Sociedad

Danzón y son

Danzón y son - Sociedad

Ese fue el primer danzón tocado en Cuba; fue el 12 de agosto de 1877.

El danzón es un género musical que nace de la contradanza y el cinquillo.

En sus inicios lo interpretaron orquestas compuestas por violines, contrabajo, trombón, cornetín, clarinete, trompeta y güiro; este último marca el ritmo del género.

Se baila en parejas, el hombre imprime la fuerza y la mujer realiza las florituras, se baila en un espacio reducido.

Como autores importantes podemos citar a Miguel Faílde y Manuel Saumell, entre otros. Y entre los intérpretes más conocidos están: la Orquesta Belisario López, la Orquesta de Arcaño y sus Maravillas.

Después aparece, también en Cuba, el son; que se trata de una mezcla de ritmos africanos, españoles e indígenas.  El son se caracteriza por la repetición de una frase, de longitud variada y cantada a una sola voz.

El son se interpreta con trompeta, guitarra, bajo e instrumentos de percusión, como los bongos, las maracas, el güiro y las claves, entre otros.

Los autores más conocidos del son, en sus primeros años, son Miguel Matamoros, Sindo Garay y Rosendo Ruiz; también destacan Beny Moré, el trío Matamoros, el septeto Habanero, el Dúo Los Compadres y otros.

Actualmente se interpreta mezclado con otros ritmos, y entre las orquestas de más renombre están La original de Manzanillo, Juan Formell y los Van Van, Adalberto y su son, entre otras muchas.

Es un ritmo muy aceptado por la población y que se disfruta mucho por el público de cualquier edad.

Estas son las características de algunos de los instrumentos mencionados: 

Bongo: de percusión, de origen afrocubano, con sonido hueco y profundo. Fabricado en madera maciza o tablillas. Es una caja cónica o cilíndrica. Los bongos están emparejados y unidos horizontalmente por una barra o soporte, con la misma altura y diferente diámetro. Por encima se cierra con un parche de membrana o material plástico cuya tensión puede graduarse cuando los parches están atornillados. Se percuten golpeándose con los dedos o palmas de las manos o con baquetas. Se logran múltiples efectos y son muy utilizados en danzas y bailes populares latinoamericanos.

Maracas: sonajas musicales en número de dos. Tradicionalmente se fabricaron a partir de calabazas secas con judías o cuentas y un mango para sacudirlas. Se trata de una derivación del sonajero africano. Las modernas están hechas con plástico o madera. Son un componente primordial en las orquestas latinas, con la función de producir los ritmos característicos del son.

Güiro: instrumento de percusión de origen africano que pertenece al grupo de los raspadores. Es una especie de calabaza hueca, alargada y con estrías. Se raspa con una varilla metálica o con un peine. En el siglo XX algunos compositores como el ruso Ígor Stravinski y el francés Maurice Ravel lo han incorporado a la orquesta clásica.

Claves: también de percusión. Son dos pequeños bastones redondos de unos 10 cm de longitud, construidos con madera dura y maciza. Con sonido muy agudo al golpear un palo contra otro.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Omarmg

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.