Literatura

Datos curiosos que probablemente te has preguntado

Patrocinado


Datos curiosos que probablemente te has preguntado - Literatura

Cuando éramos apenas unos niños, probablemente hayamos preguntado tanto que un día, ante aquella curiosa insistencia, nuestros padres optaron por callarnos, por hacer de una vez por todas que el silencio y la ‘paz’ reinaran de nuevo. Y es que de las 437 preguntas que, en promedio, hace un niño de 4 años al día, ¿cuántas no quedaron sin respuesta?

A continuación se presentan algunas cuestiones que, por mucho que se te hagan muy familiares, quizá sabrás la respuesta solo de una u otra.

 

¿Por qué el agua del mar es salada? 

La sal del mar proviene de las rocas disueltas y de algunos materiales que arrastran los ríos que desembocan en el mar.

 

¿Dónde va el agua de la lluvia?

Cuando el calor es muy intenso el agua se evapora en seguida, pero casi siempre penetra en el suelo y desaparece en la tierra formando las fuentes de agua.

 

¿Por qué se ve el aliento salir de nuestra boca cuando hace frío?

Cuando respiramos expulsamos vapor de agua. Normalmente no se ve, pero cuando hace frío este vapor se transforma en pequeñas gotas de agua que parecen humo.

 

¿Duermen los peces?

Los peces reposan en el fondo de los ríos, de los mares o de los acuarios; no nos enteramos si duermen de verdad porque no tienen párpados: “Duermen con los ojos abiertos”.

 

¿Por qué algunos árboles conservan sus hojas en el invierno?

 El abeto, la hiedra y el acebo no pierden sus hojas en invierno porque la savia continúa circulando por ellas durante las estaciones frías.

 

¿Por qué escriben los bolígrafos?

Cuando se frota sobre el papel, la pequeña bola que hay en la punta del bolígrafo da vueltas y se va mojando en la tinta que se encuentra en el interior.

 

¿Por qué las golondrinas vuelven cada año al mismo nido?

La golondrina tiene un sentido de la orientación que nos asombra y que no podemos explicarnos, puesto que no sabemos lo que ocurre en su cabeza; es maravilloso que después de un viaje de varios miles de kilómetros, encuentre su nido.

 

¿Por qué las gallinas no se caen cuando duermen?

Las gallinas, como las otras aves, tienen la necesidad de encaramarse para dormir. Tienen un sentido instintivo del equilibrio. Adoptan una posición tal que el peso de su cuerpo queda repartido a una y otra parte de la barra, donde están encaramadas.

 

Y tú… ¿Conocías de antemano estos datos curiosos? ¡Cuéntanos!


4.80 - 5 votos

Patrocinado

Acerca del autor

kevortiz10

1 comentario

Deja un comentario