Política

Cuauhtémoc Blanco, de la cancha a la boleta electoral

Patrocinado


Cuauhtémoc Blanco, de la cancha a la boleta electoral - Política

Cuauhtémoc Blanco Bravo ha sido uno de los más grandes jugadores del fútbol mexicano. Originario de la Ciudad de México y sobreviviente del barrio de Tepito; Blanco se distinguió dentro de las canchas por su personalidad temperamental, creatividad, picardía y entrega.

Debut Profesional:

Cuauhtémoc Blanco debutó como profesional un día 5 de diciembre de 1992 con el equipo de sus amores, el América en el estadio Nou Camp contra el León. “El Cuauh” anotó su primer gol en el América un 9 de septiembre de 1994 contra Tecos a casi 2 años de su debut con el club, el partido terminaría con un triunfo 3-1 de las Águilas con anotaciones de los africanos Kalusha Bwalia y Francois Oman Biyik.

Debut en la Selección Nacional:

Bajo el mando de Miguel Mejía Barón, Blanco disputó su primer partido como seleccionado nacional un 1 de febrero de 1995 en partido amistoso contra Uruguay en Estados Unidos, el mismo año formó parte de la selección sub-23 que obtuviera medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata.

Debut Mundialista:

Francia 1998 fue la sede en donde Cuauhtémoc jugara su primer mundial y fue cuna de su conocida “Cuauhteninha”, recurso utilizado contra en el encuentro contra Corea del Sur para burlar la marca de 2 jugadores rivales. La jugada no del todo estética sorprendió a propios y extraños por su originalidad y efectividad.

Debut en el extranjero:

Tras su actuación en Copa Libertadores, Cuauhtémoc Blanco partió a tierras Españolas para jugar en calidad de préstamo con el Real Valladolid para la temporada 2000-2001, su primer gol llegó ya durante la temporada 2001-2002 contra el Real Madrid.

Además del Real Valladolid, Blanco militó en el Chicago Fire de la MLS.

Debut en la boleta electoral:

En enero de 2015 Cuauhtémoc registra su candidatura a la alcaldía de Cuernavaca por el Partido Social Demócrata (PSD) bajo el lema “Me la voy a jugar por la seguridad de tu familia”.

El primer espectacular de su candidatura fue interpretado como una broma o fotomontaje, después se pensó que la mayor aspiración del partido era obtener los votos necesarios para conservar su registro pero una vez más nos aplicó la “Cuauhteminha” al ganar las elecciones.

Elecciones 2018

En 2018 Cuauhtémoc Blanco compite por la gubernatura del estado de Morelos como candidato de MORENA (Movimiento Regeneración Nacional), partido creado en 2011 y liderado por Andrés Manuel López Obrador AMLO, candidato a la presidencia de la república.

En estos comicios se agregan a la contienda electoral diversas personalidades del deporte y los espectáculos, entre ellos:

Adolfo Ríos: ex – portero del América y Selección Nacional

Sergio Mayer: actor

Eduardo Capetillo: actor

Rocío Banquells: cantante

María Elena Saldaña “La Güereja”: comediante

Ernesto D’alessio: cantante

¿Por qué son cada vez más figuras públicas que contienden por puestos de elección popular? Y, sobre todo ¿Por qué la gente vota por ellos?

La “clase política” argumenta que no tienen la preparación para ejercer un cargo público, más de un periodista se ha burlado de ellos y de sus aspiraciones pero es un hecho que deportistas y figuras del espectáculo siguen ganando lugares en la política y la pregunta es ¿por qué?

Hartazgo.- El pueblo está cansado de promesas y falsas esperanzas, la clase política “preparada” parece estar preparada pero para doblar e interpretar las leyes a su conveniencia y no para beneficio de la ciudadanía.

Identificación.- hablando de representatividad, es más fácil que la gente se identifique con candidatos como Cuauhtémoc Blanco, un “peladito” que a base de lucha y sacrificio logró salir adelante, cumplir sus sueños y convertirse en el ídolo de multitudes; si él puede, todos podemos. Cuauhtémoc representa al barrio, conoce sus necesidades, les habla derecho y se “echa una cascarita” con ellos, no como el político que exhibe sus blancas “patitas de pollo” para la foto y observa el partido desde la sombrita.

Los partidos políticos comienzan a entender que en este momento la gente prefiere votar por cualquier persona, es más, por cualquier cosa que por ellos; y por ello cada vez más echan mano del “viejo truco” de poner al frente a un personaje elegido más por su fama que por su ideología ya que ellos cuentan con mayor credibilidad que los propios partidos.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Marcela Rojas

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información