Sociedad

“de Cenicientas A Princesas”

“de Cenicientas A Princesas” - Sociedad

De niña vivía en un pequeño pueblo que se formó gracias a la industria carbonífera y cuyos dueños eran ingleses, quienes se encargaron de darle ese toque peculiar inglés  especialmente en la arquitectura, supongo que  para sentirse más cerca de casa.

Como un remoto paraíso inglés solamente faltaba ese toque real que sólo  la monarquía puede entregar, así es que de pronto fue anunciado a grandes voces que la princesa Margarita nos visitaría,  hospedandose en la majestuosa  casa de huéspedes construida especialmente para visitantes ilustres.

Yo tenía alrededor de cinco años y cuando recibí la noticia me sentía tan emocionada, por fin tendría la oportunidad de conocer una princesa de la vida real.

La espera fue extenuante, muchas personas se habían agolpado por ambos lados del camino que conducía a aquel lugar, yo acompañada de mis padres solo podía ver a quienes estaban delante nuestro, hasta que comencé a escuchar una algarabía, ¡ ahí viene- ahí viene!..entonces mi padre me alzó en sus brazos y me acomodó sobre sus hombros….solo vi algunos autos pasar, pero me llamaba la atención ver a todas aquellas personas saludando con sus manos.

Al llegar a casa escuche a mi madre especialmente comentando lo emocionante que había sido ver a la princesa…-cual princesa pregunté, la princesa Margarita respondió ella….yo confusa trataba de pensar en qué momento ella había estado delante nuestro que yo no la había visto….en el auto hija, ella iba en el auto….

Ese día mi desilusión fue extrema, porque esperaba la llegada de una carroza tirada por corceles y en ella una majestuosa mujer con ropajes de seda y encajes de colores suaves y pelo largo ondeado y  de una celestial belleza.

Ese día perdí la magia, al menos en cuanto a princesas se trataba.

Al crecer y comenzar a leer acerca de la realeza, de sus costumbres su siutiquería y de sus miserables vidas , digo miserables porque vivir encerrados cumpliendo protocolos estériles sin trascender y sin tener la intención de heredar importantes legados a la humanidad, excepto el de su diario quehacer los  que son aprovechados y explotados por la prensa para que sean leídos mientras esperamos  en alguna peluquería. Es lamentable el desperdicio de sus días, en especial conociendo el poder que tienen y en las muchas cosas importantes que podrían abordar si así lo quisieran.

Podría decir que la única que tuvo alguna relevancia fue Isabel la Católica al desprenderse de sus joyas para que Colón hiciera su viaje a descubrir a América, o tal vez solo lo hizo para que este genovés dejara de acosarla con sus súplicas.

En fin, en el último tiempo hemos visto como muchas plebeyas se han ido emparentando con la nobleza, es el caso de Máxima de Luxemburgo quien tiene un Master en economía, Letizia de España, periodista, Elizabeth Middleton historiadora de arte, pero desconozco si alguna vez se tituló y si se desempeño en aquello, como ellas hay varias más.

En lo personal  pienso  que algunas de ellas podrían haber brillado con luz propia incluso llevando vidas menos tormentosas al encontrarse ahora sumidas en el seno de familias arcaicas y aburridas, cuyo único objetivo es la de saber cómo llevar el sombrero adecuado en el momento adecuado.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ulma

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información