Anuncios
Sociedad

Cuando habla el corazón.

Cuando habla el corazón. - Sociedad

Ante todo un cordial saludo querido lector, no te podría preguntar cómo estuvo tu día porque es subjetivo para cada quien, pero aun así, aquí en nuestro espacio, trataré de compartir mis experiencias para que veas que no estás solo como pensabas, todos en cierto punto somos muy similares, con tantos agobios del día a día, así como también las adversidades de la vida, las cuales siempre están presentes en todo el tiempo de existencia que tenemos, pero el dato curioso es que a pesar de que dicen que la felicidad consta de pequeños momentos, porque estas mismas complicaciones rutinarias atenúan ese pequeña señal de euforia, a esta clásica anécdota casi universal le digo que ¡no! La razón es muy simple y aunque te preguntes quién soy yo para refutar semejante planteamiento relativamente universal y con años de existencia, pues a esa incógnita que se formuló en tu mente le respondo así: ” Muchos alegan que la felicidad son diminutos momentos en un mar de neutralidad y tristeza, no obstante, existe una minoría que alcanza a comprender y a sentir la felicidad como más que un pequeño punto en la larga travesía llamada vida, el punto neurálgico de este teorema es que los rasgos que apuntan hacia una constante alegría los puedes encontrar hasta en el más mínimo detalle de cada día”. Ahora bien, esto equivale a disfrutar cada momento sin pensar en lo que vendrá después.

Solo disfruta el momento, un claro ejemplo de la simpleza de mi felicidad es cuando estoy en una típica conversación con mi esposa y mi suegra, la simple aura de compañía familiar y saber de que somos parte de un pleno lazo de unión, me confiere ese estado continuo de euforia con infinidades extralimitadas. Con esto quiero decir que ante una simple circunstancia como esta, puedo concebir un gran punto de alegría. Por ende, en otros partes también comprendo cuando la soledad es el ancla que se arraiga en el alma. Un triste caso era cuando solía preguntarle a una señora mayor ¿cómo aprendiste a vivir sola sin caer en la locura o la agonía? Pues resulta que ya tenía unos 3 años siendo viuda y me dijo:” Hijo, la soledad es un estado insoportable cuando tu contraparte, tu razón de ser, tu gran amor está contigo pero en un lugar lejano, pero cuando ya no se tiene, simplemente queda esperar que los días sigan su curso a tal punto que recibirás a la muerte como una gran amiga. Se trata de que pudiste estar tiempo completo con quien amabas, formaste una familia, tuviste los mejores años de tu vida, ya en esta situación cuando todo ha cedido solo queda, o en este caso me queda, esperar que la vida haga su trabajo y alcanzar a mi compañero en la otra vida. Sonará triste para ti, pero para mí cada día su esencia esperándome en el firmamento me llena de una incomparable felicidad”.

¿Viste? La felicidad en estado constante existe y tú la puedes encontrar, y si te encuentras solo, recuerda que tu contrapunto espera ser encontrado por ti y así poder borrar todo rastro de posible desesperación o agobio, porque cuando estás en ese estado de conexión con el amor, ningún momento es triste, te invito a encontrar la felicidad, transmitir este mensaje y ayudarme a convertir este mundo en un mejor lugar.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

EmmanuelCede

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.