Salud

Dark Souls y la Psicología (Pt.1)



Dark Souls y la Psicología (Pt.1) - Salud

En el mundo, casi la totalidad de nosotros sus habitantes, sufrimos o hemos pasado por una etapa en la cual caemos en una gran y muchas veces peligrosos momentos de depresión. De hecho, estudios demuestran que más del 80% de las personas, jóvenes en su mayoría, sufren de este terrible trastorno… muchos no lo demuestran, otros están demasiado ocupados como para darse cuenta de ello y otros, simplemente sufren en silencio, dentro de sí donde no pueden ser juzgados ni atacados.

Debido a esto, países como Nueva Zelanda invierte cada día en esta preocupante y a veces peligroso desorden mental.

Investigando un poco, me he dado cuenta que universidades como la de Auckland es uno de lo que se encuentran en el pináculo de la investigación sobre la psicología humana y como este se fe afectada, desarrollando tratamientos para atacar directamente este enemigo silencioso.

El equipo de investigación de la nombrada universidad en su constante evolución en tratamientos, decide crear formas interactivas con las que buscan captar la atención de sus pacientes de una forma más entretenida. Aquí nace el interés por este gran universo de los videojuegos, tales como hemos visto en títulos como los SIMS u otras entregas pocas reconocidas que se centraban en su mayoría por textos haciéndole realmente tediosas.

Pero para saber porque los videojuegos, tenemos que saber de qué se trata la depresión, que es ese enemigo silencioso que a veces nos hace pensar que la manera más fácil de acabar con “nuestro sufrimiento” es el suicidio.

Los síntomas más comunes van acompañados de:

– Una constante sensación de tristeza o falta de ánimos.

– Intolerancia e irritabilidad.

-Sentimientos de culpa.

-La vida pierde su sentido.

Nos damos cuenta de estos problemas cuando a penas y queremos despertar, no tenemos apetito, cero ánimos siquiera de saber quién está en casa o incluso no sentimos la necesidad de cosas tan básicas como ducharnos y cepillarnos, nuestro aseo diario nos parece poco relevante en nuestro día a día.

Aquí es donde entran los video juegos, uno en especial que aun con su temática realmente tétrica, obscura y… ¿depresiva? Sí, es llevarnos la contraria, pero al investigar un poco, podemos descubrir grandes testimonios sobre personas que estando en lo más profundo de sus tristezas, lograron conseguir nuevamente la motivación a medida que avanzaban.

Sabiendo esto, nos transportaremos al mundo de Dark Souls: Situado en el mundo Ficticio de Lordran donde tomaremos el papel de un personaje humano no-muerto que ha sido elegido para realizar el peregrinaje para descubrir del “destino de los no-muertos”

cada segundo que pasamos dentro de este mundo, vamos descubriendo la historia de esta enorme ciudad envuelta en oscuridad, cada objeto, cada personaje con el que conversamos, cada enemigo, nos va contando piezas sobre qué fue lo que hizo sucumbir a dicha oscuridad, el juego nos obliga a indagar paso a paso los secretos por los cuales todo está pasando. La principal característica de este juego es el cómo nos demuestra lo frágiles que somos, lo fácil que somos de “destruir” por nuestros enemigos y nuestro entorno, pero peor aún, con cada muerte, nos damos cuenta que somos un alma condenada a no morir de forma definitiva y nos forzara a buscar nuevas formas de vencer a nuestros enemigos.

¿Porque si es un juego en el que hasta por el simple hecho de respirar moriré es una especie de terapia?

Bien… mientras que en otros videojuegos a la tercera o cuarta muerte seguida decidimos irnos a dormir con nuestra cabeza caliente, ¿pero porque en Dark Souls esto no pasa? ¿Porque con cada muerte nos sentimos mucho más motivados? Aquí la respuesta:

Uno está motivado porque el Videojuego está diseñado para satisfacer las necesidades psicológica, una de ellas es:

  • La teoría de la Autodeterminación

Sabemos que todos tenemos necesidades fisiológicas como comer, dormir, incluso el tener intimidad. Pero pocos sabemos sobre las necesidades psicológicas. Cuando hablamos de “Motivación”, se nos viene en mente la cantidad de motivación cuando en realidad lo más importante es la calidad de esta motivación.

Hay 2 tipos muy claros.

Extrínseca: la cual la tenemos cuando nos sentimos obligado o cuartado. Un ejemplo clásico de esto es en el que nuestras madres nos “ofrecían” una paliza si no terminamos de comer o no terminamos de hacer los deberes, en esos casos por arte de magia nos sentíamos muy motivados.

Intrínseca: en este estado, hacemos todo lo que hacemos porque de verdad nos sentimos motivados… estamos horas y horas frente algo y hasta no superarlo no nos rendimos, es como una meta auto planteada que no nos deja dormir ni sentirnos bien con nosotros mismos.

Este es un ejemplo claro de cómo nos sentimos al jugar por muchas horas, perdemos la noción del tiempo. No nos alimentamos, nos despiden del empleo y nuestra mujer nos abandona, quedándonos totalmente solos….

La motivación intrínseca es la razón por la cual seguimos perseverando a pesar de los miles de muertes y mandos de Xbox One destruidos, la motivación intrínseca es más fuerte que la frustración y en algunos casos, la depresión.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

abyss041

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.