Historia

David y su fe de Gigante

David y su fe de Gigante - Historia

Hay zapatos que quedan grandes y no precisamente son los de Goliat, realmente me refiero a los zapatos de David, el solo hecho de imaginar un gigante robusto y guerrero en frente de mí, me pone a pensar, y mucho más si yo no soy ni tan siquiera guerrero, solo un simple pastor de ovejas, seria irónico decir venceré a ese gigante, pero ese soy yo, y créanme que tengo mucha fe, pero creo que no tan gigante como la de David, solo imaginemos el escenario que vivió en ese momento, el siendo el único valiente que se atrevió a aceptar el desafío de Goliat, un sanguinario gigante al cual no hubo nadie más que se atreviera a enfrentar, pero David dio un paso al frente y encaro con valentía el desafío, porque Goliat era gigante, pero David estaba seguro que Dios era mucho más grande que Goliat y así lo demostró con valentía y con coraje con su fe puesta en Dios en todo momento y muy seguro de obtener la victoria, porque no hablamos de un David que dudo, hablamos de un David que sabía perfectamente que vencería, compararía a la fe de David, hoy en día, con una persona que tenga cáncer y diga rotundamente yo venceré al cáncer y al final que así lo haga, es un ejemplo pequeño que me cabe mencionar, porque de esto para lo que paso en ese momento en medio de una guerra creo que hay que tener más que fe, hay que tener mínimo una fe de Gigante y mucho más que ello a un Dios mostrado en espíritu santo que lo empuje a uno con coraje hacia la batalla, porque si David no dudo, es porque siempre sintió a Dios a su lado, no veo otra manera, porque la fe es fe, pero la seguridad con la que acepto el desafío, eso es mucho más que Fe…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Josue Aguilar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.