Medio Ambiente

Deforestación en España – ¿Realidad?

Patrocinado


deforestación en España

Parece una semana con bastante inquietud. Ha llegado el Brexit, tenemos la incertidumbre electoral, sube la de la prima de riesgo… Sin embargo, por algún motivo me he levantado optimista. Vamos a hablar por lo tanto de los buenos datos acerca de la deforestación en España.

¿Realmente aumenta la deforestación en España?

Así que, en lugar de hablar de las habituales malas noticias en ecología, hoy tocaremos un elemento positivo. Y es que la masa forestal a nivel mundial, y especialmente en España, está recuperando terreno a gran velocidad.

En efecto, según la Sociedad Española de Ciencias Forestales, en España hay alrededor de 18.000 millones de árboles. Esto supone un aumento del 150% en los últimos 30 años, desde 7.000 millones. Según este mismo estudio, la formación neta es de unos 300 millones de árboles nuevos cada año. Con lo cual, la famosa deforestación en España, lejos de ser real está yendo en dirección inversa.

Sin duda, esto contrasta con habitual visión catastrofista de la situación de los bosques en España. Es cierto que el continente europeo tiene la mayor huella ecológica del mundo. Esto se debe, principalmente, al fuerte desarrollo agrario, la utilización de la madera para la construcción durante milenios, y también la revolución industrial de los últimos dos siglos. Sin embargo, es igualmente cierto que ese impacto ha tocado fondo desde hace décadas.

Y es que, concretamente España, es el país del mundo que más árboles crea después de China (y compárense sus dimensiones), por delante de EEUU, Canadá o Brasil.

¿Cuáles son las causas de esta recuperación?

Varias son las causas que han afectado a esta recuperación. Por un lado, ha disminuido la superficie dedicada a la agricultura y la ganadería, permitiendo que los árboles ganen terreno.

Otro de los argumentos es la recuperación de superficie quemada. El drástico aumento de incendios en los últimos 30 años sí tiene como consecuencia obviamente, una reducción de la superficie en el corto plazo. Sin embargo, al tomar plazos de 40 o 50 años, su impacto es mínimo o incluso positivo. Y es que el suelo que queda tras un incendio es extremadamente fértil, y favorece la aparición de nuevos bosques. Además, con especies con un requerimiento de nutrientes mayor, como lo son la encina o el roble, en lugar de otras, como el eucalipto, que tienden a empobrecer la tierra.

Por otro lado, hay que añadir que las diferentes políticas activas de los gobiernos para aumentar la superficie forestal han tenido un impacto extremadamente limitado. La plantación de árboles es extremadamente cara en comparación con, sencillamente, dejar a la naturaleza actuar. Como ejemplo, el anterior Gobierno creó un proyecto para plantar 45 millones de árboles en 3 años por 90 millones de euros anuales. Claramente, el resultado es insignificante comparado con el crecimiento natural gratuito de casi 300 millones de árboles anuales.

Además, también hay que considerar que el aumento de CO2 genera un aumento en el número de plantas. En efecto, según la Boston University, la superficie verde del planeta ha aumentado en 18 millones km2 en 30 años. Esto es aproximadamente dos veces el tamaño de EEUU. Con el aumento de niveles de CO2 las plantas generan más azúcar en la fotosíntesis. Esto las hace más fuertes, con mayor capacidad para reproducirse.

 

medio ambiente noticias crecimiento masa forestal

Tampoco lancemos las campanas al vuelo

Es importante mencionar que diversos estudios muestran que las plantas se acaban adaptando a los mayores niveles de CO2. Esto puede tener como efecto futuro una desaceleración en este aumento de superficie.

Y sí, la deforestación en España y en el mundo ha bajado. Pero que quede claro que con esto no obviamos el resto de efectos perniciosos que tiene el aumento del CO2. Hablo del aumento descontrolado de las temperaturas medias, del deshielo, de la reducción de superficie terrestre o de la extinción de miles especies.

Pero también, como digo, querría de vez en cuando lanzar una noticia positiva en materia ecológica para empezar mi colaboración con NoCreasNada con un artículo positivo. Sin embargo, preparaos, porque la semana que viene entraré en un análisis de diversos estudios sobre el efecto de la acción humana en el cambio climático, que aparte del efecto descrito arriba, muy poco tiene de esperanzador.

Echad mientras tanto un vistazo a mi nuevo artículo acerca del cambio climático visto desde un punto de vista diferente. Mientras tanto, ¡Disfrutad del fin de semana!

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Francisco García

1 comentario

Deja un comentario