debilitamiento del neo liberalismo tiene posiblemente su origen en que luego de tanto abuso, la materia viva está agotada, no da más.  Los mares antes abundantes, son ahora extensos espacios vacíos y contaminados, los bosques y selvas antes prolíficos, son ahora simples extensiones bastas para el cultivo y la ganadería rompiendo el delicado equilibrio natural frenando el ciclo regenerativo esencial para el sostenimiento de la vida.  Así como los defensores neo liberales presumen de la riqueza generada por el sistema, los detractores del mismo dicen con certeza, que nunca antes el ser humano puso en riesgo la continuidad de su propia existencia y sin embargo, es ahora una realidad derivada de la codicia y la ceguera premeditada de los dirigentes del mundo por aumentar la taza de ganancia.

                Si somos inteligentes, cambiaremos el rumbo de las cosas colocando la materia viva por encima de todas las demás.  Si continuamos siendo idiotas, palabra que viene del griego y que significa; “persona que no se ocupa de los asuntos públicos sino sólo de sus intereses privados”, seguramente la raza humana se extinguirá.   Lo más doloroso será el proceso, y por encima de éste, la culpa de saber que se pudo evitar con tan solo hacer caso a lo que en verdad es valioso.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

SrT

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información