Salud

Cuatro Jabones De Aceite A Partir De Una Misma Base De Jabón

Cuatro Jabones De Aceite A Partir De Una Misma Base De Jabón - Salud

Hola a todos,

Hacía tiempo que no subía ninguna entrada sobre jabones, y la verdad es que lo echaba de menos. Hoy os traigo los últimos cuatro jabones que he hecho, de cara al otoño, y con una misma base de jabón. Deciros que si aún os da pereza eso de hacer vuestros propios jabones de aceite (tenéis todo el proceso en diferentes entradas en mi perfil, por ejemplo: cómo hacer jabón casero para piel sensible y los 10 mejores tips para hacer con éxito tu jabón de aceite), podéis optar también por comprar unas bases de jabón de glicerina lista para derretir bien al microondas, bien al baño maría, y añadir lo que queráis según las necesidades de vuestra piel. Yo en ocasiones lo hago, aunque debo confesar que prefiero mil veces el resultado del jabón artesanal de aceite, porque me permite jugar también con los aceites que uso, con el nivel de espuma y dureza, etc.

Pero vayamos a los 4 jabones. En la foto podéis ver el resultado. Aún les queda un poco de tiempo de curación, pero calculo que para mediados de septiembre ya estarán listos para ser utilizados. Usé para todos una base de aceite de oliva y aceite de coco y luego separé la traza en cuatro partes para hacer 4 diferentes jabones.

Empezando por la izquierda, el que tienen un ligero color rosado, es con un 40% de Sal del Himalaya. Además de ser un jabón exfoliante tiene muchísimas propiedades para la piel. La exfoliación es muy leve (lo hago con grano fino), y el resultado en la piel es increíble. En esta ocasión, además de Sal Rosa del Himalaya le añadí aceite esencial de limón, aceite esencial de Ylang Ylang y un extra de aceite de Argán para que no resecase la piel. Es, sin duda, uno de mis jabones favoritos. Ya es la tercera vez que lo hago y no me canso de usarlo.

El siguiente, que es más blanco, simplemente le añadí un poco de arcilla blanca. Quería un jabón lo más neutro posible que fuese apto para piel irritada o sensible (que a veces tengo), así que no le añadí ni aroma ni ningún aceite esencial. Simplemente la arcilla blanca.

Al siguiente, que tiene un tono como verdoso, le añadí arcilla Ghassoul y aceite esencial de Árbol de té. Quería un jabón específico para granitos, imperfecciones y que limpiase y desinfectase en profundidad.

Y por último, el de color marrón oscuro, es mi jabón de chocolate. Lo quería muy hidratante y nutritivo, anti envejecimiento, así que le añadí cacao puro ecológico en polvo, ya sabéis las increíbles propiedades del cacao para la piel, además de oler de maravilla. Y también, para potenciar sus efectos, le añadí un extra de aceite de oliva virgen y aceite de rosa mosqueta. Ambos son aceites muy nutritivos e hidratantes, y muy adecuados para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

Espero que gustasen estos jabones y que os animéis a hacerlo. Recordar que en mi perfil tenéis muchos artículos para aprender cómo hacer vuestro propio jabón en casa.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Cristinace2018

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información