Literatura

Cuento.

Cuento. - Literatura

Esta historia comienza el 9 de julio del año 57 en una  barriada de alguna ciudad de un país latinoamericano, allá   en lo alto del cerro vivía Elena  joven y bella pero sin estudios, estaba embarazada de Luis  tres años mayor que ella, ambos venían del interior del país, buscando un mejor futuro, se casaron muy jóvenes a causa del embarazo de Elena, ella  contaba con  ocho meses  y tres semanas de embarazo.

Elena era artesana, Luis policía, ninguno de los dos era feliz, ella era pobre pero según Luis quería vivir como rica, él  un pobre conformista según ella. Llego el día y como a las dos de la tarde   Elena sintió dolores de parto, estaba sola pues Luis  se encontraba de guardia, ella preparó sus cosas  y como pudo llego al hospital más cercano , donde a las nueve de la noche  nació su primer hijo o mejor dicho hija   a la que le puso Estela, era hermosa. Elena estaba  atontada con el rostro de su bebe. Por fin pudo comunicarse con Luis quien al enterarse de que su  primogénito era hembra perdió el interés y decidió  que  iría  a conocerla  al día   siguiente.

Eran las  dos de la tarde  del 10 de julio cuando Luis entro al cuarto donde estaban Elena y Estela, en su cara  se  apreciaba la desilusión, no  esperaba  a una hembra sino a un varón. Elena le pedía que cargara la bebe pero él se negaba  constantemente alegando que podía lastimarla. Allí  comenzó  esta  historia  frente a la inconformidad de ambos , ella  siendo una pobre  inconforme con su vida  de pobre, soñando con aquella buena vida que  tendría  después de abandonar su pueblo. El inconforme con su esposa  pues  se vio obligado a casarse por  un embarazo y  para completar, pensaba que su mujer era tan insulsa que ni siquiera le dio  el hijo varón que él esperaba, para él su sacrificio no había valido la pena.

Pasaron los años  Estela tenía cuatro años, pero a pesar de su corta edad  comprendía  que algo andaba mal con sus padres , un  día presencio una disputa por  causa del colegio que  Elena  había seleccionado para inscribir  a la niña, un privado ya que ella merece lo mejor, para Luis  muy costoso no podía  con los gastos de la casa, la verdad  era  que  el tenia  un  segundo hogar  con una  mujer mayor que él; la cual  tenía  dos  hijos  y era obvio que  se veía apretado para cubrir los dos hogares. Sin embargo Elena  con  el dinero que ganaba de sus trabajos artesanales  decidió  inscribirla.

En diciembre  del año  61 Elena  le dio emocionada la   noticia a Luis “ estaba nuevamente embarazada” , el se emociono, era su segundo hijo, aunque le comunico que  se verían mas apretados económicamente pero ella como siempre  lo ignoró, pasaron nueve meses  y en septiembre del 62  nació Luis Enrique , Luis  el padre  estaba que no cabía de la emoción, gracias al nacimiento de Luisito, le compraron a Elena una  cocina de cuatro hornillas, lavadora, una cama matrimonial, pues hasta ese momento  dormían en una cama simple, por primera vez su esposo le dio flores , entonces ella pensó  que por fin  sería feliz pues su esposo  la amaba, pero nada más lejos de la realidad.

Se  amaron tanto esos días  que olvidaron guardar el reposo y lo más importante cuidarse, entonces Estela con  cinco años y Luisito con dos meses , esperaban un nuevo hermano, esta noticia acabo con la felicidad de la pareja , Luis  comenzó nuevamente a realizar guardias más seguido, pensaba que el dinero no alcanzaría, – ya seremos  cinco -le propuso  a Elena  abortar  pero ella se negó, las peleas aumentaron, Elena tenía que trabajar muy  duro  haciendo sus artesanías  y vendiéndolas  para  poder  costear los gastos, ella  las vendía en el mercado municipal , dejaba a Estela  vendiendo en una  esquina donde pudiera verla y ella  vendía en otra.

En el año 63 específicamente en agosto nació Ana, era grande y fuerte la bebe. El tiempo transcurrió Estela tenía  diez años, Luis Enrique cinco  y Ana  cuatro años, a su padre  lo veían muy poco pues  siempre estaba de guardia, Elena  estaba  amargada, veía  que el tiempo pasaba  y sus sueños  de  una buena vida  estaban cada vez más lejos, cada  mañana  se levantaba mas hastiada, pensaba_ tengo tres hijos, prácticamente no tengo marido, vivo en este rancho miserable_ cada tarde después que los niños llegaban del colegio debían  ir al mercado a vender las artesanías .

Las pocas veces que Luis  venia a la casa lo hacía tarde y borracho cosa que Elena odiaba, pues su padre era alcohólico y ella creció viendo a su madre sufrir   a manos de ese viejo borracho como ella lo llamaba. Cansada de ver  a su madre golpeada y de esconderse cada vez que su papá llegaba a casa  ebrio , busco refugio en Luis quien era un joven atento, distinto, que según ella la quería , de allí   que decidiera hacer una vida con él  y para poder amarrarlo se embarazo, pues así su vida cambiaria , nada más lejos de la realidad.

Una tarde estando en el mercado una vecina la señora Florencia vio a Elena vendiendo sus artesanías  y se acerco a  expresarle  que sentía mucho  que Luis la hubiese dejado, con tres niños. Elena  se quedo fría  y le pregunto  a que se refería, ya que  Luis y ella estaban juntos, solo que debido a su trabajo él no estaba  casi nunca en casa. Florencia  con un gesto de vergüenza en la cara le explico a Elena que  ella  lo había visto en varias ocasiones  por  los lados de su trabajo con una  señora mayor que él. Elena sentía que el piso bajo sus pies se desmoronaba, ahora entendía por qué  tanta ausencia, por que desde hace tiempo sus labios se habían secado a falta de un beso, entendió el cansancio de Luis y porque al tener sexo  el no la acariciaba. Supo por qué no alcanzaba el dinero y volteo a la esquina donde estaban sus hijos, sus tres pequeños vendiendo artesanías,_ mis niños _ pensó _ acá  vendiendo porque a papá  hay que ayudarlo_.

El corazón de Elena  se oscureció junto con su alma, su sangre ya no recorría sus venas y sus arterias, se había congelado, pensaba: cómo  enfrentarlo. A la mañana siguiente  fue hasta su trabajo aprovechando que sus hijos estaban en el colegio, la noche anterior no durmió, la paso llorando, de eso Luis se percato al verla a los ojos  y notarlos hinchados, le pregunto si había pasado algo con los suegros, o con los niños, ella lo negó con un movimiento de cabeza. Necesito hablar contigo_ le dijo. Luis la llevo a un cafetín cercano  pero le aclaro que debía ser rápido, al llegar al lugar se sentaron cerca de la entrada el pidió café con leche, ella nada y comenzó la conversación que se fue tornando en discusión debido a que él negaba todo, pero llegó un punto en que él lo acepto. El corazón de Elena se partió, era cierto, él  la engañaba, ¿desde cuándo? _preguntó, el respondió que  desde que Estela tenía dos años. ¿Por qué? El motivo es que  me case  por  tu embarazo, yo no quería casarme y tú me obligaste, luego no me consultaste  y saliste nuevamente embarazada, estuvo bien pues nació Luisito, pero nuevamente te embarazaste  no te interesó  que yo no quisiera más hijos, nunca te importó mi opinión, era lo que tú decías, no me escuchabas.

Elena lo escucho por primera vez  y solo le dijo: _ entonces  no quisiste nunca  ni a mí ni a tus hijos, ¡bien! Luis iba a agregar algo… pero ella no lo escucho y se limito a decirle: ve mañana a buscar tus cosas en la mañana, que ellos están en clase, yo tampoco voy a estar para que no te sientas incomodo. Esa tarde no fue a vender al mercado, busco sus tres hijos, paso luego a la farmacia, llego a su rancho les preparó una  comida muy rica, los mando a bañar temprano, luego les dio  a eso de las cinco  un jugo.

A la mañana siguiente siendo el seis de junio del 69, a las diez de la mañana, llego Luis a su casa al entrar  al cuarto sintió que  un escalofrío  recorrió todo su cuerpo allí en su cama, la que había comprado con el nacimiento de Luisito yacían Elena y los tres niños, los llamo pero no respondieron, entonces tomo a su Luisito entre sus brazos estaba  muy frio, Luis por primera vez  apreció  el amor que sentía por sus hijos  y su alma se le desgarro, no podía ser cierto , estaba soñando, grito y grito pero el dolor era tan profundo  tan grande que no cabía en su pecho, en una mesita junto a la cama  había una  nota que  decía : “ ahora ni yo ni mis hijos te vamos a estorbar, nunca nos quisiste, yo los traje , yo me los llevo ,yo te libero…”  Elena en el jugo que había preparado para ella y sus hijos  puso  veneno y así murieron los cuatro

A partir de ese día  Luis se sumergió en el alcohol, con la esperanza de morir  algún día  y reencontrarse con  sus hijos, nada más lejos de la realidad .Ahora anda de indigente añorando la muerte, pero ella  no le llegara tan fácil, el sufrirá por haber despreciado lo que dios y la vida le dieron.

 

airamsaira

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

airamsaira

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información