Salud

CUIDA TUS PIES



CUIDA TUS PIES - Salud

Nuestros pies  nos acompañan en toda nuestra vida, están compuesto por huesos, articulaciones y músculos además de contar con circulación, vascular, nerviosa y linfática. Al igual que el resto de nuestro cuerpo, envejece y sus funciones, estructura y resistencia se ven alteradas por la degeneración fisiológica del organismo. Son responsables de nuestro desplazamiento, nos ayudan a mantenernos erectos y a sostener el equilibrio, pero en realidad hacen mucho más que eso, son, según la cultura oriental, micro mapas de nuestro cuerpo, reflejo de todos nuestros órganos y estructuras pues en ellos se reflejan puntos a distancia de todo nuestro ser, funciona más o menos como un control remoto, por ello es imperante la necesidad de cuidarlos, y protegerlos, para ello es  necesario tener en cuenta ciertas medidas que comparto a continuación.

Medidas para proteger nuestros pies en el verano

  1. Hidratar los pies: los pies sobre todo en meses de calor,están sometidos a altas temperaturas ya sea por un calzado cerrado o por una exposición prolongada a los rayos del sol, es algo que frecuentemente pasa por alto, pues en esas fechas solemos andar  con sandalias o descalzos en la playa, sin protección solar en esta área. Las cremas hidratantes, baños  frescos de agua  templada ayudan a mejorar la circulación sanguínea la que, por la gravedad  y el calor tiende a acumularse en las áreas de menos resistencia o se los pies,  provocando inflamación y deshidratación a este nivel, lo que se observa como  piel reseca y cuarteada en el área de los talones. ¿Solución?  Aplicar protección solar antes de salir a la calle y crema hidratante antes de dormir ayuda a evitar estas manifestaciones, baños frescos de agua templada, o con infusiones frescas de manzanilla y albaca
  2. Utilizar calzado adecuado: un calzado muy ancho o muy estrecho afecta la estructura del pie tanto a nivel de la piel como en el soporte óseo, por tanto, utilizar calzado de su talla especifica es imprescindible, preferiblemente con sujeción a los tobillos y frescos, pero amarres firmes a la suela, pues las sandalias endebles son causa de torceduras de talón. ¿Evitar quemaduras por fricción o calor s. Solución? Utilizar calzado de materiales que transmitan calor como el cuero, vinil o plásticas y de siliconas pues causan quemadura. Tratar que se ajusten lo más posible a la superficie del pie.
  3. Utilizar productos transpirantes: calcetines muy gruesos o de tela sintética dañan la piel de los pies y promueven su sudoración excesiva, dando lugar a la aparición de hongos. ¿Solución? Utilizar tejido que permita el intercambio entre el pie y el medio externo evitando así la concentración de calor en la parte interna del calzado.
  4. Mantener un buen corte de las uñas e higiene de los dedos y pliegues: las uñas de los pies deben cortarse con cuidado y regularidad pues son causales de abscesos por uñas encarnadas debido a un  mal corte o un crecimiento no regulado de la misma, y la correcta higiene evita la aparición de infecciones cutáneas en esta área, los pies son los órganos  más cercanos al suelo y por lo tanto en mayor contacto con las suciedades características del mismo, por lo tanto mantener la piel  en completa salud es  primera prioridad, pues es la primera barrera de protección del organismo. ¿Solución? Visitar regularmente salones de belleza con profesionales en podología.

Optar por tacones pequeños: el pie tiene una curvatura natural contra la que atentan los zapatos planos, y los tacones muy altos, esto causa dolores e inflamaciones que a largo plazo conllevan a trastornos irreversibles, tacones pequeños que sigan la curvatura natural del pie es la mejor opción para evitarlo

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

babyalayo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.