Viajes y ocio

De Paseo Por Limoges

De Paseo Por Limoges - Viajes y ocio

En el viaje que hice durante julio y agosto para asistir a un evento vikingo de recreación histórica que tiene lugar en la isla polaca de Wolin, ya que íbamos en coche decidimos aprovechar para ir haciendo paradas por el camino, y de paso algo de turismo. Nuestra primera etapa fue la más larga de todo el recorrido, con algo más de 900 kilómetros, y la parada la hicimos en la ciudad francesa de Limoges, que además de ser la capital de la región de Lemosín es también muy conocida por su porcelana y por ser uno de los puntos del Camino de Santiago.

Llegamos allí a primera hora de la tarde y nos dirigimos al apartamento que habíamos reservado; una vez que soltamos el coche y nos instalamos un poco nos fuimos caminando hacia el centro, que se encontraba a un par de kilómetros de nuestra “casa”, al otro lado del río Vienne. Por cierto, nosotros llegamos en coche pero si se llega en tren, lo primero que se verá en Limoges es su estación central de ferrocarril (Bénédictins), que ya por sí sola se merece una visita y que además está muy cerca del casco histórico.

El monumento más conocido de la ciudad es su catedral, situada en la parte más alta y uno de los pocos edificios de estilo gótico que se pueden ver en esta zona de Francia. Sin embargo resulta muy curiosa, porque a pesar de ser gótica conserva el campanario, de origen románico, y cuya unión al edificio principal, ya en el siglo XIX, dio por finalizadas las obras de construcción.

Resulta muy interesante observar el edificio porque en él se aprecian perfectamente los contrastes entre estilos arquitectónicos, desde la sencillez de su torre hasta los elaborados motivos de la portada de San Juan, de mediados del siglo XVI, que se encuentra en su fachada principal y que me recordó un poco a la de la catedral de Orleans. Y ya que estamos por aquí, lo suyo es dar una vuelta por toda el área que rodea a este edificio, un jardín botánico que además de albergar numerosas especies vegetales es un sitio ideal para hacer un alto en el camino y sentarse un rato en alguno de los bancos dispuestos en la zona, o incluso como vimos en varias ocasiones hacer a la gente de allí, refrescarse los pies en alguna de las fuentes.

Estos jardines pertenecieron en su día al obispado, y en la actualidad se puede acceder a ellos libremente.

También junto a la catedral hay un par de edificios curiosos; uno de ellos es el museo municipal, y el otro la ciudad de artes y oficios, que se encuentra situada en lo que antiguamente eran las casas de los canónigos de la catedral. Por supuesto, los dos se pueden visitar.

Si tienes tiempo y te apetece ver otros museos, aquí mismo está el de la Resistencia, dedicado a la época en la que Francia fue ocupada por los nazis; precisamente al norte de Limoges se encuentra la zona en la que tuvo lugar la batalla del Somme, una de las más importantes de la Segunda Guerra Mundial, y que atravesamos con el coche al día siguiente.

Otro lugar de lo más curioso es el museo de la Boucherie (carnicería), que se localiza en la zona de la ciudad medieval que en aquella época ocupaba este gremio. Y en esta misma zona es en la que podremos adentrarnos ya de lleno en el “laberinto” de calles del casco antiguo, con prácticamente todas sus casas decorando sus fachadas con unos entramados de madera muy característicos. Si te gusta pasear sin rumbo y descubrir rincones nuevos a cada paso, el casco histórico de Limoges es el sitio ideal para ti, y es que sólo al centro se le podrían dedicar horas y horas de recorrido. Nosotros no teníamos tanto tiempo, pero sí pudimos darnos una vuelta por la zona antes de recogernos para seguir rumbo a Polonia a la mañana siguiente.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

esperedondo

3 comentarios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información