Negocios

Cuba: El sueño del “turismo estadounidense” se derrumba

Cuba: El sueño del “turismo estadounidense” se derrumba - Negocios

Muchos cubanos —sobre todo trabajadores privados de hostales, taxis y restaurantes— se deleitaron en 2017 con el incremento acelerado de visitantes de los EEUU.

En La Habana y otras ciudades turísticas cubanas comenzaron a proliferar las banderas de los EEUU —que nunca han desaparecido del todo—, pero la bonanza duró poco. Poco más de un año.

El gran auge del turismo norteamericano (de EEUU) a Cuba se ha convertido en un fracaso.

Durante los tres primeros meses de 2018 han visitado Cuba poco más de 95.000 estadounidenses —según las estadísticas oficiales aportadas por el gobierno cubano—. La cifra significa una reducción del 40 por ciento en comparación con igual período del año anterior, 2017.

Cuba, como destino peculiar a donde los estadounidenses vienen a buscar un país perdido en el tiempo, el último estandarte de la Guerra Fría y el comunismo en el hemisferio occidental, ha perdido visitantes tras la asunción de la administración de Donald Trump al frente de la Casa Blanca.

El descenso debilita el “engagement político” que propició Obama y, de paso, perjudica la economía cubana —la del estado y los particulares— al dificultar el acceso a dinero en efectivo. La idea de reforzar los lazos entre Cuba y EEUU para lograr cambios en la Isla parece irse a bolina.

Algunos turistas de otras partes del mundo, asiduos de Cuba —canadienses y europeos, por ejemplo—, piensan que la reducción de visitantes estadounidenses a Cuba debilitará la tendencia al alza de los precios en ciudades turísticas como La Habana y Varadero.

Algunos, de esos que repiten cada año, mencionan que este 2018, en comparación con inicios de 2017, en La Habana había autos de alquiler disponibles, capacidad en los restaurantes más populares y vacantes en las casas de renta de sitios privilegiados como Miramar.

Para el gobierno de Cuba, aunque no lo mencionen, la situación es alarmante. El gobierno de La Habana, en medio del deshielo con Obama, hizo planes y ordenó la construcción de muchos hoteles e instalaciones vinculadas al turismo. Se preveía un boom de visitantes de los EEUU, pero Trump cortó por lo sano. ¿Qué pasará ahora con todas esas inversiones? ¿Cuáles serán las estrategias de desarrollo turístico en la Isla a largo plazo?

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Guido

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información