Literatura

Cuentos De Mi Abuelo

Cuentos De Mi Abuelo - Literatura

En un pueblo montañoso, vivía Don Roberto junto a su nieto, Juan, en una casa muy bonita con techo de teja, una chimenea y un jardín lleno de flores y árboles frutales, típico de la zona. Una noche Juan y su abuelo se prepararon para dormir, pero como de costumbre Juan le pidió a que le leyera uno de esos cuentos, que tanto le gustaban. El abuelo muy condescendiente le dijo que le iba a leer un cuento, pero esta vez la historia trataría de extraterrestres. Juan muy emocionado se puso velozmente el pijama, se cepilló los dientes y se acostó en su camita para esperar ansioso la historia que le iba a contar su abuelo Roberto.
Había una vez un planeta azul, poco conocido, perteneciente a la galaxia azul. En este planeta habitaba la familia Droms, su vida era como la de todos nosotros. Un buen día, el niño de los Droms decidió salir a jugar con los niños del vecindario y con él se fue su mascota, que lo cuidaba y lo acompañaba en todo momento. Uno de los niños, mientras estaban jugando, descubrió que se podía convertir en un platillo volador, y esto puso más emocionante el juego. Luego de jugar con el niño, que se convirtió en platillo volador, el niño de los Droms sugirió salir al campo a jugar a la carrera, y de inmediato cada niño se transformó en platillo, pelota y pare usted de contar. Todo iba bien, hasta que empezó a caer un gran diluvio, y los niños decidieron regresar a sus casas, pero se habían quedado aislados, porque muchos árboles caídos impedían el paso, todos temerosos no daban con la solución.
Pasado un tiempo, la comunidad muy preocupada se reunió para buscar a sus hijos y aportar ideas. Mientras tanto, el hijo de los Droms junto a su mascota se convirtieron en pelota y lograron saltar los obstáculos y alcanzar a sus familiares para avisarles lo ocurrido, y así poder rescatar a todos los niños, que se habían quedado atrapados. Los únicos que podían llegar al lugar eran los Droms, pero se les presentaba un inconveniente, tenían que construir un puente y ellos no manejaban esa tecnología. Entonces, entre todos los miembros de la comunidad se enfocaron en ese objetivo, que se concretó en poco tiempo, y los Droms junto con la comunidad lograron traer de regreso a casa a todos su pequeños.
Luego de reunirse con los niños, la comunidad declaró ese día como “el día de la comunidad” para conmemorar y nunca olvidar que gracias a la participación y la unión de cada uno de sus miembros lograron traer de regreso a sus hijos. Para la celebración de ese día, organizaron un gran banquete, cada familia contribuyó con un plato de comida para compartir, y escogieron un pastel azul de arándanos como símbolo de la unidad, convirtiéndose este en el protagonista de esta fiesta debido a su color azul, y reinando en la mesa de cada familia cada vez que se conmemorara ese día. Se organizaron juegos deportivos para alimentar la solidaridad y la cooperación entre los habitantes, también sugirieron hacer un desfile y de esta manera esa celebración quedó fija en el calendario para conmemorar cada año el día de la unidad y de la solidaridad, y nunca olvidar que en la unión y en la cooperación están las soluciones de una comunidad .
El abuelo al terminar la historia le dijo a su nieto : “ Nosotros los humanos tenemos mucho que aprender de estos seres y dejar a un lado las diferencias, unirnos más y combatir el egoísmo, así los problemas que vemos inmensos se convertirán del tamaño de una hormiguita”.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.33 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

isadora 30

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información