Sociedad

¿Cuánto vale un cuadro? Arte y dinero, las verdades que a veces no se dicen.

¿Cuánto vale un cuadro? Arte y dinero, las verdades que a veces no se dicen. - Sociedad

Es inútil negarlo: si hoy en día el arte obtiene la atención del palco mediático, no es por la genialidad de un artista o de un nuevo talentoso creador, sino más bien por el valor monetario que sus obras alcanzan.

Arte y dinero, una relación de muchos siglos

Es tan real la relación entre el dinero y el arte que cuando se produce algún récord en una subasta, se habla únicamente del precio, nunca de la obra o de su significado, independientemente de que el autor sea Monet, Picasso, Francis Bacon o Jeff Koons.

Arte y dinero han caminado siempre juntos. El arte en la época moderna se desarrolló con más fuerza en aquellos países donde el dinero circulaba en abundancia, en la Italia del Renacimiento, en la Holanda de la segunda mitad del 1600, en la Francia de la Belle Époque y en la América de la posguerra. Estados ricos, que se convertían directa o indirectamente en mecenas y protectores de todas las artes.

Cambian los artistas, cambia el público, pero…

Del arte se vive y con el arte se come, ser artista es un trabajo como cualquier otro, para algunas personas tal vez más fascinante, pero un trabajo al fin y al cabo. En el Renacimiento existían tablas de precios, que indicaban con certeza cuanto debería pagarse una obra: mientras más figuras aparecían en el cuadro, más aumentaba el precio. Los artistas no creaban por inspiración, todas las obras que vemos en los diversos museos del mundo eran trabajos comisionados por alguien y que debían seguir ciertos cánones. Solo ulteriormente el talento de un genio daba el toque personal a las obras que hoy en día podemos admirar.

Se trabajaba por una retribución. Hoy en día es igual.

La economía se ha apoderado del arte

Sí, la economía se ha apoderado de todo. Mientras en el Medievo era la religión, en el Renacimiento todo se basaba en el estudio del hombre, hoy en día es la economía lo que guía nuestra sociedad.

Dado que el arte se refleja siempre sobre lo que la sociedad produce, la economía no podía dejar de convertirse en protagonista también en el arte.

Esto no quiere decir que se reduzca el valor de los artistas y de sus obras.

Hay que tener siempre claro que precio y valor son dos cosas distintas que no siempre combinan.

No debemos juzgar un artista solo por el valor que sus obras alcanzan, así como no debemos cometer el error de clasificar de la misma manera, dentro de una especulación financiera, una obra que tiene un precio desorbitado. En ocasiones el precio viene dado simplemente por la valoración que tiene el artista y poco más.

El arte es una percepción personal

Un cuadro debe exprimir un concepto, una idea, no dice nada pero es técnicamente perfecto, págalo, no es perfecto pero te gusta, págalo. Allí donde los precios son inflados por el mercado, se debería hacer un esfuerzo por comprender lo que la obra quiere transmitir, dejando de lado los prejuicios nos podríamos encontrar con agradables sorpresas. Ya sea una obra valorada en pocos miles de euros, como en otra valorada en millones de dólares.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.86 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

CarlosGarciaGC

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información